Menu


«Salir al encuentro del hermano con el corazón, la mente y las manos»
El Papa a la Comunidad Académica del Instituto Universitario Sophia de Loppiano.


Por: Renato Martinez | Fuente: Vatican News



“Sin salir uno no encuentra la Sabiduría, sin salir el pacto no se extiende a todos, con centros concéntricos cada vez más amplios e inclusivos”, lo dijo el Papa Francisco a los miembros de la Comunidad Académica del Instituto Universitario Sophia de Loppiano, Italia, a quienes recibió en audiencia la mañana de este jueves, 14 de noviembre de 2019, en la Sala del Consistorio del Vaticano.

El camino apenas ha iniciado
En sus saludos a los miembros de esta Comunidad Académica, el Santo Padre felicitó a todos los profesores provenientes de diferentes países de América Latina y el Caribe, que forman parte del grupo de trabajo sobre “Antropología Trinitaria” del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), en colaboración con el Instituto Universitario “Sophia”. “Estoy contento por el camino que han realizado en estos doce años de vida. ¡Adelante! – alentó el Pontífice – el camino apenas ha iniciado”.

Hacia el Pacto Educativo Global
El Papa Francisco haciendo referencia al proyecto académico y formativo que este Instituto lleva adelante señaló que, la inspiración del carisma de unidad con el que nació esta Universidad, junto a las líneas que ha trazado en la Constitución Apostólica Veritatis gaudium, serán puntos de referencia importantes en la participación de la preparación y el desarrollo del Pacto Educativo Global. En este sentido, el Pontífice los exhortó a continuar con alegría, visión y decisión reflexionando sobre tres palabras: “sabiduría, pacto, salida”.

Sabiduría: Jesús crucificado y resucitado
El Obispo de Roma señaló que, la Universidad se llama “Sophia” porque su objetivo es ante todo comunicar y aprender la Sabiduría para impregnar todas sus ciencias. “En efecto, la Sabiduría es la luz del rostro de Dios que ilumina el rostro del hombre: su misterio, sus preguntas, sus sufrimientos, su destino. Para nosotros los cristianos, la Sabiduría es Jesús crucificado y resucitado, pero su luz ilumina a todos los hombres: todas las religiones, todas las culturas, todos los ejercicios auténticos de humanidad. Por esta razón – como ustedes hacen dijo el Papa – estamos llamados a caminar juntos con todos para construir una verdadera y armoniosa cultura del encuentro”.

Pacto: palabra clave de la creación y la historia
De esto deriva la segunda palabra, pacto. Esta palabra dijo el Papa Francisco, es la palabra clave de la creación y de la historia, como nos enseña la Palabra de Dios: la alianza entre Dios y los hombres, el pacto entre las generaciones, la alianza entre los pueblos y las culturas, el pacto – en la escuela precisó el Pontífice – entre los maestros y los alumnos, la alianza entre el hombre, los animales, las plantas e incluso las realidades inanimadas que hacen que nuestra casa común sea hermosa y colorida. “Todo está en relación con todo, ha sido creado para ser un icono vivo de Dios que es la Trinidad de Amor. Hoy, por tanto – puntualizó el Papa – es una tarea prioritaria educar a los hombres para que vivan esta alianza, o mejor dicho, para que sean esta alianza viva en todas estas dimensiones: abrir los caminos del futuro a una nueva civilización que abrace en la fraternidad universal a la humanidad y al cosmos”.



Salida: encontrar el rostro concreto del hombre
Finalmente la tercera palabra, señaló el Santo Padre es salida. “Sin salir uno no encuentra la Sabiduría, sin salir el pacto no se extiende a todos, con centros concéntricos cada vez más amplios e inclusivos. Sólo saliendo se encuentra el rostro concreto de los hermanos y hermanas, con sus heridas y aspiraciones, sus preguntas y sus dones. Debemos aprender con el corazón, la mente y las manos a salir del campamento – como dice la Carta a los Hebreos citó el Papa – para encontrar, justamente allá afuera, el rostro de Dios en el rostro de cada hermano y hermana”.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!