Menu


Centro Areté regala libro para sanar heridas afectivas
Pueden ser un obstáculo para el crecimiento espiritual y madurez afectiva y psicológica.


Por: Natalia López Ospina | Fuente: Oficina de Comunicaciones del Centro Areté



En la raíz de distintos problemas y trastornos psicológicos existen situaciones adversas, heridas afectivas o traumas psicológicos, de los que muchas personas no son conscientes. La herida afectiva es un golpe o choque en la afectividad de la persona que causa dolor, sufrimiento, depresión, ansiedad y pánico. “Es fundamental que la persona, sane la herida afectiva o la situación que le causa dolor, tristeza o ansiedad, para poder abrirse a la felicidad, vida plena y vivencia de la virtud”. Señalo el psicólogo clínico católico Humberto Del Castillo Drago, quien es uno de los iniciadores del Centro Areté, su actual Director General y uno de los principales impulsadores de la psicoterapia de la reconciliación.

Se considera fundamental sanar y reconciliar las heridas afectivas de la historia personal de cada quién, que pueden ser un obstáculo para el crecimiento espiritual y madurez afectiva y psicológica de las personas.  Es por ello que el Centro Areté ofrece de regalo el libro “Reconciliación de la Historia Personal”, en versión electrónica, del Magister Humberto Del Castillo Drago, a quienes se inscriban aquí: https://cutt.ly/REWSelD

El mencionado libro que desde hace algunos años se ha convertido en una valiosa herramienta para trabajar en la sanación de heridas afectivas empieza con los elementos fundamentales de la antropología cristiana sin los cuales es imposible llegar a una psicoterapia que ayude realmente al hombre. Luego, se trabaja el tema de la recta valoración de sí mismo y la afectividad como dos temas fundamentales en el proceso de reconciliación personal de todo ser humano. El tercer capítulo aborda el tema de la aceptación, perdón y reconciliación. En el siguiente capítulo se desarrollan las distintas etapas del ciclo vital con sus talleres respectivos, de manera que la persona pueda profundizar en cada momento de su vida; conocerlo y aceptarlo. El quinto capítulo es un estudio sobre las distintas heridas afectivas, de manera que la persona pueda conocerlas y empezar a trabajar. El último capítulo trae consigo algunas herramientas para el reconocimiento, aceptación y perdón de distintos hechos y heridas que la persona pueda tener.

Reconciliación de la Historia Personal; es el resultado de muchos años de trabajo del autor tratando de ayudar a distintas personas, cómo ayudar sencillamente a una persona para que se abra a la gracia de Dios; cómo ayudarlo para se abra al don de la reconciliación en su vida cotidiana. De hecho, la reconciliación personal y la aceptación de sí mismo siempre le resultaron temas muy sugerentes, fueron muy recurrentes en su apostolado personal y en la consejería espiritual, luego ya desde su experiencia de psicólogo clínico católico es que elaboro el mencionado libro que es un cuaderno de trabajo para sanar heridas afectivas.

Reconciliación de la Historia Personal aborda el tema fundamental de la reconciliación consigo mismo a la cual está invitada toda persona. Se trata de ayudar a que la persona conozca y acepte todo su ser, vida e historia personal de manera que pueda abrirse al don de la reconciliación. Son muchos los que sufren porque no se entienden, porque no saben qué les pasa, porque arrastran distintas heridas que les causan dolor y se convierten en enfermedades espirituales, físicas, e incluso en trastornos psicológicos.



Con base al mencionado libro desde los inicios de su fundación el Centro Areté, ha venido desarrollando una metodología centrada en la sanación de heridas afectivas, llamada la psicoterapia de la reconciliación. Los psicólogos clínicos interesados pueden formarse en dicho abordaje terapéutico a través del diplomado virtual psicoterapia de la reconciliación, los interesados dar clic aquí.

Es importante mencionar que la reconciliación personal y sanación de heridas afectivas es un proceso que puede durar años, dependiendo del tema o del acontecimiento específico, implica abrirse a dicho proceso de sanación de las heridas más significativas de la historia personal de cada persona, así como las consecuencias de dichos hechos, que pueden tener incidencias en la vida actual de cada persona, señala Del Castillo Drago, en su libro Reconciliación de la Historia Personal.

Para el público general existe el curso virtual “Aceptación y Perdón, reconciliando heridas afectivas”, donde el participante avanzará en la sanación de sus heridas afectivas a través del proceso de reconciliación personal, que tiene 4 fases:  reconocimiento de la herida, aceptación, perdón y reconciliación con el ofensor, los interesados pueden inscribirse aquí.

La psicóloga clínica Mónica Caballero Andrade, facilitadora del mencionado curso expreso que el objetivo de “Aceptación y Perdón, reconciliando heridas afectivas”, es que las personas que participen de él, conozcan sobre el proceso de reconciliación de las heridas afectivas e inicien su propio proceso trabajando una herida específica; a través de diferentes elementos que le permitan avanzar en el autoconocimiento, el perdón y la aceptación personal.

El objetivo es, entonces reconciliar, curar y sanar dicha herida. Se trata también de enfrentar y cambiar las consecuencias que esta ha generado. Aunque pareciera esto imposible, se hace posible si se tiene una mirada esperanzada y confiada en Dios, en su gracia y también en sí mismo.



Areté, es el primer Centro de Psicología Católico de habla hispana, que surgió en Medellín, Colombia, el 25 de enero del 2012, y viene ayudando a muchas personas a mejorar en su actividad psíquica, desde la mirada integral del ser humano.







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |