Menu


La santidad sin alternativa
Entrevista a Patxi Bronchalo


Por: Luis Javier Moxó Soto | Fuente: Catholic.net



Patxi Bronchalo es un joven sacerdote, nacido en Móstoles, perteneciente a la diócesis de Getafe (Madrid), con un blog de reflexiones y viñetas evangélicas, muy activo en YouTube y en redes sociales (Twitter, Facebook e Instagram).

En 2015, ví que se presentaba así en la plataforma iMision: “Cura católico desde hace dos años. Feliz por ello. Mi parroquia es Valdemoro, mi diócesis Getafe y mi Madre la Iglesia. Supongo que hay otras cosas que decir, pero no son tan importantes.”  Con ello nos podemos hacer una idea de su personalidad y lo que verdaderamente es central en su vida: hablar de Dios desde la fe y desde la razón, vivirlo intensamente, dando testimonio.

En 2017 se hizo famoso por una carta abierta a Pablo Iglesias, líder de la formación política Podemos, en la que le recordaba la importancia de la Santa Misa retransmitida por el ente público RTVE, espacio que dicho político pretendía eliminar.

En ese mismo año dio testimonio, como vicario parroquial de Valdemoro, a través de un vídeo de la serie “Amigos Fuertes” elaborado por la Diócesis de Getafe en el Año de la Gran Misión. También en 2017 le entrevistó otro compañero sacerdote y amigo, Antonio María Domenech, en su canal de Youtube.

El 20 de febrero de 2019 fue al Vaticano a un encuentro con el Papa con ocasión de los 25 años del seminario de Getafe, junto con otros compañeros de formación. Pero el diario “El País” ilustró la cumbre del día siguiente contra la pederastia, con una foto del encuentro de Patxi con él en el centro bajo el dedo del Papa señalándole. Patxi saltó de nuevo a los Medios, aclarando esta burda manipulación y escribió una carta abierta a la directoria de ese medio.

En el verano de ese mismo año se fue de misión a Moscú con un grupo de jóvenes para colaborar con las Misioneras de la Caridad. Fue una experiencia extraordinaria para todos ellos. En agosto de ese año publicó “Santos o nada. La fe para inconformistas y revolucionarios”, de Ediciones Palabra, con prólogo de José Ignacio Munilla, obispo de San Sebastián. Fue presentado en Valdemoro hace unos meses, donde dijo entre otras cosas que parece que tenemos un miedo exagerado a la santidad que puede ser paralizante o hacernos caer en la tibieza.



Por todo eso y por nuestras conversaciones desde 2017 a través de facebook acerca de su colaboración desde 2015 con la plataforma iMisión, y sus eventos anuales: iCongresos, iParty e iJornadas, quise realizar la siguiente entrevista:

Patxi, ¿qué es para ti la santidad? ¿el santo nace con una serie de predisposiciones y gracia de Dios o se hace? ¿es algo hoy en día muy desconocido, increíble para muchos, y reservada para unos pocos escogidos?

La santidad es vivir enamorado de Cristo, vivir cada día según su Palabra. Habrá quien me diga que los sentimientos de amor van y vienen, y yo les digo que el amor no es un mero sentimiento, sino que es una certeza del corazón, que vive con sus actos tratando de responder al otro, porque ha experimentado y sabe que este le quiere incondicionalmente. Dios tiene corazón, Dios es el otro.

Hoy en día la santidad es desconocida, pero igual que lo es la fe. En el mundo poscristianos todos estos conceptos se difuminan, por eso como siempre es urgente la evangelización. Para otros se confunde vivir santamente con imposible que es solo para algunos elegidos. Y no. La santidad es para todos, la lucha por amar es para todos, pues también todos tenemos corazón.

¿Podemos decir que hay muchos más santos, beatos y mártires que los 7000 que han sido incluidos en el Martirologio Romano? ¿no se echa de menos en dicho catálogo o lista más presencia de padres y madres de familia, por ejemplo? Igual que se habla de cristianos anónimos, ¿existen santos anónimos, incluso de otras religiones o formas de pensar diferentes a las de la Iglesia católica o no?

Si, por supuesto que si, el Papa habla de los “Santos de la puerta de al lado”, aquellas personas anónimas que llevan una vida santa. Lo que sucede es que no están canonizadas, pues sus vidas escondidas no se conocen. Pero los santos no son solo los canonizados que salen en los calendarios. Estoy seguro que el cielo está lleno de padres, madres, abuelos… personas que han vicio la sencillez del Evangelio con radicalidad.

¿Por qué a veces se celebra una Misa funeral como si fuera una Misa de canonización? Me refiero a la exageración de las virtudes de aquella persona que ha fallecido. ¿Está prohibido expresamente por la Iglesia decir que una persona está ya con Dios o en el Cielo, y venerarla como tal, hasta que la Iglesia no diga nada oficial al respecto?

Pues sí, no hay que confundir un funeral con una canonización. El cariño por las personas y el recuerdo de sus virtudes pueden llevar a confundirnos. A mí me ayuda recordar en los funerales que uno no va al cielo por ser muy bueno sino porque Dios es muy bueno. La muerte no podemos vencerla. Solo Cristo puede, y lo ha hecho, y nos ha abierto la puerta del Cielo. por ello podemos unirnos a su sacrificio en la Cruz, que es la Misa, y ofrecerla por los difuntos. Eso tiene un valor infinito.



De 264 Papas que ha habido en la Iglesia 89 son santos o beatos. ¿Hemos ido a menos o a más en la santidad de la Iglesia que peregrina en la tierra?

Todas las épocas y lugares tienen sus santos. En tiempos difíciles de precariedad y persecución la fe resplandece en los santos y se dan testimonios preciosos. El acomodamiento y aburguesamiento enfrían la santidad. En cuanto a los papas, creo que hay que dar muchas gracias a Dios, en el último siglo y medios hemos tenido unos testimonios muy buenos por parte de los sucesores de Pedro.

¿Tu libro también lo pueden leer los no creyentes o es recomendable para ellos? ¿cómo explicar el Cielo y la santidad a los no cristianos, a los niños y a los que no saben mucha teología?

Sí, claro. Está pensado para gente no creyente, y procuro que esos conceptos que a alguien que no vive la fe le puedan resultar incomprensibles queden explicados de manera sencilla. Espero que pueda ser así.

Muchas gracias, Patxi, por concedernos esta entrevista. Por último, ¿dónde crees que hay más personas, en el Cielo, en el Purgatorio o en el Infierno? Porque hay quien piensa que como es tan grande la Misericordia de Dios al Infierno no irá nadie.

¿Cuántos? No sé decirlo. nadie puede decirlo, la misma Iglesia no lo dice. De igual manera tampoco puede decirse que al infierno no irá nadie. el infierno es real, y la posibilidad de decir no a Dios también. Dios es infinitamente misericordioso, pero también es justo, y el hombre libre.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!