Menu


Los órganos de Notre Dame
La restauración del órgano de Notre-Dame reunió dos mundos hasta entonces extraños, la construcción de órganos y la informática


Por: cathedraleDeParis.com | Fuente: cathedraleDeParis.com



Documento descriptivo del órgano

El órgano mayor de Notre-Dame de París es uno de los más célebres del mundo.

Posee 113 juegos y 7800 tubos, algunos de los cuales son de la Edad Media. Se puede oir cada domingo a las cinco y cuarto de la tarde, cuando lo toca alguno de los organistas titulares de Notre-Dame, o con motivo de recitales dados una vez al mes, los jueves, por unos organistas venidos del mundo entero.


Los constructores de órganos:

François Thierry (1730)
François-Henri Clicquot (1784)
Aristide Cavaillé-Coll (1863)
Jean Hermann, Robert Boisseau (1963)
Jean-Loup Boisseau
Bertrand Cattiaux
Michel Giroud
Philippe Emeriau
Société Synaptel (1992)


Los organistas famosos

Entre los que tocaron el órgano mayor de Notre-Dame, los más famosos son:

Charles Raquet (1618-1640)*
Louis-Claude Dacquin (1755-1772)
Armand-Louis Couperin (1760-1790)
Louis Vierne (1900-1937)
Léonce de Saint-Martin (1937-1954)
Pierre Cochereau (1954-1984)

* Fecha de presencia a la tribuna del órgano mayor


Los organistas actuales



  • Órgano mayor:

    Olivier Latry (1985- ) organista titular del órgano mayor

    Philippe Lefebvre (1985- ) organista titular del órgano mayor

    Jean-Pierre Leguay (1985- ) organista titular del órgano mayor

     
  • Órgano de coro:


  • Yves Castagnet (1988- ) organista titular del órgano de coro

    Pierre Méa (1992- ) órganista suplente del órgano de coro


    El órgano medieval: 1403-1730

    La historia de los instrumentos de Notre-Dame de París comienza hacia 1330. El primer instrumento fué suspendido como nido de golondrinas debajo de una ventana alta de la nave.

    Hacia los años 1400, se decidió instalar un segundo instrumento encima de la portada principal oeste, mientras el antiguo órgano continuaba su oficio. El 25 de octubre de 1403, se acabó de construir el nuevo órgano.

    Desde 1473 y durante cincuenta años se restauró una gran cantidad de tubos. Se hicieron diversas modificaciones y mejoras. En 1609 se le agregó un segundo teclado, suprimiendo, para instalarlo, los pedales y su mecánica.

    Este instrumento posee entonces las tres sonoridades normales: un plenum, una serie de flautas y una batería, o sea probablemente un poco menos de dos mil tubos. En 1620 se le agrega un tercer teclado y, en 1672, un cuarto. De este órgano medieval no quedan hoy más que doce tubos.


    El órgano clásico: 1730-1838

    Cuando por fin fue tomada en 1730 la decisión de hacer un órgano nuevo, había entrado Francia en el " siglo de las luces " y la ebanistería medieval debía desaparecer. Se colocó pues mucho más arriba, tapando una parte del rosetón oeste, una caja grande nueva, al uso del día, de un estilo Luis XV no totalmente desprendido aún de la tiesura del siglo del rey Sol. Este instrumento fué entonces enteramente ideado de nuevo.A su vez duró cincuenta años.

    Durante la Revolución se utilizó para varias fiestas, pero a pesar de ser amenazado por varios decretos revolucionarios, no sufrió más que de años de abandono como la mayor parte de los órganos de Francia. Es de notar sin embargo la destrucción a hachazos de ornamentos que recordaban la " monarquía " y de las flores de lis que adornaban los mascarones en la base de dos de las columnas de las cajas del órgano.

    En 1828, el estado general dejaba mucho que desear. Poco después Viollet-le-Duc y Lassus empezaron la restauración del monumento. El polvo en la tubería, el desgaste de los fuelles demasiado duros, la lluvia y el viento que penetraban por las vidrieras por restaurar, llevaron el organero a proponer que se hicieran reparaciones, pero siempre se negaron a hacerlas.


    El órgano sinfónico

    Como las obras arquitectónicas consumían todavía todo el dinero, Viollet-le-Duc encargó un instrumento digno de una catedral, pero sin lujo ni rebuscamiento, para ahorrar más usando, en lo posible, el material ya existente. El proyecto de un " instrumento de primera categoría con cuatro teclados y pedalier suficiente para las dimensiones de la iglesia " nació en 1862.

    Las obras empezaron en el mismo lugar en junio de 1864.Se tocó el órgano de Notre-Dame por Navidad, fuera de concurso, en el marco de la exposición universal de 1867.

    En febrero de 1868, se verificó la entrega a una comisión internacional; los registros del cabildo refieren cómo el viernes 6 de marzo, a las siete de la tarde, Mons. Darboy bendijo, desde su sitio, el nuevo órgano, mientras un sacerdote, que había subido a la tribuna, echaba agua bendita al instrumento.


    Informática

    En 1989 el Ministerio de Cultura decidió emprender una restauración completa y una modernización de la tracción. Fué encomendada la tarea a Jean-Loup Boisseau y a su socio Bertrand Cattiaux.

    La restauración del órgano de Notre-Dame reunió dos mundos hasta entonces extraños: la construcción de órganos y la informática:
    Por una parte, un artesanado de alto nivel, el de un país de patrimonio organístico muy rico, donde la política de restauración de los órganos antiguos que, desde un cuarto de siglo, puso en obra tanto el Estado como los municipios, permitió formar constructores de competencia internacionalmente reconocida.

    Por otra parte, el mundo de los ingenieros, que integran sistemas informáticos en las industrias de punta aeronáutica, astronáutica o telecomunicaciones.

Juegos o registros



Cathédrale Notre-Dame de Paris

Ile de la Cité
6, Place du Parvis
F-75004 PARIS
Tél. +33-1-42.34.56.10
Fax. +33-1-40.51.70.98





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |