Menu


Prevenir y formar
La necesidad de hablar de sexualidad en familia


Por: Francisco Mario Morales | Fuente: Catholic.net



Hablar de SEXUALIDAD en familia, es prevenir y formar. No debe ser tabú (no debe ser algo ‘prohibido’) sino un tema de vital importancia; necesario, que resulta imprescindible entre padres e hijos, que deberá estar siempre rodeado de confianza, respeto, amor y libertad. Una constante formación, compresión, apoyo y orientación en un ambiente libre de temor. Donde los hijos (as) despejen sus dudas, conflictos y temores.

“Una verdadera “formación” no se limita a informar la inteligencia, sino que presta particular atención a la educación de la voluntad, de los sentimientos y de las emociones”. (Sagrada congregación para la educación católica “Orientaciones educativas sobre el amor humano”)(4)

“La sexualidad es un elemento básico de la personalidad, un modo propio de ser, de manifestarse, de comunicarse con los otros, de sentir, expresar y vivir el amor humano” 10 (Sexualidad humana: Verdad y significado | “Orientaciones educativas en familia” | Pontificio Consejo para la Familia)(5)

Que las y los jóvenes encuentren en su iglesia doméstica su principal, confiable y única fuente de información y formación sana.

Porque la ausencia de papá y mamá, como formadores de la sexualidad de cada uno de los hijos o la evasión de esta responsabilidad, trae consecuencias desastrosas, en la adolescencia, juventud y en toda la sociedad y en la vida de pareja.



En la actualidad:

Mientras los padres se han descubierto sin la preparación para darles las respuestas adecuadas. Este contexto se ha agravado por un obscurecimiento de la verdad sobre el hombre al que asistimos y que conlleva, además, una presión hacia la banalización del sexo. Domina una cultura en la que la sociedad y los mass-media ofrecen a menudo, una información despersonalizada, lúdica, con frecuencia pesimista y sin respeto para las diversas etapas de la formación y evolución de los adolescentes y de los jóvenes, bajo el influjo de un desviado concepto individualista de la libertad y de un contexto desprovisto de los valores fundamentales sobre la vida, sobre el amor y sobre la familia.(2)

Amar es el principio, amar es la fuerza, amar es el método (Pablo VI), respeto, responsabilidad y madurez, esto es lo que necesitan las hijas(os)(03)

Recordemos brevemente algunas consecuencias por falta de prevención y formación en familia: el aborto, los incestos, el divorcio, los conflictos familiares, la infidelidad, la violencia intrafamiliar o de género, etc.

Esta hermosa misiva, me pareció una reflexión profunda respecto al tema, y más aún muy digna de compartir.



Carta abierta a una mujer herida por la Iglesia y el mundo

Hay un tema más del que me encanta reflexionar y aprender. A veces parece que nuestro cuerpo y nuestra sexualidad están desligados de nuestra espiritualidad y esto (de nuevo) ¡no tiene ningún sentido! Es verdad que en nuestro entorno y más aún si estuvimos en un entorno católico, pueden habernos hablado de la sexualidad como si fuera pecado o en el mejor de los casos, se evitaba el tema.

Incluso, puedes haber desarrollado algún tipo de culpa por tus acciones, cuando en el fondo, aún si te equivocaste, solo querías amar de verdad. Y seguramente, tomaste uno de estos dos caminos: te alejaste de ese entorno, pero en su lugar, encontraste relaciones vacías y una corriente de liberación sexual que también te hizo mucho daño y no llenó ese vacío ni esas profundas ganas de amar que tienes. O quizás, te quedaste en ese entorno por querer vivir tu fe, pero renunciaste a esa parte tan hermosa de ti que es tu sexualidad y afectividad.

Hoy quiero decirte que no debes elegir uno de los dos, porque tu cuerpo y alma están totalmente conectados. Y como mujeres lo sentimos mucho más a través de nuestro ciclo y nuestras emociones. Por eso me encantan los métodos de planificación natural (que son completamente científicos a pesar de lo que muchos desde la ignorancia creen y afirman).

Porque cuando tomas una pastilla que te altera, no eres consciente de cómo tu ciclo puede ayudarte a reconocer perfectamente cómo está tu salud y tus emociones (podría hablarte de esto mucho más, pero por ahora te recomiendo investigar sobre el Método Creighton para empezar).

Por esta y mil razones más que no me alcanzan en esta página, sé que como mujer te sientes herida y lastimada en gran parte a causa de tu educación, de la Iglesia, tu familia y también del mundo. Sé que el sentido de culpa te pudo haber alejado de tu fe y que muchas veces no encuentras la fuerza para sobreponerte a algunas relaciones, abusos, equivocaciones, imperfecciones, descontentos y todo eso que te ha tocado  vivir.

Pero hoy quiero decirte que no estás sola, que muchas nos hemos sentido así, pero lo más importante ¡que te des la oportunidad de volver a creer que puedes ser feliz y completamente amada! Porque el Señor está esperándote con los brazos abiertos, para darte esa segunda, tercera o décima oportunidad, sin importar tus caídas, sin ningún tipo de condiciones y juicios, ¡solo esperándote en silencio!

Quiero terminar compartiéndote un extracto hermoso de la carta apostólica «Mulieris Dignitatem», para que tú y yo sepamos reconocer el verdadero amor:

«(…) las mujeres que se encuentran junto a Cristo se descubren a sí mismas en la verdad que Él «enseña» y que Él «realiza», incluso cuando esta es la verdad sobre su propia «pecaminosidad». Por medio de esta verdad ellas se sienten «liberadas», reintegradas en su propio ser; se sienten amadas por un «amor eterno», por un amor que encuentra la expresión más directa en el mismo Cristo».  (Escrito por: Silvia Ordoñez | catholic-link.com) Nory Camargo | Editora Catholic.link)(1)

Bibliografía:
(1) El texto completo lo encontrará en: Carta abierta a una mujer herida por la Iglesia y el mundo | catholic.-link.com
(2) PONTIFICIO CONSEJO PARA LA FAMILIA SEXUALIDAD HUMANA: VERDAD Y SIGNIFICADO Orientaciones educativas en familia
(3) SAGRADA CONGREGACIÓN PARA LA EDUCACIÓN CATÓLICA “Orientaciones educativas sobre el amor humano”).
(4) Educación sexual en familia | Francisco Mario Morales
(5) (Sexualidad humana: Verdad y significado | “Orientaciones educativas en familia” | Pontificio Consejo para la Familia) Educación sexual en familia







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |