Menu


El sida cambió el concepto de infancia para millones de niños
¿Qué sucedería si Organismos Internacionales que mueven grandes cantidades se ocuparan más no solo de la estadística sino de la ayuda eficaz?


Por: Mujer Nueva | Fuente: Mujer Nueva



La tragedia verdadera se da en África, pero resulta poco convincente tanta denuncia cuando el bloque del Norte sigue ajeno a lo que allí se vive. No basta denunciar. ¿Qué sucedería si Organismos Internacionales que mueven grandes cantidades se ocuparan más no solo de la estadística sino de la ayuda eficaz?

El sida es responsable de que el concepto de infancia haya cambiado para millones de niños en el mundo, ya que mata a sus padres, merma sus comunidades, les obliga a tratarse de por vida y condiciona sus expectativas de progreso, aunque según Unicef, se empiezan a notar avances en la forma de combatirlo.

Cerca de 2,3 millones de niños de menos de 15 años son portadores del VIH y sólo uno de cada diez que lo necesita recibe tratamiento, lo que significa, según un informe difundido este martes por el Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef), que los otros nueve se enfrentan a un "crudo y efímero futuro", pues la mitad de ellos no cumplirá los dos años.

Además, se calcula que en el mundo hay 15,2 millones menores de 18 años que ha perdido a alguno de sus padres a causa del sida, lo que, además de privarles de los cuidados y atenciones paternas, condiciona también muchos otros aspectos de su vida, como las probabilidades de ser adoptado, por ejemplo.

Pese a los esfuerzos por evitarlo, esa cifra ascenderá a 20 millones en 2010, según la organización de la ONU para la protección de la infancia.

Objetivos planteados

Aunque "los resultados siguen siendo trágicamente insuficientes, en algunos sentidos muy importantes sí se empiezan a ver cambios", asegura Unicef.

Los objetivos de la iniciativa incluían que en 2010 por lo menos el 80 por ciento de las mujeres que lo necesiten reciban los servicios necesarios para evitar el contagio a sus hijos durante el embarazo, algo que en 2006 afectó a 530.000 mujeres.

Unicef calcula que una de cada diez mujeres jóvenes embarazadas que viven en las capitales del África subsahariana son portadoras del virus y que por lo menos una de cada tres contagiará a sus hijos.

La iniciativa también busca que en 2010 el 80 por ciento de los niños infectados reciban tratamiento, ya que de los 2,3 millones de menores de 15 años que padecen el virus (el 80 por ciento viven en el África subsahariana), cerca de un tercio moría con un año y la mitad no superará su segundo cumpleaños.

Sólo en 2006, 380.000 niños murieron por causas vinculadas al sida, pese a que "la inmensa mayoría de esa muertes se habrían evitado si los afectados hubieran recibido algún tratamiento", asegura la organización, que lamenta que en el África subsahariana menos de uno de cada tres niños tenga una noción clara de lo que es el sida.

Además, se pretende que para 2010 se haya reducido el 25 por ciento el número de personas portadoras del VIH, para lo que "es necesario que todos los planes de acción integren a los niños y adolescentes entre los grupos a los que se dirigen".

Se calcula que 10 millones de jóvenes de entre 15 y 24 años están infectados por el virus.

Avances iniciales

A pesar de que los retos aún son "descomunales", se empiezan a ver relativas mejoras a la hora de combatir la epidemia que azota a la humanidad desde hace ya 25 años.

Así, los niños están cada vez más integrados en la políticas nacionales que se diseñan para combatir el virus y en por lo menos una veintena de países del África subsahariana ya son una prioridad en los planes de acción.

Gracias a ello, cada vez son más los niños que reciben tratamiento tras la mejora de los métodos de detección y el abaratamiento de los medicamentos, que "han bajado drásticamente en los últimos 12 ó 18 meses, al tiempo que sus métodos de aplicación se han simplificado enormemente, lo que facilita que la continuidad de los tratamientos".

En 70 de los países más afectados por el virus la organización ha detectado que la práctica de test y de asesoramiento ha pasado de llegar a 4 millones de personas en 2001 a alcanzar a 16,5 millones en 2005.

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |