Menu


Causas de la escasez de vocaciones
Todos los cristianos han recibido de Dios no solamente la vocación cristiana genérica, sino también una vocación específica, que ha de configurar su vida. Sin embargo, cuando hablamos sin más de «las vocaciones», entendiendo éstas por antonomasia, solemos referirnos a las vocaciones sacerdotales y religiosas. Éstas no siguen la vocación general primera -«creced y multiplicáos [familia] y dominad la tierra [trabajo]» (Gén 1,28)-, sino que nacen de un impulso particular de la gracia, es decir, de una especial llamada de Dios: «Tú, déjalo todo, ven y sígueme».


Autor: P. José María Iraburu | Editorial:



Pues bien, en este sentido más característico hablaré de «las vocaciones», y concretamente de las causas de su escasez. Y al decir «las Iglesias», me referiré a las Iglesias locales, las diócesis o Iglesias particulares. Para descargar el libro da click en el siguiente enlace: Causas de la escasez de vocaciones


Capítulos:
Introducción
Las vocaciones en los últimos 50 años
Fe y doctrina
Espiritualidad y disciplina
Los caminos de perfección
La pastoral vocacional
Reportar anuncio inapropiado |