Menu


Activos contra el acoso
Defender a las víctimas se convierte en una urgencia


Por: P. Fernando Pascual, LC | Fuente: Catholic.net



Al analizar el fenómeno del acoso (bullying, en inglés), algunos autores señalan el papel que pueden desempeñar, para frenarlo o para fomentarlo, los así llamados “espectadores”.

¿Quiénes serían espectadores? Aquellos que presencian o conocen cómo una o varias personas acosan a una víctima, con todo lo que implica de sufrimientos provocados en ella.

Parecería que un espectador no tiene culpa de lo que hace un “bulo”, uno que acosa a otros. Sin embargo, el abusador muchas veces actúa para hacerse el fuerte, el que manda, precisamente para ser visto por otros.

Por eso, cuando los espectadores dejan a un lado al bulo, cuando lo recriminan por sus agresiones injustificadas, cuando defienden a la víctima de acoso, quitan fuerza al agresor y preparan el terreno para ayudar a quienes sufren agresiones injustificadas.

En el mundo miles de personas, sobre todo niños y adolescentes, pero también jóvenes y adultos, sufren por culpa del acoso de quienes se creen superiores, de quienes desprecian a los demás, de quienes creen triunfar a costa de sus víctimas.



Defender a las víctimas, por lo mismo, se convierte en una urgencia, para que nadie sufra las consecuencias de acosos gratuitos y de agresiones que puedan herirle en su cuerpo y en su corazón.

Los espectadores, y todos aquellos que tengan noticia de que alguien sufre acoso, pueden reaccionar con firmeza. Al convertirse en personas activas contra el acoso, ayudarán a prevenir este fenómeno y a vivir relaciones en las que se viva el respeto hacia el otro.

De este modo, miles de víctimas serán ayudadas y protegidas para no sufrir más acosos, y acompañadas para curar las heridas que el acosador haya podido ocasionarles en el pasado.

Además, será posible ayudar a los bulos, que muchas veces viven en desequilibrios interiores más o menos graves, desequilibrios que buscan “compensar” en formas dañinas para ellos mismos y para sus víctimas a través del acoso.

Los espectadores tienen, en resumen, una tarea muy grande si se ponen en marcha, con acciones concretas contra el abuso, para mejorar un poco las relaciones humanas desde la justicia y el respeto hacia todos.









Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |