Menu


Pedir y ofrecer oraciones
Mis oraciones se unen a la más potente de todas las oraciones humanas: la de Jesús.


Por: P. Fernando Pascual, LC | Fuente: Catholic.net



Es un gesto sencillo que ocurre con frecuencia: pedimos oraciones, ofrecemos oraciones.

¿Qué significa pedir a otros que recen por uno mismo o por otros? Que creemos en el poder de la oración, que confiamos en un Dios que escucha nuestras plegarias.

En el Evangelio, Cristo mismo nos invita a rezar sin cansancio: "Pedid y se os dará; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá. Porque todo el que pide recibe; el que busca, halla; y al llama, se le abrirá" (Mt 7,7 8).

En el fondo de las oraciones brilla la certeza de que tenemos un Padre en los cielos que busca ayudarnos en aquello que sirva para nuestro bien.

"Si, pues, vosotros, siendo malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, ¡cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará cosas buenas a los que se las pidan!" (Mt 7,11)



Junto a la confianza en Dios, al pedir y al ofrecer oraciones creemos en la belleza de ese cariño humano que se interesa por las necesidades de otros y que busca caminos eficaces para ayudar.

Esos caminos incluyen, ciertamente, la cercanía y la capacidad para percibir qué puede hacer en concreto por el bien del otro.

Pero sabemos que las ayudas humanas, fundamentales en tantas situaciones y llenas de la belleza del amor auténtico, necesitan en muchos casos algo más radical y completo que solo puede venir de Dios.

Llegan nuevas peticiones de oración. Me piden que rece por la salud de un niño, por la paz en una frontera, por las necesidades económicas de una familia, por el trabajo que está buscando aquel joven.

Hoy puedo mirar al cielo y pedir, con sencillez y confianza, al Padre por estas y tantas necesidades. Mis oraciones se unen a la más potente de todas las oraciones humanas: la de Jesús, Hijo de Dios e Hijo de María, que no deja nunca de interceder por nosotros, sus hermanos...







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!