Menu


En mi sed me dieron vinagre. La civilización de la acedia
De la Acedia no se suele hablar. No se la enumera habitualmente en la lista de los pecados capitales Muchos son los fieles, religiosos y catequistas incluidos, que nunca o rarísima vez la oyeron nombrar y pocos sabrán ni podrán explicar en qué consista. Sin embargo, como veremos, la acedia sí que existe y anda por ahí, aunque pocos sepan cómo se llama. Se la puede encontrar en todas sus formas: en forma de tentación, de pecado actual, de hábito extendido como una epidemia, y hasta en forma de. Si bien se mira, puede describirse una verdadera y propia civilización de la acedia.


Ya adentrándonos en el tercer milenio cristiano se nos exhorta a navegar mar adentro y a empeñarnos en fundar una civilización del amor. Pero el terreno no está vacío. También hoy como en toda época se plantea, aunque en términos propios, el enfrentamiento de las dos...



Capítulos:
La acedia: Pecado Capital
La acedia en las Sagradas Escrituras
Acedia y Martirio
Acedia y martirio
La civilización de la acedia
La acedia en la Vida Consagrada
Acedia y desolación según San Ignacio de Loyola
Pneumodinámica de la acedia
En mi Sed me dieron Vinagre: Índice Analítico
Reportar anuncio inapropiado |