Menu



Asamblea de la ONU sobre VIH y SIDA
Uno de los grupos más vulnerables de las víctimas del VIH/SIDA, es decir, nuestros niños


Por: Vatican Information Service | Fuente: Vatican Information Service




El cardenal Cláudio Hummes, O.F.M.,
arzobispo de Sao Paulo (Brasil), intervino el 22 de septiembre de 2003 en Nueva York como jefe de la delegación de la Santa Sede en la reunión
plenaria de alto nivel de la Asamblea General dedicada al seguimiento del resultado de la sesión especial vigésimosexta: Implementación de la declaración de compromiso sobre el VIH/SIDA.

En su intervención, publicada ayer tarde, el cardenal afirma que el VIH/SIDA "ha sido y continúa siendo una de las mayores tragedias de nuestro tiempo. No es sólo un problema sanitario de enorme magnitud, sino que también es una cuestión social, económica y política. (...) También es una cuestión moral, debido a que las causas de la epidemia claramente reflejan
una crisis de valores grave (...) que no ha dejado escapar a ningún segmento geográfico de la familia humana".

El purpurado llamó la atención de la asamblea sobre "uno de los grupos más vulnerables de las víctimas del VIH/SIDA, es decir, nuestros niños. Tantos de ellos han sido y continúan siendo víctimas de esta epidemia, ya sea porque han sido infectados por el virus, el cual les ha sido transmitido al nacer, o porque han quedado huérfanos debido a la muerte prematura de sus
padres causada por el SIDA. (...) De acuerdo con un cálculo, para el año 2010 sólo en Africa habrá 40 millones de huérfanos a causa del SIDA, el 95%
de los cuales será portador del virus".

"La necesidad imperiosa de tratamiento para estos enfermos jóvenes puede satisfacerse con los avances de la ciencia médica", prosiguió. Después se refirió al caro precio de las curas médicas, que "se agrava por cuestiones legales", si bien la Santa Sede "se siente alentada por el acuerdo de la OMC (Organización Mundial del Comercio) que se logró el 30 de agosto de 2003, y que hará que sea más fácil para los Estados más pobres importar medicamentos genéricos más económicos fabricados según licencia obligatoria".

"La Santa Sede y las instituciones católicas -subrayó- no han retrocedido en la lucha global contra el VIH/SIDA. (...) El 12% de quienes atienden a pacientes del VIH/SIDA son organismos de la Iglesia Católica, y el 13% de la
ayuda global a los afectados por la epidemia proviene de organizaciones no gubernamentales católicas. La Santa Sede, gracias a sus instituciones en el mundo entero, provee el 25% de la atención total que se da a las víctimas
del VIH/SIDA".

"Asimismo, con el fin de coordinar mejor sus actividades - concluyó el cardenal- la Santa Sede ha creado una Comisión Ad Hoc sobre la lucha contra el VIH/SIDA" para "expresar su preocupación especial por Africa del
Sub-Sahara (...) y prestar especial atención a los problemas de estigma y discriminación que acompañan a esta enfermedad, al acceso a tratamiento y atención, a la educación sobre un comportamiento sexual responsable, incluidas la abstinencia y la fidelidad matrimonial, y a la atención de los huérfanos a causa del VIH/SIDA".





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |