Menu


La ética ante la investigación médica
Posición de la Iglesia, Pontificia Academia para la vida, respecto a la experimentación biomédica, en lo referente a embriones, y la clonación.


Por: Radio Vaticano | Fuente: Radio Vaticano



 

Posición de la Iglesia sobre la investigación biomédica

Ofrecemos a continuación parte de la entrevista concedida a Radio Vaticano por el obispo Elio Sgreccia, vicepresidente de la Pontificia Academia para la Vida, sobre la posición de la Iglesia frente a la investigación biomédica.

Ante las críticas dirigidas a la Iglesia en relación con su posición acerca de la investigación científica,¿qué tiene que comentar?

"El pensamiento oficial de la Iglesia católica es bien conocido. Ella ha manifestado repetidamente su aprecio y aliento por la investigación científica, especialmente cuando se dirige a la prevención y a la cura de las enfermedades y al alivio del sufrimiento humano, juzgando este tipo de investigación totalmente cónsone a la fe en Dios Creador".

Pero, la Iglesia pone límites a la investigación... Cuáles?

"La ciencia experimental como toda actividad humana debe orientarse al bien del hombre y al respeto de cada ser humano, tanto en lo concerniente a los fines que persigue como en cuanto a los medios que utiliza y debe respetar siempre al hombre, a cada sujeto humano implicado en la experimentación, especialmente en las fases de la vida más frágiles y cuando el sujeto sometido a la experimentación no puede dar su consenso. Una investigación científica que pretendiese prescindir del examen riguroso de carácter ético sobre los objetivos, los métodos y las consecuencias, no sería digna del hombre y se expondría al riesgo de ser utilizada contra los más débiles e indefensos".

Las críticas hechas estos días concernían también a la investigación sobre las células estaminales. Cuál es la posición de la Pontificia Academia para la Vida al respecto?

"En el documento de esta Pontificia Academia sobre las células estaminales (25-8-2000) se alentaba a la investigación sobre las células estaminales relevadas del organismo del adulto, o del cordón umbilical, así como de los fetos abortados involuntariamente, de acuerdo con hipótesis ya convalidadas por investigaciones acreditadas internacionalmente. (...)

El hecho de que la Academia haya expresado un juicio negativo desde el punto de vista ético por la utilización destructiva de los embriones con fines de investigación sobre células estaminales y por la práctica de formas de clonación humana, impropiamente definida ’terapéutica’, ha sido motivado por el punto de vista de una ética racional y no por una instancia de fe religiosa. (...) La experimentación biomédica selectiva y discriminatoria no puede ser justificada ni siquiera frente a hipotéticas ventajas, que por otra parte se pueden alcanzar con otras metodologías".

Por último, las críticas se referían también a las posiciones de resistencia a la utilización de las biotecnologías animales y vegetales.

"Simplemente se han manifestado reservas relativas a la posibilidad de riesgos para la salud, especialmente con respecto al cultivo de semillas y vegetales que intervienen en la preparación de los alimentos derivados de los llamados ’organismos transgénicos’, y se ha subrayado la obligación de informar a los ciudadanos y también de salvaguardar la justicia en ámbito económico, especialmente con los países en vías de desarrollo".
 

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |