Menu


Epístola a los Efesios

En realidad, no se sabe si la carta a los Efesios fue dirigida a la Iglesia de Éfeso, ya que en los manuscritos más antiguos no se decía nada de ello, sino que fe añadida después. Es otra de las cartas que pretende convertir la presencia de Pablo en una realidad permanente por parte de los que no podían olvidarlo. Él fue el líder carismático que estuvo casi tres años en Éfeso (Hch 20, 31), en uno de los momentos más significativos del apóstol. Ésta puede ser la razón para que se considere que esta carta iba dirigida a los efesios. Su actividad en Éfeso, su prisión, es algo fuera de lo común. Allí quedaron los discípulos paulinos más leales. Es verdad que Pablo no fundó la comunidad directamente (cf. Hch 18,19-20; 19,8-10); Apolo le había precedido e incluso el matrimonio de Priscila y Aquila. Pero hay que decir que, sin Éfeso, sin su comunidad o comunidades en las que Pablo trabajó hasta el agotamiento, no entenderíamos el futuro del cristianismo paulino. La carta se compone claramente de dos partes: *La primera nos presenta el misterio de Dios en Cristo, revelado en la Iglesia (Ef 1-3). *La segunda es práctica, parenética, es decir, una exhortación a los bautizados y la propuesta de cómo debe de ser la vida de los cristianos en la Iglesia (Ef 4-6).




Esta Carta no contiene ninguna noticia o exhortación personal, ni parece responder a problemas o peligros concretos, como el resto de las Cartas de Pablo. En los saludos finales no se nombra a nadie en particular, y muchos manuscritos antiguos omiten el nombre de los...



Capítulos:
Efesios 1
Efesios 2
Efesios 3
Efesios 4
Efesios 5
Efesios 6
Reportar anuncio inapropiado |