Menu


Autopistas de la información al servicio de la catolicidad
La globalidad es patrimonio de cultura cristiana


Por: Javier Ordovàs | Fuente: Catholic.net



“Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura” (Mc 16-15). Los primeros cristianos entendieron muy bien desde el principio ese carácter universal, católico, del mensaje de Cristo. Por eso, a lo largo de los siglos la Iglesia se ha ido expandiendo por todos los rincones del mundo.

La catolicidad, la universalidad, es una de las cuatro notas que definen y distinguen a la Iglesia Católica de otras iglesias cristianas.

La cultura de la globalidad es cultura cristiana, no nos ha sorprendido porque ya veníamos practicándola desde hace más de veinte siglos. Desde entonces sabemos que formamos parte y estamos unidos a la gran familia humana de todos los hombres, hijos de Dios, y, con una unión todavía más fuerte, con los bautizados de todas las razas y lugares.

No hemos aprendido la fraternidad universal de la revolución francesa, sino de Cristo, dieciocho siglos antes. La globalidad de las comunicaciones ha venido a apoyar, como herramienta, esa cultura universal, propia de los cristianos.

En las últimas décadas, de profundos cambios en las técnicas y cultura de la comunicación, la Iglesia ha sabido adaptarse. Los últimos Papas han sido verdaderos líderes en el uso de los medios de comunicación para transmitir, comunicar, el mensaje de Jesucristo a la humanidad.



En el siguiente escalón, los obispados y Conferencias Episcopales están haciendo un enorme esfuerzo de actualización y su presencia en la opinión pública es cada día mayor. Sus oficinas de prensa se están profesionalizando y llevan más la iniciativa en la información sobre la Iglesia, universal y local.

Es notable la fuerza de muchos medios de comunicación propios de la Iglesia (tv, prensa, radio) y se va notando la actividad de profesionales tan necesaria para inundar de noticias vivas e interesantes, del ámbito católico, a los medios de comunicación que tanto distorsionan la verdad.

En la red hay más de 250.000 sitios cristianos con iniciativas de personas e instituciones católicas.

Actualmente ya hay muchos fieles activos que, con iniciativa  siguen y difunden, sobre todo en las redes, la vida y actividades de la Iglesia, del Papa y del mundo católico.

Las parroquias nos conectan a la Iglesia Universal



Dentro de la formación que reciben los sacerdotes en el seminario se incluye  la apertura a la evolución de la cultura social y el amor a lo universal. Este espíritu lo mantienen mientras se encuentran inmersos en las múltiples actividades parroquiales y diocesanas.

Es admirable ver la actividad de sacerdotes y párrocos que tienen que multiplicarse para asistir a reuniones, actividades y atender una cantidad de fieles que les desborda y les busca para resolver sus problemas.

La preocupación por lo local, lo inmediato, puede hacer perder la visión universal, católica, además de desaprovechar las experiencias y ejemplos de católicos por todo el mundo, que pueden dar a las predicaciones mayor viveza y actualidad.

A toda esa desbordante actividad, los párrocos y sacerdotes ahora añaden la constante puesta al día en información y modos de transmitir la fe, acudiendo a las enormes fuentes de contenidos y noticias que la Iglesia Universal genera cada día.

Los católicos de “misa dominical” que, en muchos casos no buscan la información en la red, necesitan que la parroquia les conecte con la Iglesia Universal, su vida, sus actividades, los mensajes comunicativos del Papa…

Ya hay muchas iniciativas oficiales y privadas de apoyo al sacerdote en este ámbito.  Un ejemplo es el Centro RIIAL Guadalupe (CRG) que ha cumplido 14 años de fundación, tiempo durante el cual han ayudado a escuelas, parroquias y diócesis enteras, así como a usuarios finales a asomarse a las autopistas de la información, para vivir la catolicidad.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!