Menu


Suspendidos dos grandes ensayos con microbicidas por motivos de seguridad
El producto experimental se estaba probando en África y la India, y se ha visto que aumenta en las mujeres el riesgo de infección por VIH


Por: Comité Independiente Anti-Sida | Fuente: Comité Independiente Anti-Sida



La decepción se ha extendido como la pólvora entre la comunidad científica al conocer la noticia de que dos grandes ensayos clínicos con microbicidas, que estaban en fase III, se han suspendido por razones de seguridad. Se trata de la segunda vez que un trabajo con microbicidas, cremas o geles vaginales para prevenir la infección por el VIH en mujeres, recibe un varapalo semejante, a pesar de las esperanzas depositadas en ellos por muchos expertos.

Según han comunicado la Sociedad Internacional del Sida, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Agencia de Naciones Unidas, los resultados preliminares de uno de los estudios, realizado por la empresa canadiense Conrad con más de 1.300 mujeres de Uganda, Sudáfrica, Benin y la India, indican que el microbicida probado, Ushercell, a base de sulfato de celulosa, aumenta el riesgo de infección por VIH, en vez de reducirlo, lo que ha llevado a su suspensión inmediata.

El segundo estudio cancelado, del grupo Family Health Internacional, se estaba llevando a cabo con 1.700 participantes en Nigeria y aunque no ha observado un aumento del riesgo de contagio, se ha suspendido como medida de precaución ante los datos del primero, ya que usa el mismo compuesto, sulfato de celulosa.

"Con este producto teníamos la esperanza de ayudar a muchas mujeres a prevenir el VIH. Los resultados son inesperados y decepcionantes, pero ojalá podamos extraer de ellos información científica útil que nos permita desarrollar algún día un microbicida seguro", ha expresado en un comunicado la doctora Lut Van Damme, coordinadora del ensayo de Conrad. En un comunicado conjunto, la OMS y ONUSIDA señalan que "se trata de un revés inesperado y triste en la búsqueda de un microbicida eficaz".

De momento, los investigadores han señalado que desconocen el motivo por el cual este microbicida, en vez de ayudar a las mujeres, las hace más vulnerables a la infección. Hasta llegar a estos sorprendentes resultados, el producto había pasado 11 pruebas de seguridad.

En el año 2000, un ensayo con el microbicida Advantage S, a base de nonoxynol-9, que se probaba en prostitutas, se suspendió por los mismos motivos después de haber levantado grandes expectativas sobre su eficacia.

Una ayuda que no llega

Ante la falta de vacunas y la dificultad de acceder al tratamiento antirretroviral en algunas zonas, muchos son los que han depositado su esperanza en los microbicidas, como la Fundación Gates, que ha financiado los estudios cancelados.

Sin embargo, a pesar de las dos decepciones que ya han proporcionado los microbicidas, tanto los investigadores como la OMS y ONUSIDA han expresado su deseo de que "al menos uno de los otros tres microbicidas que se están probando a gran escala demuestre que es seguro y eficaz". El doctor Nicholas Hellmann, director del programa de sida y tuberculosis de la Fundación Bill y Melinda Gates, señala que "mantenemos la esperanza de que se desarrollará un microbicida eficaz, pero sabemos que es un camino largo y tortuoso. Tenemos que seguir y aprender de los errores".

Según ha declarado al diario ´The Wall Street Journal´ la doctora Zeda Rosenberg, directora de la Asociación Internacional de Microbicidas, "la noticia de la suspensión de los ensayos entristece a todos, pero no podemos quedarnos paralizados. En el mundo hay 17,7 millones de mujeres que viven con el VIH y miles más se infectan cada día. La prevención es la única manera de controlar la epidemia".

Preguntas o comentarios al autor





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |