Menu


Epístola a los Colosenses

Es una carta de cautividad, se habla de la prisión (Col 1,24; 4,3.18) y la Tradición la sitúa en Roma, en los años 60-61. sin embargo, hoy se ve en ella un escrito pospaulino, de un discípulo. Algunos hablan de una escuela heredera del pensamiento de Pablo y de su preocupación por las iglesias, especialmente en Asia Menor. Lo más probable es que Pablo no hubiera estado en Colosas. Pero, desde luego, se pretende asegurar la permanente presencia del apóstol de los gentiles, a pesar de su ausencia física, incluso porque ya hubiera muerto.




Colosas era una ciudad de Asia Menor, situada a unos doscientos kilómetros al este de Éfeso. Pablo no la evangelizó personalmente, sino que confió esa misión a Epafras, uno de sus discípulos, que era natural de allí (1. 7; 4. 12). Cuando este colaborador fue a visitarlo,...



Capítulos:
Colosenses 1
Colosenses 2
Colosenses 3
Colosenses 4
Reportar anuncio inapropiado |