Menu



Pues, por obvio que esto parezca lo entendí hasta hace unos días y les cuento cómo y por qué.

Yo soy yo ¿suena muy lógico verdad?
Talentos Trabajando


Por: Daniela Sandí Torres. | Fuente: Catholic.net



A finales de noviembre la psicóloga de la Sede, me comentó acerca del Programa de Liderazgo que tiene la U, me contó un poquito de lo que trataba y me preguntó si me gustaría participar. Para ser sincera tenía miedo, porque a este programa van estudiantes de toda la U, personas que no conocía, y ya solo eso me hacía dudar, pero bueno, parafraseando a García Márquez, con miedo y todo le dije que sí porque después me podía arrepentir si le decía que no.

El Programa consta de 4 módulos, el martes 30 de enero empezó el primer módulo, era de dos días en el Campamento San Fernando en Heredia; si alguien conoce el lugar entenderá la maravilla que pude haber vivido ahí.

No voy a contarles exactamente lo que se habla en el Módulo I porque sería como hacerles “spoiler”. Pero sí les quiero contar sobre lo que viví, a nivel personal, porque fue increíble.

Este campamento fue algo así como una clase intensiva sobre mí, sobre quién fui, quién soy y en definitiva sobre quién quiero llegar a ser.

Durante dos días me desconecté del mundo, de la bulla del mundo y estaba en la concentración en medio de la naturaleza, del viento bajo los pinos, estaba conmigo y tenía que aprender de eso. Nunca pensé que dos días así conmigo misma, podía hacerme tan bien.



Aprendí que puedo y debo manejar mis emociones. Aprendí que soy quién soy, no por arte de magia, sino por mis raíces, por mi pasado; hoy ya no me arrepiento de mi pasado y no lo veo con desprecio, porque ha sido una serie de experiencias y aprendizajes.

Sé también que mis defectos y mis debilidades no me definen, al contrario, puedo mejorarlas y trabajar para ser mi mejor versión; ahora las veo como oportunidades de mejora.

Yo soy yo, sí, sin filtros, sin buscar encajar; yo soy yo, sin prejuicios y sin miedos; yo soy yo, con un pasado que no me define para siempre pero que sé es mi raíz y  que me falta mucho por escarbar, por descubrir;  yo soy yo, con un presente que vivo intensamente, pero en donde también debo seguir trabajando; yo soy yo, con un futuro que anhelo.

Ahora sé con claridad que puedo y que debo dejar una huella positiva, que nací para dejar huella, que nací para ser líder.

Y por último, pero sin ser menos importante; en estos dos días de campamento conocí gente increíble, sobretodo compartí con mi grupo de trabajo, el equipo rojo; conformado por chiquillos maravillosos y por un facilitador demasiado carga que nos guió, nos daba espacio para divertirnos pero que también nos hacía analizar lo que sucedía.



 

A: Meli C,  Meli M, Moni, Gabriel, Jordan, Ale, Marco y Coghy; los llevo en mi corazón, ahora son parte de mi historia, no pudieron llegar en un mejor momento; les deseo lo mejor del mundo, sé que así como dejaron huella en mi vida lo seguirán haciendo con otras personas, porque ustedes son líderes, y sé que lograrán todo lo que se propongan.

Espero verlos en los próximos módulos, espero aprender más de ustedes y también ser capaz de aportarles a ustedes; espero topármelos en la vida.

El miedo ya no me puede vencer; ahora YO venzo al miedo; porque YO SOY YO.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!