Menu

A nadie quiero guardar ni el más mínimo resentimiento
Yo no odio a nadie, absolutamente a nadie. Si algo he visto en mi vida es que el odio es una fuerza extraordinariamente destructiva para el que la padece.

Libros del Padre José Antonio Fortea
Descarga GRATIS sus libros completos en PDF



 
Reportar anuncio inapropiado |