Menu


Claret contigo, todo el año
En el 170 aniversario de los Misioneros Claretianos


Por: Luis Javier Moxó Soto | Fuente: Catholic.net



El 23 de diciembre de 1807 nació san Antonio María Claret en Sallent (Barcelona, España) en el seno de una familia profundamente cristiana, dedicada a la fabricación textil. A los dos días, en la fiesta de la natividad del Señor, sus padres, Juan y Josefa, lo bautizan en la iglesia parroquial de Santa María. Antonio es el quinto de once hermanos, de los cuales cinco mueren antes de cumplir los cinco años. El pequeño Antonio encuentra paz y fuerza en la amistad de Jesús, a quien visita en la Eucaristía, y en la devoción a la Virgen María, a cuya ermita de Fussimanya peregrina con su hermana Rosa rezando el rosario.

A los 22 años ingresa en el seminario de Vic. El 13 de junio de 1835 recibe la ordenación sacerdotal. A partir de enero de 1841 se traslada a Vic y se dedica a recorrer diferentes poblaciones de la diócesis. En 1848 funda la Librería Religiosa, editorial que en sus dieciocho primeros años lanza 2.811.100 ejemplares de libros, 2.509.500 opúsculos y 4.249.200 hojas volantes. De febrero de 1848 a mayo del año siguiente recorre casi toda la isla de Gran Canaria y dos poblaciones de Lanzarote. De vuelta ya en Cataluña, el 16 de julio de 1849 funda, en una celda del seminario de Vic, la Congregación de los Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María. La gran obra de Claret comienza humildemente con cinco sacerdotes dotados del mismo espíritu que el Fundador. A los pocos días, el 11 de agosto, comunican a Mossen Anton su nombramiento como arzobispo de Santiago de Cuba, donde desarrolla una gran tarea como misionero apostólico. La Reina Isabel II lo elige personalmente como su Confesor en 1857 y se ve obligado a trasladarse a Madrid. A raíz de la revolución de septiembre de 1868, parte con la Reina hacia el exilio. En París mantiene su ministerio con la Reina y el Príncipe de Asturias, funda las Conferencias de la Sagrada Familia y se prodiga en múltiples actividades apostólicas, especialmente en favor de los inmigrantes. Se ve obligado a huir y refugiarse en el monasterio cisterciense de Fontfroide, cercano a Narbona. En este escondido cenobio, rodeado del afecto de los monjes y de algunos de sus misioneros, fallece, a los 62 años y 10 meses de edad, el 24 de octubre de 1870.

Sus restos mortales son trasladados a Vic en 1897. Es beatificado por Pío XI el 25 de febrero de 1934 y Pío XII lo canoniza el 7 de mayo de 1950.

En estos últimos meses la Congregación de los Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María (Misioneros Claretianos), que el P. Claret fundase hace más de 170 años, directamente y a través de sus editoriales Claret y Publicaciones Claretianas, ha lanzado tres proyectos interesantes que quiero destacar: el libro (y la web) Año Claretiano, las hojas volanderas o  “Intergentes”, y la segunda edición del librito “Claret contigo”.

Pregunto a los claretianos P. Carlos Sánchez Miranda, cmf y P. José Rovira, cmf, del Centro de Espiritualidad Claretiana de Vic – CESC- (Barcelona, España) sobre la obra “Claret Contigo”. El primero encargó al segundo que me respondiera a las cinco preguntas que les envié, y que prepararon entre los dos.


P. Rovira, ¿cómo surgió la idea del libro, su formato y en qué destinatarios se pensó desde el principio?

La idea fue la necesidad de acercar la riqueza de los escritos del P. Claret al gran público, más allá de las fronteras de la Congregación. Los destinatarios eran principalmente -no únicamente- los laicos ligados a la Familia Claretiana.

El P. Gonzalo Fernández, cmf, prefecto general de Espiritualidad, refiere en la introducción que los comentarios correspondientes a cada día del año han sido elaborados por misioneros claretianos de todo el mundo... ¿sacerdotes y religiosos solamente, o también seglares? ¿de qué países?

Han participado sacerdotes y religiosos claretianos representantes de todo el mundo donde nos hallamos. No han participado seglares.

¿Qué acogida, tirada y difusión tuvo la primera edición? ¿y la segunda? ¿qué novedades aporta esta respecto de la primera?

La primera edición fue de 2.000 ejemplares y la segunda de 3.000. Las novedades de la segunda son las que se encuentran en la noticia "Claret Contigo" de la página web del CESC:

1) Se ha suprimido la introducción por considerarla innecesaria de la primera, publicada en 2013;

2) Se han revisado todos los textos y sus títulos, evitando algunas repeticiones y, en varios casos, retocando el estilo, en orden a hacerlo más inteligible o ágil;

3) Se han añadido algunos detalles que se han considerado convenientes para la mejor comprensión del texto:
a) una lista alfabética de las obras de Claret de las que se extraen los breves textos comentados, junto con la sigla con que dichas obras se citan; igualmente las siglas de algunas obras o documento a que alguna vez se hace referencia en el texto (p. 5);
b) una cronología fundamental de la vida del P. Claret (pp. 7-9);
c) doce fotos (una al inicio de cada mes) de cuadros, esculturas o lugares relacionados con algún acontecimiento claretiano que se conmemora en dicho mes; en el reverso se explica el contenido, autor, etc., La foto de la portada es también nueva;
d) unos textos claretianos finales especialmente significativos y los índices temático (pp. 413-420), cronológico (pp. 421-426) y general de la obra (p. 427);
e) la paginación de todo el volumen. Al final, unas páginas vacías invitan al lector a que las rellene con sus propias "notas".


¿Cuáles han sido los criterios principales para la elaboración de dichas meditaciones?

Ser fieles al escrito de Claret, contextualizando los textos en aquella época, y proponer un mensaje actualizado para los seglares de hoy.

Muchas gracias a ambos por sus respuestas, y a todos los misioneros claretianos que han participado en estos interesantes proyectos. Por último, P. Rovira, para nuestros lectores de catholic.net, ¿puede comentarnos algunos testimonios referidos a "Claret contigo" que les hayan hecho llegar?

Por lo que se refiere a la segunda edición en concreto, algunos laicos han dicho que este diario claretiano se ha convertido en su compañero de camino cada día del año. Otros se han sorprendido al conocer cosas de Claret que no sospechaban. Algunos claretianos lo encuentran sustancioso y atractivo. Evidentemente habrá muchos más testimonios; pero, eso es lo que ha llegado concretamente al P. Carlos Sánchez, cmf.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!