Menu


Hombre y mujer
El hombre y la mujer son iguales en dignidad


Por: ¿Quien soy? (2) | Fuente: .



El hombre y la mujer fueron creados a imagen y semejanza de Dios, lo cual nos da una misma dignidad. Es decir, somos personas con igual dignidad, ni uno, ni otro, es superior o inferior como ser humano.

Dios nos creó diferentes, en cuanto a los rasgos propios, pero de tal manera que nos complementemos. En ello se encuentra la belleza de la relación entre el hombre y la mujer.

De hecho, tanto el hombre como la mujer tienen formas muy diferentes de reaccionar, de captar la verdad, de vivir la fe ... y si analizamos esto, podremos entender reacciones de nuestra pareja que a simple vista no las podríamos comprender.


¿Cuales son estas diferencias?


Elementos generales

Características masculinas
Actividad
Deseo de dominar
Exigir derechos
Deseo de dirigir, de conducir
Impaciencia, precaución
Deseo de cambiar las cosas

Características femeninas
Pasividad
Sometimiento
Bondad
Perseverancia
Precavida
Deseo de conservar la tradición


Elementos fisiológicos

Características masculinas
El hombre está hecho para producir vida,
Para crearla, recogerla y hacerla germinar
Y perfeccionarla

Características femeninas
La mujer está hecha para conservar la vida.
Para sembrarla


Elementos sensitivos

Características masculinas
Apasionamiento
Deseo de amar y cortejar
Espíritu de aventura
Capta lo general, lo grande, lo lejano El hombre prefiere lo razonable
El peligro lo excita

Características femeninas
Afectividad
Deseo de ser amada y cortejada
Castidad, fidelidad
Capta lo particular, los detalle, lo pequeño
La mujer prefiere lo verdadero, lo bello, lo bueno
El peligro la desconcierta


Elementos Intelectuales

Características masculinas
Piensa con lógica
Mira al futuro
Se interesa por las cosas
Vive de ideas y planes

Características femeninas
Actúa con la lógica del corazón, del sentimiento
Mira, preferentemente al presente, al pasado
Se interesa por las personas, comprende y se compadece
Vive de experiencias

Elementos volitivos (de la voluntad)

Características masculinas
La voluntad del hombre tiende a su objetivo
El hombre se convence con razones
Obra más conforme a la realidad de los hechos
El hombre teme al sufrimiento

Características femeninas
La voluntad de la mujer se influencia
por lo personal
La mujer se convence llegándole al corazón Obra más movida por la compasión y la misericordia
La mujer enfrenta con mayor resistencia el sufrimiento


Elementos religiosos:

Características masculinas
El hombre trata de conocer a Dios
El hombre ora con la cabeza
Cuando se convence del ideal religioso y de su seguimiento, se entrega totalmente

Características femeninas
La mujer trata de sentir a Dios
La mujer ora con el corazón
Vive en torno al ideal religioso, pero se fija más en las circunstancias que la rodean que en el mismo ideal

Gracias a todas estas características que distinguen a los hombres de las mujeres y nos hacen diferentes, uno necesita del otro, y el ser diferentes hace que su relación se enriquezca. A pesar de las diferencias físicas y emocionales, no olvidemos que Dios creó al hombre y a la mujer con igualdad de dignidad como personas.

Descubrirnos mutuamente como diferentes y complementarios es sabiduría humana y cristiana. Dios nos hizo compañeros del camino, para ayudarnos, acompañarnos y complementarnos.

Para vivir acertadamente las diferencias y complementariedad entre hombre y mujer:

1. Aceptar realmente que hemos sido creados diferentes por Dios

2. Respetar la dignidad de la otra persona y sus valores propios

3. Descubrir y apreciar lo que nos une y nos complementa

 

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!