Menu


Clonación humana ¿por qué no aceptarla?
El proyecto «clonación humana»: terrible consecuencia a la que lleva una ciencia sin valores y signo del profundo malestar de nuestra civilización


Por: Pontificia Academia para la Vida | Fuente: vatican.va



Los progresos del conocimiento y los consiguientes avances de la técnica en el campo de la biología molecular, la genética y la fecundación artificial han hecho posibles, desde hace tiempo, la experimentación y la realización de clonaciones en el ámbito vegetal y animal.

El proyecto de la «clonación humana» es una terrible consecuencia a la que lleva una ciencia sin valores y es signo del profundo malestar de nuestra civilización, que busca en la ciencia, en la técnica y en la «calidad de vida» sucedáneos al sentido de la vida y a la salvación de la existencia.

Cada ser humano es único e irrepetible y merece el respeto de mantener esa unicidad e irrepetibilidad. Cuando se intenta la clonación humana, se le quita este derecho. Además, implica una manipulación genética en la que se deja a un lado la dignidad de cada ser para instrumentalizarlo y transformarlo en materia de experimentación y manipulación.

Debe reflexionarse además sobre el fin que se busca, en muchos casos la clonación se intenta para obtener órganos y material de experimentación o trasplantes, desconsiderando la vida y la dignidad de la persona a la que se ha dado origen y considerándolo simple reserva de órganos.


Para una información más completa acerca de la vida, visita la Comunidad de Bioética



Si tienes alguna consulta utiliza este enlace para escribirle a la Dra. Pïlar Calva, médico con especialidad en genética humana, maestría en bioética





Suscríbete a la Newsletter de Catholic.net
para recibir este servicio en tu e-mail




Si tienes alguna duda, conoces algún caso que quieras compartir, o quieres darnos tu opinión, te esperamos en los FOROS DE CATHOLIC NET donde siempre encontrarás a alguien al otro lado de la pantalla, que agradecerá tus comentarios y los enriquecerá con su propia experiencia.


Fotografía tomada de la película "El sexto día"





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |