Menu



15 de junio de 2019

Pureza de intención
Santo Evangelio según San Mateo 5, 33-37. Sábado X del tiempo ordinario


Por: H. Kevin Alexis Franco López, L.C | Fuente: www.somosrc.mx



En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Cristo, Rey nuestro. ¡Venga tu Reino!

Oración preparatoria (para ponerme en presencia de Dios)

Señor, vengo ante Ti para pasar este momento de oración en tu presencia. Quiero estar contigo. Necesito de Ti. Dame la gracia de conocerte un poco más en esta oración. Ayúdame a ser una persona honesta y con pureza de intención.

Evangelio del día (para orientar tu meditación)
Del santo Evangelio según san Mateo 5, 33-37

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Han oído ustedes que se dijo a los antiguos: No jurarás en falso y le cumplirás al Señor lo que le hayas prometido con juramento. Pero yo les digo: No juren de ninguna manera, ni por el cielo, que es trono de Dios; ni por la tierra, porque es donde él pone los pies; ni por Jerusalén, que es la ciudad del gran Rey.

Tampoco jures por tu cabeza, porque no puedes hacer blanco o negro uno solo de tus cabellos. Digan simplemente sí, cuando es sí; y no, cuando es no. Lo que se diga de más, viene del maligno”.

Palabra del Señor.


Medita lo que Dios te dice en el Evangelio

En el Evangelio de hoy se nos habla claramente de no jurar, ni por el cielo, ni por la tierra, ni mucho menos por Dios mismo. Puede pasar que, en ocasiones, se nos presenta la oportunidad de jurar por algo en una determinada circunstancia, solamente para librarnos de algo, como un regaño, o porque queremos dejar bien claro alguna cosa. Hoy el Señor nos habla y dice: «hijo/a es momento de llamar las cosas por su nombre y vivir en una constante pureza de intención.» La pureza de intención se va viviendo en el día con día, haciendo, sobre todo, ese ejercicio de sinceridad en medio de las dificultades. Lo que ayuda es pensar que Dios lo ve todo y que ve nuestra pureza de intención, sólo que es obvio que depende de cada uno de nosotros.

«La enseñanza que Jesús nos da hoy nos ayuda a recobrar lo que es esencial en nuestras vidas y favorece una relación concreta y cotidiana con Dios. Hermanos y hermanas, las balanzas del Señor son diferentes a las nuestras. Pesa de manera diferente a las personas y sus gestos: Dios no mide la cantidad sino la calidad, escruta el corazón, mira la pureza de las intenciones.»
(Homilía de S.S. Francisco, 11 de noviembre de 2018).


Diálogo con Cristo

Ésta es la parte más importante de tu oración, disponte a platicar con mucho amor con Aquel que te ama.

Dios mío, ayúdame a ser una persona que sepa vivir en una pureza de intención. Te pido por esas personas que se han habituado a mentir y jurar en vano.

Propósito

Proponte uno personal. El que más amor implique en respuesta al Amado… o, si crees que es lo que Dios te pide, vive lo que se te sugiere a continuación.

En esta semana, o lo que queda de ella, haré ese ejercicio de pureza de intención. En los momentos en que me sienta tentado a jurar en vano pediré la intercesión de la Santísima Virgen María, ella que supo llevar su vida en una constante pureza de intención.

Despedida

Te damos gracias, Señor, por todos tus beneficios, a Ti que vives y reinas por los siglos de los siglos.

Amén.

¡Cristo, Rey nuestro!
¡Venga tu Reino!

Virgen prudentísima, María, Madre de la Iglesia.
Ruega por nosotros.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!