Menu


Cómo evitar el aborto desde la raíz
Si empezamos desde la raíz, no habrá necesidad de llegar a terminar con una vida inocente


Por: Francisco Mario Morales | Fuente: Catholic.net



Al tratar el tema del aborto empezamos a buscar “soluciones”, paliativos que pueden encubrir o disimular el verdadero origen del problema. Buscamos desde los frutos, las ramas o el tronco, como ejemplo: “la juventud” y “la sociedad”. ¿Por qué no empezamos a buscar la solución del problema desde la raíz? Las consecuencias ya todos las conocemos.

Busquemos el verdadero origen,  la raíz del problema está en los médicos abortistas que ejercen en forma totalmente contradictoria al juramento hipocrático que hicieron en el momento de recibirse, que les obliga a la defensa de la vida y solo se dedican a obtener ganancias deshonestas llenándose los bolsillos; en fármacos abortivos, pastillas abortivas, las “Plan B” (la del día siguiente), elaborados por laboratorios que han hecho un emporio económico junto con los gobiernos abortistas con leyes que solamente  plantean su despenalización, las instituciones abortistas, la “educación sexual” en las escuelas, la ideología de género…y la falta de una preventiva educación sexual en familia.

Si los laboratorios no hubieran creado un sinfín de medios anticonceptivos, dando facilidad a muchas adolescentes y mujeres irresponsables, estaríamos seguros que la mujer tendría relaciones sexuales en forma responsable en su momento y estado, sin experiencias prematuras promiscuas, el placer por el placer y la infidelidad por gusto o por venganza.

 La sexualidad no solo son órganos y biología de reproducción. La sexualidad afecta a toda nuestra vida y no solo a una parte de ella, a un órgano o a un deseo particular. “La sexualidad es un elemento básico de la personalidad, un modo propio de ser, de manifestarse, de comunicarse con los otros, de sentir, expresar y vivir el amor humano” (Sexualidad humana: Verdad y significado 10.) “La sexualidad caracteriza al hombre y a la mujer no sólo en el plano físico, sino también en psicológico y espiritual con su huella consiguiente en todas sus manifestaciones.”  (Sexualidad humana: Verdad y significado 13) (“Orientaciones educativas en familia” Pontificio Consejo para la Familia)

Si empezamos desde la raíz, no habrá necesidad de llegar a terminar con una vida inocente. Tenemos que educar sexualmente a nuestros hijos, si los formamos y educamos sobre una correcta sexualidad, el respeto al ser humano y dejamos de un lado el tabú al hablar sobre sexualidad con nuestros hijos, a edad correcta, vamos a evitar embarazos no deseados de una forma correcta. En la sociedad es muy fácil excusar, señalar y “justificar” el aborto de una adolescente, pero ¿por qué no hacer más fácil, aun el educar a nuestros hijos en cuanto a la sexualidad? (Ale bc)

Nosotros…la sociedad, buscamos la forma de quitarle responsabilidad a una mujer de ser madre en un momento no adecuado para ella. Pero ¿Por qué no lo fue al tratar de evitar tener relaciones solo por “gusto” “diversión”, por curiosidad e imitación o simple deseo, porque no ser responsable para tener un hijo también? Así lo mismo para el hombre.

Sin embargo, hay personas que no están a favor, pero tampoco en contra del aborto, porque creen que hay situaciones en que una mujer busca el aborto como resultado de una violación…una situación por la cual ninguna mujer quiere pasar

Sabemos que hay otras opciones, entre ellas la adopción, pero ¿por qué una mujer que pasa por una situación así debe pasar también por la experiencia del embarazo cuando ella no lo busco ni lo deseaba? Muchas de estas mujeres o en el peor de los casos, niñas son abusadas por alguien de su núcleo familiar…pero ¿Dónde estaban los papás del violador? ¿Cómo puede un padre de familia identificar los patrones de un hijo violador? ¿Qué tanta es la responsabilidad en la formación de padres de un violador? Los hijos aprenden más de lo que ven que de lo que escuchan.
Para muchos especialistas, una persona que decide violar a otra no es alguien “obsesionado” por el sexo ni busca la violación para procurarse placer sexual. Si viola, si apunta, es porque ese acto representa para él la forma más acabada de sentir sobre otro el poder de una dominación física total y de una humillación psicológica extrema. Por eso, se explica, para el violador suele ser fundamental que la persona abusada esté siempre indefensa. (Fuente Mdozol.com y diario el día.)

Según la psicóloga Laura Mariani, los estudios realizados sobre los violadores seriales han demostrado que “suelen tener como característica en común una personalidad psicopática de base. Provienen en general de familias con serias fallas de crianza y en algunos casos, ellos mismos han sido violados cuando eran pequeños”.

Las palabras de la especialista encuentran eco en el estudio realizado por Eva Sánz, dado que en el mismo se indica que los detenidos consultados tenían en común haber padecido alguna forma de maltrato infantil.  Padres y/o cuidadores víctimas de violencia conyugal; padres y/o cuidadores con adicción al alcohol; una asociación de desempleo con bajos recursos económicos para la satisfacción de sus necesidades básicas; haber presenciado violencia; y haber sido sometidos a abusos físicos, emocionales y sexuales entre los 6 y los 14 años.

Los efectos

Entre ellos, miedos, compulsividad, hiperactividad, fobias, introversión, culpabilidad, depresión, cambios de humor, ideas de suicidio, fatiga, pérdida del apetito, dolencias corporales, cambios en los hábitos del sueño y comida, hostilidad, desconfianza, inhibición sexual, masturbación compulsiva y problemas escolares, como los síntomas más frecuentes.

El perfil del psicópata sexual

El libro de Carlos Parma ofrece un apartado preparado por el Lic. Esteban Lupiáñez, dedicado a la “Identificación de rasgos psicopáticos en agresores sexuales”. Aunque autores como Kalichman sostuvieron en los años 90 que “no hay un perfil psicológico determinado de los delincuentes sexuales” y que “justamente se caracterizan por su heterogeneidad”, Lupiáñez ofrece puntos principales que los caracteriza, creados por el canadiense Robert Hale, de la Universidad de Vancouver.

- Locuacidad, encanto superficial.
- Sentido grandioso del valor del Yo.
- Necesidad de estimulación. Propensión al aburrimiento.
- Mentiras patológicas.
- Dirección y manipulación de la conducta.
- Bajo nivel de remordimiento o culpa. 
- Afectos superficiales.
- Endurecido. Falta de empatía.
- Estilo de vida parásito.
- Pobre control conductual.
- Conducta sexual promiscua.
- Impulsividad.
- Irresponsabilidad.
- Fallas para aceptar la responsabilidad por sus propios actos.
- Muchas relaciones maritales cortas

El resto de las características tiene que ver con personas acostumbradas a estar privadas de libertad o a delinquir de manera corriente. (Fuente Mdozol.com y diario el día.)

El aborto: Una solución o… ¿un problema?

El principal problema en aducir que el aborto es la solución a una violación es que no hay relación directa entre la acción a tomar y la raíz del problema, así que sólo se perpetúa la violencia y garantiza a inmunidad del delincuente. La solución radica en la formación en familia (padres e hijos) y medidas que aspiren a reducir la violencia sexual en niñas y mujeres, en propagar la cultura de la legalidad y de la vida, en donde se enseñe que la vida y la libertad, así como el respeto muto, como principios rectores, son uno necesario para el otro. De ahí que no podemos pretender reclamar el “derecho” a disponer de “nuestro” cuerpo cuando es un cuerpo totalmente diferente pero biológicamente equiparable el que se encuentra dentro. (Ale bc)

¿Debe un bebé ser ejecutado por el crimen que cometió su padre?

Así pues, es innegable que el aborto no elimina el dolor físico y psíquico de una violación, sino lo agrega. Hay que ser claros. Esto es un engaño. Supone un aborto “sentimental”, que de ser permitido, haría que cualquier unión, hasta aquellas consensuadas, puedan ser motivo de aborto.

La solución, de nuevo, es la lucha contra la violencia y en virtud de la dignidad de la mujer y de la persona. Es la defensa de la vida, porque eliminar las violaciones defienden la vida de la mujer, y el aborto no. Es entender que sin libertad no hay vida, sin vida no hay libertad. ( Jgalvez 13 octubre, 2016)

Sí se destruye la dignidad de la mujer, se destruye a la humanidad y a la familia. Tenemos que defender hoy y siempre la vida y la dignidad de TODO ser humano.

Dejemos de usar al ser humano como objeto de uso desechable (úsese y deséchese)





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!