Menu


De la noche y sus claridades. Covid 19
Teniendo los mismos ojos, hoy puedes ver claridades.


Por: María Teresa González Maciel | Fuente: Catholic.net



La noche a veces te parece más larga…

Y aunque imaginas que no puedes ver, muchas veces ves la luz antes de que amanezca.

La noche da paso a esas claridades que te permiten ver tu carrera cotidiana te preguntas; ¿A dónde voy cuando voy con tanta prisa? ¿Qué necesito ahora?, Las cosas que ocupaban el primer lugar en tu día, lo imprescindible para ti, ya no lo puedes realizar. Al principio te parecía complicado, sin embargo, al paso de la noche has aguzado tu mirada, has caído en la cuenta de que también sin eso puedes vivir, eso te da un sentimiento de libertad.

Lo más cercano, estaba tan lejano para ti. Reconoces que te has fatigado por abrazar, por abarcar el mundo con tus manos, olvidando abrazar a los que están a tu lado.

Irremediablemente la vida te ha cambiado, hoy tienes tiempo, eso es lo que más tienes, antes no encontrabas un poco de tiempo para escucharte, para cuestionarte y escuchar a los que viven cerca de ti.



No habías caído en cuenta de las cosas y personas que estaban pendientes, y que corrían el riesgo de quedar sin atención, suspendidas para siempre.

Lo importante es que estás vivo y puedes retomar tu historia escribirla ahora con más detalle, dedicación, amor, ilusión.

Esta noche Dios te ha permitido sentir su abrazo en tu camino, y que tus ojos vean lo que antes no habían visto esos brazos abiertos, abiertos desde el principio.

Teniendo los mismos ojos, hoy puedes ver claridades. Las quieres atesorar, grabarlas en tu corazón, quieres que queden selladas, de tal forma que tus pasos no vuelvan a las andadas. Aligera ya tu marcha hay que llegar a la meta, dejando en cada pisada tu amor y tu experiencia.

¡Oh bendita noche que das tanta luz!



Sigue iluminando.







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!