Menu


Aparece una nueva ETS cuatro veces más frecuente entre usuarios de preservativos
El Mycoplasma genitalium, una de las bacterias más pequeñas conocidas hasta ahora, causa inflamaciones y puede hacer a la persona propensa a la infertilidad


Por: Comité Independiente Anti-Sida | Fuente: Comité Independiente Anti-Sida



El Mycoplasma genitalium una de las bacterias más pequeñas conocidas hasta ahora causa la inflamación de la uretra en los hombres, la inflamación del cuello cervical uterino en las mujeres y puede hacer a la persona propensa a la infertilidad

Un estudio realizado por la Universidad de Washington en la ciudad norteamericana de Seattle reveló esta semana que una enfermedad de transmisión sexual hasta ahora casi desconocida, el Mycoplasma genitalium, está avanzando notablemente entre la población sexualmente activa, especialmente entre aquellos que usan preservativos.

Según el estudio, la nueva enfermedad ha superado a la gonorrea entre las personas sexualmente activas en Estados Unidos, y se ha ubicado en segundo lugar, después de la Clamidia.

La enfermedad, producida por una de las bacterias más pequeñas conocidas hasta ahora, apareció por primera vez en la década de los 80, pero ha experimentado un crecimiento sorprendente entre las personas que viven con una pareja sexual.

Sorprendentemente, el estudio, publicado en el prestigioso American Journal of Public Health, señala que la tasa de infección fue "cuatro veces más alta entre aquellos que utilizan preservativos en sus relaciones sexuales por vía vaginal".

El estudio se basa en pruebas realizadas en 1714 mujeres y 1218 varones de entre 18 y 27 años.

La enfermedad causa la inflamación de la uretra en los hombres, la inflamación del cuello cervical uterino en las mujeres y puede hacer a la persona propensa a la infertilidad.

Otros estudios asocian al Mycoplasma genitalium con la inflamación de los testículos, enfermedades neonatales y artritis reactiva.

La nueva enfermedad demuestra que el preservativo, aunque reduce la posibilidad de contagio de algunas enfermedades de transmisión sexual, es absolutamente inútil para prevenir otras -como la Clamidia- y más bien facilita la transmisión del Mycoplasma genitalium.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |