Menu

Nuestra ofrenda a Dios en la Misa
Cuando vamos a la Misa, nosotros llevamos al altar nuestra vida entera, para ofrecerla con el vino y el pan.

Siguiendo los pasos del primer pastor
Pedro será el primer pastor de esa serie de sucesores, que durarán tanto como la roca, es decir, tanto como la humanidad.

El altar, puerto de llegada y de partida
Es el lugar donde está el Cuerpo y la Sangre, es navío donde se transportan nuestras intenciones al corazón de Dios.

En el mundo.. el dolor del hombre
Jesús, te quedaste en la Eucaristía, ahí precisamente porque sabías que en el mundo... hay dolor. ¡Vaya que si lo hay!

¡Qué bueno que hoy no pasé de largo !
Yo soy una de esas personas que el otro día pasó de largo, si esa, la que tu esperabas, la que no entró y se alejó... pero con la soledad y el peso de la cruz.

¿Qué nos perdona Dios en la Eucaristía?
Jesús nos pide, para recibir el fruto de la eucaristía, tener un corazón lleno de perdón, reconciliado, compasivo.

La Eucaristía, Sacrificio de Cristo en la Cruz
La eucaristía es banquete: ¡Vengan y coman! Es Pan que baja del cielo y da vida al mundo.

Oración al Espíritu Santo frente al Santísimo
Es el Espíritu Santo a quien tenemos que llamar y pedirle que siempre nos acompañe e ilumine en nuestro diario caminar.

Estoy aquí, Señor, entre el tráfico y las prisas
Me siento cansado, agobiado y hoy vengo a ti, en recuerdo, aunque lejano de un tiempo pasado,

¿Qué tanto me parezco a ti, Señor?
Porque he sido creado a tu imagen. Pero para ser reflejo de Ti, tengo que dejar de ser yo mismo.

Empieza el nuevo año, Señor, y vuelvo a buscar tu compañía
Tenemos las alforjas vacías y las vamos a ir llenando de cosas buenas, de cosas santas, de perdones y mucho amor.

Señor, hoy he tirado un calendario 2015 a la basura...
¿Tiré también a la basura todas esas horas, todos esos días, todas esas semanas, todos esos meses, todo ese año?...

Una Hora Santa de oración, luz en la vida
Como el sol es la fuente natural de toda energía, el Santísimo Sacramento es la fuente sobrenatural de toda gracia y amor.

Te amo...¡pero no lo grito!
Si he conocido lo que es amarte... ¡cómo es posible que no lo grite y a veces hasta guarde silencio!

Presencia viva....plenitud de vida
Estar alertas para conocerte, que no estemos distraídos con una y mil cositas que no tienen valor.

Deja un momento tus ocupaciones habituales y dedícate algún rato a Dios


Hoy es jueves, Señor, jueves y mes de los niños
Un niño es como un milagro que está ante nosotros y no lo sabemos ver. Por sus ojos se asoma Dios y a Dios lo vemos si nos asomamos a sus ojos.

Noviembre, mes para meditar
Este mes que nos llena de recuerdos de los seres que ya no podemos ver...

Con María, y la soledad de Jesús Sacramentado
Hay un sitio en el Sagrario que tiene tu nombre y toda la paz que ansías... y Jesús te espera.

¿Qué tengo yo, que mi amistad procuras?
No te cansas, no abandonas, no te rindes. Porque quieres que te abramos y puedas entrar para entregarnos tu Corazón lleno de amor.

Señor, ayudame a ser humilde
Desconéctame, Señor, de las cosas de mi vida que tanto amo....quiero que tu me ayudes a vivir en la humildad.

La oración más difícil, la que más nos cuesta...
Dejar nuestras cosas a un lado, dejarlas por un momento y ponernos solo ante tu presencia, Señor.

Contra la tibieza, Eucaristía
Porque la tibieza lleva al alma a la rutina, a la indiferencia, a la frialdad, al apartamiento de las cosas de Dios.

¿Qué haces ahí todo el día en la Santa Eucaristía?
¡Qué vacía estaba mi vida sin Ti! Se que tú eres mi amigo y quieres abrazarme todos los días en la comunión.

¡Gracias, Señor, por este maravilloso regalo de tu amor hacia mí!
Solemnidad del Corpus Christi. La Eucaristía es el sacramento por excelencia de la Iglesia, porque brotó del amor redentor de Jesucristo.

La Eucaristía: Misterio de la fe
¡Éste es el Sacramento de nuestra fe!, el Misterio que nos inunda de gran asombro y gratitud.

Se deja tocar, comer y abrazar por quienes lo desean
Pan y vino, comida y bebida para la vida corporal... Cuerpo y Sangre para la vida espiritual.

Eucaristía, don de Dios a la Iglesia
Jesús nos espera en este sacramento del amor. No escatimemos tiempo para ir a encontrarlo.

La misa. El sacrificio del Altar
Jesús baja a la tierra, obedeciendo las palabras de un humilde sacerdote. Y lo mismo sucede en las grandes catedrales como en las humildes Iglesias.

Rezando el Padre Nuestro frente a la Eucaristía
Te pido mi Jesús, que cada vez que rece la oración que tú me enseñaste, lo haga despacio, con calma, con amor.

Reflexiones de la Eucaristía SS Juan Pablo II
Palabra del Papa acerca de la Eucaristía.

¿Cuál es el poder de la oración ante la Eucaristía?
Es que Cristo está allí realmente presente en el Sagrario y como Dios que es, nos conoce y nos llama.

Eucaristía ¡Misterio de luz, Misterio de vida!
Como los dos discípulos del Evangelio, te imploramos, Señor Jesús: quédate con nosotros!

Para encontrar a Dios hay que tratarle
Un trato de corazón a corazón, fruto del amor y no de la costumbre, creando un ambiente de fe y amor.

La Misa, misterio de fe y amor.
La Iglesia es la familia de los hijos de Dios, extendida por todo el mundo, y esta familia tiene un hogar en el que se reúnen todos.

¿Es la Eucaristía una cosa sagrada?
La Eucaristía no es una cosa, es la presencia de una Persona Santísima: Jesucristo Nuestro Señor.

La Eucaristía deleita
Muchas almas pierden el deleite actual de la Eucaristía... ¡porque están distraídas en Misa o en la Adoración!

Esperas como Buen Pastor en el Sagrario
Y Tú estás ahí, Jesús, por la única razón, por el único deseo que llena tu corazón que es amarnos a cada uno.

Nos hace falta la virtud de la esperanza, Señor
La esperanza es la luz que puede romper las negras sombras cuando parece que todo está perdido.

¡Esto es mi cuerpo, esta es mi sangre!
Señor... ¡haznos dóciles siempre a tu amor pero especialmente en este hermosísimo día de Corpus Christi!

Señor... ¿por qué nos amas tanto?
Jesús, el saber que estás en el Sagrario, me hace pensar que si nos amaste hasta dar tu vida por nosotros pues... ¡si que debemos de valer!.

Cinco llaves para entrar en la Eucaristía
Dios quiere hacernos escuchar su voz y para eso necesita que le des la oportunidad de hacerlo.

¿Saben que estás ahí Señor?... o quizá no lo saben
Detén tu desorientado caminar y ve donde Él está, con su Cuerpo y su Divinidad y encontrarás la grandeza de que Dios te ama.

¡Gracias, por quedarte en la Eucaristía!
El Señor conocía de sobra nuestra debilidad, nuestra flaqueza, nuestra soledad, nuestra necesidad de Él.

Este domingo es el día de Cristo Rey
Jesús, un Reino que los hombres no entendemos, porque lo que tu viniste a enseñar no está en el exterior sino en lo más profundo de nuestro corazón.

En la misa Jesús, estás vivo y presente
Es la media hora más grandiosa porque nos ponemos en tu presencia y en la Iglesia, que es tu casa y te levantamos nuestro corazón.

Ante Ti, Jesús, recordando el sepulcro vacío
Allí descansó tu cuerpo sin vida, envuelto en blanco sudario. Allí te quedaste solo... solo, como se quedan los muertos.

Con Maria y José, en la Elevación
Sé que no soy digna, Señor, de que entres en mi casa, pero una sola palabra Tuya bastara para sanarme.

Enfermarse de Jesucristo.
Una enfermedad no se contagia hablando de ella, sino estando enfermo. Sólo el que está enfermo puede contagiar a otro.

Una luz en la noche
Hoy es jueves, Señor, y vengo con el alma en sombras, sombras que se llegan a convertir en oscuridad si nos falta la virtud de la esperanza.

El Cuerpo y la Sangre de Jesús Resucitado.
Qué mejor que prepararnos para la Fiesta de Corpus Christi con algunos pensamientos de SS Benedicto XVI.

Amen a sus enemigos... ¡Qué difícil Señor!
Hoy a tus pies traigo un corazón que se resiste a perdonar. El dolor que le causaron fue tan fuerte, que alcanzó gravedad de tragedia para mi corazón y para mi vida...

Hoy voy a hablar contigo de Ella, de tu Madre, de mi Madre
Es mayo, Señor, y la Iglesia que tu fundaste le ha dedicado este mes a María. Señor, Jesús, gracias porque tu Madre es mi Madre.

De rodillas ante Ti, pedimos ayuda al Espíritu Santo
Espíritu de alegría, consuelo y fortaleza, sánanos del desánimo, el miedo y la tristeza.

Jesús Sacramentado, enseñanos a ser humildes
Presente en esa Hostia donde los ojos del que "se hizo hombre y habitó entre nosotros" nos miran con su infinito amor.

La Eucaristía: ¿presencia real o simbólica de Cristo?
Hay pasajes difíciles de entender, y el tema aquí tratado es, sin lugar a dudas, uno de ellos.

Aquí estoy Señor para hacer Tu Voluntad
Esa voluntad donde para cumplirla y acatarla hay que poner el corazón adolorido en sus manos y poco a poco el dolor se va suavizando.

Cae la tarde, Señor y yo me acuerdo de ti...
Vengo ante ti, Señor, que estás solo, siempre esperando, quiero ser tu compañía, y yo necesito la tuya. ¡Cómo te necesito, Señor!

Hoy es jueves, Señor, y yo te doy mi dolor
No soy yo el que voy a Ti. Tú eres el que viene a mi. Te acercas a mí porque sabes de mi sufrimiento, de mi dolor.

Te adoro con devoción, Divinidad oculta
La adoración del Niño Jesús, en la Noche Santa, se convierte en adoración eucarística. ¡Quédate con nosotros, Pan vivo bajado del Cielo!

¡No juzguéis...! ¿Y qué hago yo de la mañana a la noche?
Jesús Sacramentado ¿por qué tu Corazón nunca me ha juzgado tan severamente como yo acostumbro a juzgar a mis semejantes?

Eucaristía, Pan partido para tu salvación
¡Qué grande es nuestra alegría sabiendo que en el altar cada día se ofrece el sacrificio de Cristo

Afuera todo es gran agitación, ruido de vida...y la Vida está aquí
Desde aquí se oye el clamor del mundo. Ruido de coches, motocicletas, ruido de gran tráfico y ajetreo, de velocidad, de impaciencia.

Eucaristía: el Misterio de Fe
Es un Pan que se ofrece, una Sangre que se derrama y limpia, una Presencia que conforta y consuela.

Eucaristía y caridad
¡El amor es entrega y donación! Y en la Eucaristía, Dios se entrega y se dona completamente a nosotros.

Sí, la Eucaristía es prenda y fuente de esperanza.
Mientras haya una Hostia que brille en la custodia, la esperanza sigue viva, todavía Dios mira a esta tierra.

Eucaristía y humildad
El pan es la comida del humilde y del pobre. Es un pan que se da, se parte, se comparte, se reparte.

La Eucaristía es fuente de alegría
Festeja la Alianza que hizo Jesús con nosotros, porque es imagen del banquete celestial, porque da sentido a nuestros dolores ofrecidos al Señor.

Eucaristía y compromiso de caridad
El cuerpo de Cristo en la Eucaristía se identifica con el cuerpo necesitado de nuestros hermanos.

Eucaristía y apostolado
Cada Eucaristía debe traernos, espiritualmente a nuestro lado, a todos aquellos que vamos encontrando en nuestro camino.

Eucaristía y Sagrado Corazón
Visitando al Santísimo Sacramento, vivo en cada Iglesia, el Sagrado Corazón de Jesús recibe adoración y amor de nuestra parte.

Eucaristía y generosidad
Es el sacramento de la máxima generosidad de Dios, que nos llama e invita a nuestra generosidad con Él y con el prójimo.

Eucaristía y silencio
Es condición indispensable para escuchar y encontrarnos con Dios. El encuentro con Dios se da en el silencio del alma.

Sagrado Corazón de Jesús
La eucaristía ha brotado del Corazón de Jesús. Es el mayor regalo del Corazón de Jesús en la Última Cena.

Eucaristía y amistad
Jesús en la eucaristía tiene todos los rasgos de un verdadero amigo.

Eucaristía y sufrimiento
¿Cuáles son los sufrimientos que experimenta Cristo en la eucaristía?

Eucaristía y soledad
¡No dejemos solo a Jesús en la Eucaristía! Que siempre tengamos la delicadeza con visitarlo.

¿Qué relación hay entre Eucaristía y María Santísima?
María fue el primer Sagrario en el que Cristo puso su morada, recibiendo de su madre la primera adoración como Hijo de Dios

Eucaristía y martirio
El efecto número uno de la eucaristía es la capacidad de sufrir cualquier cosa por Cristo.

Eucaristía y unión solidaria
Manos que se unen en su esfuerzo para hacer posible ese pan; sudores y fatigas se esconden detrás de esos racimos de uva que producen vino suave.

Eucaristía y peregrinación
Jesús es el eterno peregrino del Padre que viene al encuentro del hombre que también peregrina hacia Dios.

Eucaristía y visitas eucarísticas
Cuando te encuentres cerca de un Sagrario, piensa “ahí está Jesús”. Y desde ahí te ve, te oye, te llama, te ama.

Eucaristía y Sagrario
Dios está en el Sagrario para nosotros, para hacer compañía, fortalecer, iluminar, consolar y para llenar la vida.

Eucaristía y sacerdote
El Sagrario es escuela para el sacerdote. Ahí aprende de Jesús a inmolarse en silencio, a esconderse, a ser humilde.

Eucaristía y matrimonio
El matrimonio se fortalecerá en fidelidad, si ambos cónyuges se alimentan de la eucaristía.

Eucaristía, una existencia profundamente "agradecida"
En la Eucaristía Jesús da gracias al Padre con nosotros y por nosotros.

Jesús Eucaristía, el Amigo que siempre te espera.
En la Eucaristía está el amigo del alma, el amigo que nunca falla, el amigo fiel, que es Rey de Reyes y Señor de los Señores.

Eucaristía y muerte
La Eucaristía es prenda de inmortalidad. Quien comulga aquí en la tierra está ya alimentándose con el germen de la vida eterna.

La Eucaristía nos prepara para ir al cielo
Quien comulga tiene la fuerza divina para enfrentar todos los problemas y situaciones difíciles de aquí abajo.

Eucaristía y fidelidad
Dios en la Eucaristía fue fiel a su promesa de estar con nosotros hasta el final de los tiempos.

El valor infinito de la Eucaristía
Ver con los ojos de la fe, ya que sabemos muy bien que sobre el Altar está presente el Señor.

Eucaristía y matrimonio
El matrimonio se fortalecerá en fidelidad, si los dos se alimentan de la Eucaristía.

¡Comparte tu pan!
Jesús hará el milagro, si tú compartieras tus cinco panes y dos pescados. Si no, nada puede hacer.

La Eucaristía es Banquete de unidad
En este Banquete nos unimos todos, participando de un mismo Cuerpo y de una misma Sangre.

¿Qué pan queremos?
¿Qué queremos: el pan de cebada que sólo alimenta el cuerpo, o el Pan del cielo, que alimenta el alma?

La Eucaristía es misterio de fe
Nos falta fe, por eso entramos, en una gran crisis de decepción, desconcierto y desilusión.

La Eucaristía es un banquete
¡Vengan y coman! ¡No se queden con hambre! Dios Padre nos sirve el Cuerpo y la Sangre, el alma y la divinidad de su propio Hijo, hecho Pan celestial.

¿Quién puede tolerar este lenguaje?
Pidamos a Jesús que nos aumente la fe para que valoremos la eucaristía, como el sacramento más admirable que tenemos.

¡Te adoro escondido en la Hostia!
Mientras te adoramos, ¿cómo es posible no pensar en todo lo que tenemos que hacer para darte gloria?

Tu presencia en la Eucaristía
Nos presentamos ante ti sabiendo que nos llamas y que nos amas tal como somos. Nuestro corazón se llena de gozo y de esperanza.

¿Por qué, Señor, te quedaste en la Eucaristía?
Nos sorprende que a pesar de la indiferencia y la frialdad, Él sigue ahí fiel y firme, derramando su amor a todos y a todas horas.

La Iglesia vive de la Eucaristía
Si queremos una Iglesia fuerte, si queremos cristianos comprometidos y fuertes en su fe, vamos preocupándonos por estar cada vez más unidos a Cristo en la Eucaristía.

Cautivo de amor
Hay un Prisionero en una cárcel pequeña, el Sagrario, donde Cristo nos espera cada día.

¡Estoy aquí! Ven que te espero
Que me gusta compartir tu alegría y llenarla, para que sea completa, más honda y duradera.

¿Cada cuánto debemos comulgar?
¡Cada vez que podamos! Dios siempre nos ganará en generosidad de gracias.

¡Levántate, y come!
Sólo Jesucristo, con su Pan y su Vino, es quien nos da fuerzas para seguir siempre adelante.

Sacrificio de salvación para todo el mundo
No debe haber barrera, ni cultural, ni política, ni económica, que nos impida acercar a Cristo a los hombres.

Lo que hace importante nuestra fe
La realidad de un Dios cercano hasta el punto de permanecer realmente entre nosotros todos los días.

Intenciones en la comunión
Cuando recibo a Jesús en al comunión, aprovecharé esos momentos de la acción de gracias para pedir por mis intenciones íntimas.

Bautismo y Eucaristía
Para asegurar la calidad de nuestra vida cristiana, debemos tener una vida eucarística fuerte.

Eucaristía, pacto de amor con Dios
Un Pacto de Comunión en el amor consumado en la entrega total de la vida y sellado con la sangre de Jesús.

Encontrar a Cristo
Visita a Cristo en la Eucaristía, a solas con Él, desahoga tus dificultades y desalientos.

La Eucaristía es el sacramento del amor
Dios en el hombre, el hombre en Dios, gracias a la Eucaristía.

¡Señor, creo!
Todo es obra de la gracia de Dios, que exige respuesta nuestra, que exige fe.

Visitando a Jesús en la Eucaristía
¿Por qué estás ahí en el Sagrario? Te quedaste por amor, porque me quieres muchísimo

Tomad, esto es mi cuerpo..
Cristo se ha hecho Eucaristía para estar con cada hombre de una manera personal y total. En el sagrario, está a la disposición de todos.

Mi vida es de ustedes
No entrego mi vida a los verdugos ni a la muerte, se la entrego a ustedes cuando reciben la Comunión.

Los niños vestidos de fiesta
¿Es también para ellos la Eucaristía una gran fiesta?

La Eucaristía es una acción de gracias
Participar en la Eucaristía es agradecer todo lo bueno que Dios nos da cada día.

Eucaristía: Cristo tu mejor amigo
Él quiere ser tu amigo, tu compañero, tu vida, tu camino, tu paz y perdón

Eucaristía y Comunión Eclesial
Meditación sobre la Encíclica Ecclesia de Eucharistia, de S.S. Juan Pablo II.

La Eucaristía edifica la Iglesia
La Eucaristía crea la comunidad entre los hombres.

La Eucaristía sacramento de entrega de Jesucristo
Meditación sobre la Encíclica Ecclesia de Eucharistia, de S.S. Juan Pablo II.

Jesús, Compañero de Camino
Tú has dicho que eres el camino, la verdad y la vida, ¡ven conmigo!

Jesús se nos da como víctima en la Eucaristía
Jesús se está ofreciendo al Padre todos los días en mi lugar como una víctima que asume lo que yo debería sufrir.

Jesús se nos da como Pan de Vida
Necesitan un pan espiritual, un pan especial, y, si yo me hago ese pan, calmarán su hambre de todo

Eucaristía, amor de Cristo hasta el extremo
Cristo se ha quedado solo para ti en la Eucaristía, como si tú solo lo visitaras, allí esta a todas horas, solo para ti.

Comunión, alimento del alma
Orar es amar y ser amado. Si te aburres, rezando, yendo a misa, es que ya no amas.

Carta a Nuestro Señor sobre la Sagrada Comunión
Jesús está en cada partícula de Hostia consagrada por más pequeña que ésta sea.

El milagro de los milagros
¡Acuérdate de mí ahora que estás en tu Reino!

La Eucaristía, amor de Dios
Comulgar debe ser mi mayor deseo y la misa prioridad de vida.

Y así instituyó la Misa Jesucristo
La Eucaristía es el sacrificio de alabanza por medio del cual la Iglesia canta la gloria de Dios en nombre de toda la creación.

Celebremos una cena
Que sigue repitiendose en cada Misa, es el mismo Cristo que da la vida por cada uno.

El Santísimo Sacramento del Altar
Es algo maravilloso el saber que estamos perfectamente unidos a través de la Eucaristía.

Te propongo una visita al Santísimo
Y encontrarás el amor de Jesús, que cura del mal y llena de fuerza la vida.

Eucaristía, pacto entre Dios y los hombres
La Misa actualiza en cada comunidad cristiana, el Pacto de Comunión entre los hombres con Dios.

Eucaristía, cautivo de amor
Hay un Prisionero en una cárcel pequeña. El cautivo es Rey de reyes, Señor de señores. La cárcel menuda es el Sagrario

Anunciamos tu muerte ...
Cada vez que participamos de la Santa Misa anunciamos la muerte del Señor y también

Señor deseo amarte todavía más en la Eucaristía
Cuando Cristo en la Eucaristía es amado, se convierte en la gran fuerza del alma, consuelo en el dolor, compañía en la soledad.

El Sagrario también es un Belén
En el Belén de nuestros templos se encuentra Cristo para nutrir a los hombres, con el Cuerpo y la Sangre redentores.

Yo soy el Pan de la Vida
La Eucaristía nos acerca a Dios de modo estupendo.

Amor de Cristo al quedarse en el pan y vino
La Eucaristía es la maravilla más grande de la que pueda disfrutar un ser humano en este mundo.

Nos dejaste tu último recuerdo
La permanencia de Cristo Eucaristía es como un reflejo en el tiempo del eterno amor de Dios hacia cada alma.

Deberes del cristiano frente a la Eucaristía
Meditación de cómo actuar ante la Eucaristía

¡Haced esto ...... !
Cristo se ofrece como se ofreció en la cruz, como se ofrece en cada Misa, como Víctima de salvación por todos los hombres.

Fracción de la hostia en tres partes: Corpus Christi triforme
Todas las acciones, gestos y palabras de la Misa están cargadas de profundo sentido.

En la Misa, Sacrificio vivo
Es vivo: porque engendra la vida, Es vivo porque es un sacrificio de salvación para todos los hombres y mujeres de todos los tiempos.

La Eucaristía, principio vivificante
“Si no comeís la carne del Hijo del hombre y no bebeís su sangre, no tendreís vida en vosotros”

La Eucaristía, signo de unidad de la Iglesia
El pan que partimos, ¿no es acaso comunión con el Cuerpo de Cristo?

Yo soy el pan vivo bajado del cielo.
Como pan y vino se entrega Jesús al mundo para que tenga en plenitud la vida de Dios.

¡Qué fácil es tener una comunión espiritual!
Basta dirigir por un momento la mente y el corazón hacia Él, y pedirle que llene nuestra alma con su presencia.

El Pan de Vida
Tu alma no puede nutrirse y saciarse de otra cosa que de Dios.

Dios que me espera en la Comunión
Es pan que se ofrece en el altar y se transforma en un verdadero alimento en las manos de cada sacerdote.



Consultas en línea‏
Hospitalidad católica
Servicio fraterno de acompañamiento espiritual
P. Miguel Ángel Fuentes IVE
Orientación espiritual a matrimonios
P.Pedro Mereu SDB
Acompañamiento, escucha y dirección espiritual
Enrique Santiago Ellena
Especialidad en temas de familia, especialmente en la relación de las personas
P. Carlos Skertchly L.C.
Formaciòn y Espiritualidad del Sacerdote
Susana Barroilhet
Consejería en temas de la Familia y de la Vida
Rosa Gemma Ortiz S�¡nchez
Ayuda en momentos de crisis
[+] Ver más consultores
 
Reportar anuncio inapropiado |