Menu

Curación de la suegra de Pedro
Marcos 1, 29-39. Tiempo Ordinario. Cada uno de nosotros está llamado a llevar la luz del evangelio y la fuerza de la gracia a quienes sufren.

Manda hasta a los espíritus inmundos y le obedecen
Marcos 1, 21-28. Tiempo Ordinario. Que la fama de Jesús se extienda también a nuestros corazones.

Rema mar adentro y echa las redes
Lucas 5, 1-11. Tiempo Ordinario. Ojalá que nosotros, como Pedro, creamos en Jesús y obedezcamos su palabra.

Hijo, no tienen vino...
Juan 2, 1-11. Tiempo Ordinario. Acudamos a María siempre que lo necesitemos y en todos los momentos de nuestra vida.

Curación de un enfermo en sábado
Marcos 3, 1-6. Tiempo Ordinario. Cumplir con la obligación, pero no olvidar el amor y la misericordia.

Predicación y curación de enfermos
Marcos 3, 7-12. Tiempo Ordinario. ¡Jesús salva! Estas sanaciones, estas palabras que llegan al corazón son el signo y el inicio de una salvación.

Cuéntales lo que el Señor ha hecho contigo
Marcos 5, 1-20. Tiempo Ordinario. Creemos en Él siempre y cuando no eche por el precipicio

Jesús cura a los enfermos por su fe
Marcos 5, 21-43. Tiempo Ordinario. La fe es la llave que abre el corazón de Cristo que quiere derramar todas sus gracias sobre nosotros.

¿Por qué con tanto miedo? ¿Cómo no tenéis fe?
Marcos 4, 35-41. Domingo Tiempo Ordinario. Cristo nos acompaña en cualquier tempestad de nuestra vida.

Señor, si quieres puedes curarme
Mateo 8, 1-4. Tiempo Ordinario. Cristo nos consuela en nuestros sufrimientos, basta confiar en Él, nuestro Padre misericordioso que quiere nuestra felicidad.

Señor, no soy digno de que entres en mi casa
Mateo, 8, 5-17. Tiempo Ordinario. Él está siempre esperándonos y basta una sola palabra suya y seremos curados.

Curación de dos endemoniados
Mateo 8, 28-34. Tiempo Ordinario. Nos entusiasma ver cómo Jesús vence al demonio y nos acerca a su Padre.

Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa
Mateo 9,1-8. Tiempo Ordinario. Dame la fe para creer en tu amor como creyó el paralítico. Él no se esperaba este milagro de tu amor.

¡Animo hija! tu fe te ha salvado
Mateo 9, 18-26. Tiempo Ordinario. Cristo puede llenarte de vida, Él es la Vida, ponte en sus manos.

Hay un muchacho que tiene cinco panes y dos peces
Juan 6, 1-15. Domingo 17o. del Tiempo Ordinario B. Pongamos a disposición de nuestro Señor y de nuestros semejantes

Señor, si hubieras estado aquí
Juan 11, 19-27. Tiempo Ordinario. Jesús es consciente del valor de la vida frente a la eternidad y la muerte.

Dadles vosotros de comer
Mateo 14, 13-21. Tiempo Ordinario. Así ha querido Jesús darse a conocer a lo largo de los siglos, por medio del testimonio y la evangelización.

¡Qué poca fe! ¿Por qué has dudado?
Mateo 14, 22-36. Tiempo Ordinario. Pedro no camina hasta que Jesús le dice: Ven. También Jesús nos dice esa palabra en muchas veces al día.

Cuando parece que Dios desoye las plegarias
Mateo 15, 21-28. Tiempo ordinario. Espera un poco. Insiste. Dios permite esa angustia para purificar tu intención.

Si tuvieran fe, nada sería imposible
Mateo 17, 14-20. Tiempo Ordinario. La fe, aunque es un don de Dios, debe crecer y fortalecerse con nuestra colaboración.

La mujer cananea
Marcos 7, 24-30. Tiempo Ordinario. Tu fe puede hacer que Cristo te cure de cualquier enfermedad, del alma y del cuerpo.

Curación de la suegra de Pedro
Lucas 4, 38-44. Tiempo Ordinario. Cristo te cura de las enfermedades del alma, siempre está atento...solo tienes que pedirlo.

La fuerza de la fe
Marcos 7, 31-37. Tiempo Ordinario. Acércate a Jesús, te ayudará a saber escuchar y a hablar bien de Él y de los demás.

Segunda multiplicación de los panes
Marcos 8, 1-10. Tiempo Ordinario. Cristo hoy te ofrece su cuerpo en comida para saciarte totalmente del hambre actual y de la venidera.

Otro enfermo hoy, ¿Y tú?
Marcos 1, 40-45. Tiempo Ordinario. Si sigo enfermo es porque no he querido acercarme a Dios con fe, no le he pedido que me cure.

¿Magia negra o magia blanca?
Marcos 7, 31-37. Domingo 23o. del Tiempo Ordinario B. Abramos nuestro corazón de par en par para escuchar a Dios y ver con la fe, los milagros de amor, que realiza cada día en nuestra vida.

Extiende tu mano y estarás sano
Lucas 6, 6-11. Tiempo Ordinario. Jesús vino a salvar a todo el mundo. Tanto a los buenos como a los malos.

Señor, no soy digno de que entres en mi casa
Lucas 7, 1-10. Tiempo Ordinario. La tribulación nos hace sufrir pero el confiarse al Señor da la esperanza y de ahí surge la paz.

El hijo de la viuda de Naím
Lucas 7, 11-17. Tiempo Ordinario. Dios sigue haciendo milagros para que nosotros podamos ser felices en Él.

Señor, si quieres, puedes limpiarme
Marcos 1, 40-45. Tiempo Ordinario. El leproso sabía que Cristo lo amaba y por eso le pide su curación.

Y al instante, recobró la vista
Marcos 10, 46-52. Domingo 30o. del Tiempo Ordinario B. ¿Qué le pediríamos a Cristo? Pero no cosas pequeñas, ¡sino grandes!

Mujer, quedas libre de tu enfermedad
Lucas 13, 10-17. Tiempo Ordinario. Dios te cura todos los dias, sabe lo que necesitas, solo tienes que pedírselo.

¿Es lícito curar en sábado, o no?
Lucas 14, 1-6. Tiempo Ordinario. Cristo nos ha dejado un criterio muy claro: ante todo, la caridad.

Tenemos solo cinco panes y dos peces
Marcos 6, 34- 44. Jesús se compadece de nuestras necesidades y nos ayuda para seguir adelante.

Jesús viene hacia ellos caminando sobre el mar
Marcos 6, 45-52. Es Él realmente quien viene a nuestro encuentro en los momentos de dificultad.

Señor, si quieres, puedes limpiarme
Lo único que necesitas es acercarte humildemente a Cristo y pedírle lo que necesitas.

¿No quedaron limpios los diez leprosos?
Lucas 17, 11-19. Tiempo Ordinario. Agradece a Dios todo lo que te da cada día. Pero sobre todo darle gracias por la fe.

¡Jesús, Hijo de David, ten compasión de mí!
Lucas 18, 35-43. Tiempo Ordinario. Cristo se compadece de nuestras necesidades, solo hay que pedirlo con fe.

Levántate, toma tu camilla y anda
Marcos 2, 1-12. Tiempo Ordinario. Pedían la curación de su cuerpo y Jesús además, le curó el alma.

El vino de la vida
Juan 2, 1-12. ¿Cuál es el vino que nos falta? ¿El de la paz, de la ternura, de la fe, la esperanza y del amor...? Cuando faltan estos vinos, la vida se "avinagra".

Jesús cura a dos endemoniados
Mateo 8, 28-34. Tiempo Ordinario. Siempre dispuesto a curarnos de lo que más nos hace daño.

Curación de un endemoniado
Marcos 9, 14-29. Tiempo Ordinario. Para grandes males, la única forma de resolverlos es con oración y ayuno.

Curación de un ciego
Marcos 8, 22-26. Tiempo Ordinario. Cristo quiere que "veamos" la mano de Dios detrás de todo lo que hagamos.

La Resurrección de Lázaro
Juan 11, 1-45. Jesús es consciente del valor de la vida frente a la eternidad y la muerte.

La curación del ciego de nacimiento
Juan 9, 1-41. Podemos ver signos evidentes de la presencia de Dios y no aceptarlos porque somos más ciegos que el ciego de nacimiento.

Jesús en Genesaret
Marcos 6, 53-56. Tiempo Ordinario. Cristo cura enfermedades a todo aquel que se lo pide, tenemos que acercarnos a Él.

La hija de Jairo y la hemorroísa
Marcos 5, 21-43. Tiempo Ordinario. Pidamos conscientes de que Dios nos ama, aunque no lo merezcamos.

Curación de un paralítico
Lucas 5, 17-26. Milagros de Jesús. Cristo hizo el milagro porque se encontró con la fe del hombre.



Consultas en línea‏
Hospitalidad católica
Servicio fraterno de acompañamiento espiritual
P. Miguel Ángel Fuentes IVE
Orientación espiritual a matrimonios
P.Pedro Mereu SDB
Acompañamiento, escucha y dirección espiritual
Enrique Santiago Ellena
Especialidad en temas de familia, especialmente en la relación de las personas
P. Carlos Skertchly L.C.
Formaciòn y Espiritualidad del Sacerdote
Susana Barroilhet
Consejería en temas de la Familia y de la Vida
Rosa Gemma Ortiz S�¡nchez
Ayuda en momentos de crisis
[+] Ver más consultores
 
Reportar anuncio inapropiado |