Menu


Clonación: Juego tecnológico inmoral e inhumano
Uno de los mayores temores científicos finalmente ha ocurrido. Un equipo en su mayoría de científicos de la Universidad Nacional de Seúl, en Corea del Sur, asegura que han clonado treinta embriones humanos


Por: Fe y Familia | Fuente: Fe y familia




Políticos, científicos y la Iglesia Católica han condenado enérgicamente el reciente anuncio de clonación de treinta embriones humanos en Corea del Sur

Uno de los mayores temores científicos finalmente ha ocurrido. Un equipo en su mayoría de científicos de la Universidad Nacional de Seúl, en Corea del Sur, asegura que han clonado treinta embriones humanos, los primeros hechos con la técnica que produjo la oveja Dolly.

Las reacciones no se hicieron esperar y muchos políticos, científicos y la Iglesia Católica han condenado enérgicamente este atentado contra la dignidad del embrión humano.

Mons. Elio Sgrecia, Vicepresidente de la Pontificia Academia para la Vida, explicó por qué es inmoral e inaceptable la clonación humana, en una entrevista concedida a una agencia informativa y en declaraciones a Radio Vaticano.

«No se puede matar una vida humana con la esperanza de encontrar medicinas para salvar otras vidas», explicó Mons. Sgrecia y señaló que esa acción sería «una repetición de lo que hicieron los nazis en los campos de concentración».

Según el Prelado vaticano, «los científicos están diciendo: “primero lo clono a usted. Luego lo mataré”». «Esta no es una victoria para la humanidad, sino un doble crimen», explicó.

La noticia llegó de Corea del Sur

Los expertos dirigidos por el profesor Hwang Woo Suk, de la Universidad Nacional de Seúl, en Corea del Sur, han extraído el material genético de células normales de un grupo de mujeres donantes y lo han combinado con sus propios óvulos.

Esta técnica se llama «transferencia nuclear» y se fundamenta en la que científicos escoceses emplearon en 1997, para clonar a la oveja Dolly.

Los embriones resultantes fueron madurados para producir células capaces de transformarse en cualquier tejido del cuerpo, si se les dan las instrucciones genéticas adecuadas. El objetivo es utilizar las células, denominadas «madre», para sustituir a las que se han deteriorado en pacientes con males degenerativos como el Parkinson o el Alzheimer.

La noticia hecha pública hace una semana dio la vuelta al mundo porque los clones surcoreanos de embriones humanos son los más avanzados que se han producido.

La cuestión de las "células madre"

Los científicos creen que las «células madre» que se obtienen de embriones clonados y tienen la capacidad de convertirse en cualquier tipo de células que conforman el cuerpo humano, pueden conducir a curas para enfermedades como el Alzheimer, el Parkinson, la diabetes y daños de la médula espinal.

Al respecto, Mons. Sgrecia explicó que existe una alternativa médica sin cuestionamientos éticos que consiste en usar las «células madre» tomadas del cordón umbilical o de adultos para las investigaciones, porque el procedimiento no implica la destrucción de vida.

El Prelado advirtió finalmente también que «algunos científicos están llenando a la gente de falsas esperanzas, mientras al mismo tiempo cometen crímenes, porque crear un embrión para suprimirlo es un juego tecnológico inhumano».

El prelado aclara que desde el punto de vista moral ningún tipo de clonación humana puede estar justificado. En primer lugar, porque se trata de una «reproducción asexual» y, en segundo lugar, porque el ser humano clonado carece de padre o de madre, pues procede del código genético de un solo individuo.

Científicos rechazan la clonación humana

Madrid.- Numerosos científicos de la plataforma «Hay Alternativas» —que agrupa a más de 1,300 expertos— expresaron su rechazo a los experimentos de clonación humana realizados por científicos surcoreanos y estadounidenses pues «rompen los criterios éticos propios de respeto al individuo» y «afectan gravemente a toda la humanidad».

Entre los principales investigadores —en áreas como bioética, microbiología y genética— que se manifestaron en contra de la clonación está el presidente de la «Asociación Española de Bioética y Ética Médica», Manuel de Santiago, quien subrayó que «ninguna clonación verdadera es moralmente admisible».

El científico afirmó que aunque los científicos surcoreanos puedan estar motivados por una «intención buena y terapéutica», «esto no es suficiente» para hacer «buena» la decisión de clonar.

Por su parte, Rafael Rubio, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense advirtió de los problemas que plantea la clonación denominada «terapéutica», «incluso más perversa que la que tiene fines reproductivos, pues en la terapéutica se crea un embrión humano ex profeso para destruirlo una vez se haya desarrollado».

También la «Sociedad Valenciana de Bioética» manifestó a través de un comunicado que «de ninguna manera puede considerarse al embrión humano como una simple masa celular indiferenciada, sino más bien como el tipo de estructura anatómica, fisiológica y bioquímica que corresponde al ser humano en esa etapa específica de su desarrollo», con lo que «el embrión humano es un ser humano en fase embrionaria».

Preguntas básicas sobre clonación
 

 

 

 

 



 

 

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |