Menu


Hacer un alto en el camino
Hay que formarse un criterio recto de todo.


Por: Silvia del Valle | Fuente: Catholic.net



En este tiempo tan difícil que estamos viviendo, me he dado cuenta que es muy necesario hacer un alto en el camino y evaluar todo lo bueno que tenemos, lo que Dios nos ha regalado, la salud, la familia, etc.

¿Por qué digo esto?

Por que en el ambiente social pesa más lo malo, lo negativo, lo triste, lo que está mal y esto nos hace mucho daño.

Y nosotros como papás tenemos la responsabilidad de educar a nuestros hijos y formarles una conciencia recta para que puedan ver objetivamente los acontecimientos y puedan formarse un criterio recto de todo, por eso aquí te dejo mis 5Tips para lograrlo.

PRIMERO. Es necesario dar tiempo para analizar.
Es muy bueno que acostumbremos a nuestros hijos, desde muy pequeños, a darse tiempo para analizar los acontecimientos.



Como niños es difícil que por si solos lo hagan ya que los niños corren y juegan; y solo podemos captar su atención es por esto que debemos propiciar estos momentos de reflexión y análisis, sobre todo con nuestra guía.

Podemos hacerlos reflexionar con preguntas puntuales para que ellos, al responderlas, piensen en los hechos de forma muy objetiva y piensen también en sus acciones e intenciones.

SEGUNDO. Es necesario discernir.
Una vez que hemos enseñado a nuestros hijos a analizar sus actos y los hechos concretos debemos enseñarlos a discernir, es decir, debemos lograr que nuestros hijos puedan distinguir lo bueno de lo malo.

Esto es un proceso y por esto nosotros debemos propiciar que se haga un ejercicio cotidiano en la vida de nuestros hijos.

Para esto debemos nosotros enseñarles lo que es bueno y lo que es malo en cada hecho para que poco a poco nuestros hijos aprendan a discernir.



TERCERO. Es necesario poner en contexto.
Vale la pena enseñar a nuestros hijos a ver el contexto en el que suceden los hechos ya que puede cambiar por completo el discernimiento que hacemos.

Y para eso es necesario hacerles ver ese contexto en los hechos que vamos viviendo.

Así poco a poco podrán ellos darse cuenta de los contextos en los que suceden los hechos que viven cada día.

CUARTO. Es necesario comunicar lo que pensamos.
Es muy importante que nuestros hijos puedan comunicar su forma de pensar, lo que les gusta y lo que no les gusta y qué mejor lugar para hacerlo que en familia.

Para eso hay que propiciar espacios de dialogo y de exposición de sus ideas.

Y para eso nuestros hijos deben aprender de nosotros, es necesario que seamos capaces de dar nuestras opiniones de forma respetuosa y ordenada, así nuestros hijos sabrán que podemos estar de acuerdo o no con los demás pero que todo debe suceder dentro del marco del respeto.

Y QUINTO. Es necesario fundamentar lo que pensamos.
Cuando damos nuestra opinión es necesario argumentarla y nuestros hijos deben aprender poco a poco a hacerlo.

Para esto es necesario que les enseñemos a encontrar las razones, los porqués de las cosas y a saber expresarlos de forma clara para evitar confusiones.

Con todo esto lograremos que nuestros hijos tengan una conciencia recta y que sean capaces de expresar lo que piensan en cualquier contexto o circunstancia.







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |