Menu


Presupuestos para acercarse a la verdad
El mundo vive rodeado de mentiras y prejuicios que dificultan el diálogo.


Por: P. Fernando Pascual, LC | Fuente: Catholic.net



Avanzar hacia la verdad implica algunos presupuestos. Uno, acceder a informaciones válidas. Otro, capacidad para discernir entre los datos que llegan de fuentes diferentes. Otro, tener un corazón y una mente disponibles a la escucha de cualquier posible dato, venga de donde venga.

El primer presupuesto corre peligro ante la inmensa cantidad de errores y engaños que circulan por el mundo. Basta con leer datos sobre el número de muertos en batallas del pasado y del presente para percibir cómo las cifras varían enormemente entre unos informantes y otros.

Por eso hace falta aprender a discernir correctamente ante datos diferentes: ese es el segundo presupuesto. No basta con decir: hagamos la media aritmética entre lo que dicen unos y lo que dicen otros. Hay que ir a fondo para llegar a las dos conclusiones posibles: no hay elementos claros para ver quién dice la verdad y quién no, o sí hay elementos para reconocer al menos quiénes ofrecen informaciones más exactas.

El tercer presupuesto, la apertura de mente y de corazón, resulta difícil cuando hay pasiones encendidas, cuando se etiqueta maliciosamente a los “adversarios”, cuando se excluye automáticamente cualquier texto o discurso que venga de quienes piensan de una manera diferente de la que uno asume como mejor.

En cambio, si uno sabe escuchar con apertura, respeto, honestidad, arranca desde una situación mejor para evaluar lo dicho por el otro, sea quien sea, bajo el único criterio importante: si está o no está cerca de la verdad.



El mundo vive rodeado de mentiras y prejuicios que dificultan el diálogo. Además, hay grupos que asumen como estrategia el desprestigiar sistemáticamente a los que piensan de otra manera, al mismo tiempo que promueven a toda costa a los simpatizantes de las propias ideas.

Frente a dificultades de fuera (incluso censuras más o menos sutiles que impiden al “diferente” manifestar su punto de vista) o de dentro (los prejuicios que con más o menos fuerza han entrado en cada uno), vale la pena un esfuerzo sincero por acoger presupuestos que ayuden a acercarse la verdad, venga de donde venga y sea dicha por quien sea dicha.







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |