Menu

Ponerse en camino, buscar la estrella
Mateo 2, 1-12. Día de Reyes, Epifanía del Señor. Ciclo A.

Jesús proclama la Buena Nueva del Reino
Mateo 4,12-17.23-25. Sábado de Feria de Tiempo de Navidad, Ciclo A.

Hijo de Dios
Mateo 3, 13-17, Bautismo del Señor, Ciclo A.

Verán el cielo abierto y a los ángeles subir y bajar sobre el hijo del hombre
Juan 1, 43-51, Jueves de Feria de tiempo de Navidad, Ciclo A,

Miradas misteriosas.
Juan 1, 35-42, Miércoles de Feria de Navidad, Ciclo A.

¿Quién eres Tú para mí, Señor?
Juan 1, 19-28. Feria del tiempo de Navidad. Ciclo A.

Confiar siempre en la misericordia de Dios.
Juan 1, 29-34. Martes de Feria de tiempo de Navidad. Ciclo A.

Y habitó entre nosotros.
Juan 1, 1-18, VII día de la Octava de Navidad, Ciclo A.

Un día cualquiera, en medio de innumerable gente, en un niño común
Lucas 2, 22-35, V día de la Octava de Navidad, Ciclo A, Jesús es presentadc en el templo.

Algo más que locura
Lucas 1, 67-79. Noche Buena. Feria privilegiada de Adviento. Ciclo A.

Servicio pronto y alegre
Lucas 1, 39-45. IV Miércoles de Adviento. Ciclo A. La Visitación a Santa Isabel.

¡Dios viene a mi alma!
Lucas 1, 46-56. IV Jueves de Adviento, Ciclo A. El Magnificat.

La voluntad de Dios
Lucas 1, 57-66. IV Viernes de Adviento. Ciclo A. Nacimiento de Juan el Bautista

Fue en el silencio…
Lucas 1, 26-38, IV Martes de Adviento, Ciclo A, La Anunciación

Nunca poner «peros» al Señor
Lucas 1, 5-25. IV Lunes de Adviento, Ciclo A. Anuncio a Zacarías

Recibir a María, recibir a Jesús
Mateo 1, 18-24. IV Domingo de Adviento. Ciclo A. El anuncio a José

Decidir confiar.
Mateo 1, 1-17. III Sábado Adviento. Ciclo A. Genealogía de Jesucristo

El adviento es esperanza
Lucas 7, 24-30. III Jueves de Adviento. Ciclo A. Envío mi mensajero delante de ti para que te prepare el camino

Ser testigo de la verdad
Juan 5, 33-36. III Viernes de Adviento. Ciclo A. Hago aquello el Padre me ha concedido realizar

La tentación de la duda
Lucas 7, 19-23. III Miércoles de Adviento, Ciclo A. Dichoso el que no se escandalice de mí

Hay que bajar para subir.
Mateo 21, 28-32. III Martes de Adviento. Ciclo A. La parábola de los dos hijos

El regalo que Cristo nos prepara
Mateo 11, 2-11. III Domingo de Adviento. Ciclo A. ¿Eres tú el que ha de venir?

Haciendo la voluntad de Dios Padre
III Lunes de Adviento, Ciclo A. Hoy Dos Evangelios: Lucas 1, 39-45 y Mateo 21, 23 - 27

Un profeta que existió
Mateo 17, 10-13. II Sábado de Adviento. Ciclo A. Harán padecer al Hijo del hombre

Dejarse sorprender.
Mateo 11, 16-19, Viernes II de Adviento. Ciclo A. Hemos tocamos la flauta y no han bailado

Ven y aprende
Mateo 11, 28-30. Miércoles II de Adviento. Ciclo A. Mi yugo es suave y mi carga es ligera

Cuando estoy y no estoy
Mateo 18, 12-14. II Martes de Adviento. Ciclo A. El Buen Pastor

Un sendero, un corazón, un regalo.
Mateo 3, 1-12. II Domingo de Adviento. Ciclo A. Él los bautizará en el Espíritu Santo

«Levántate y anda».
Lucas 5, 17-26. Lunes II de Adviento. Ciclo A. Jesus cura a un paralítico




Abundancia de dones recibidos.
Mateo 9, 35-10, 1.6-8. Sábado I Adviento. Ciclo A. La mies es mucha

Perseverar en la oración.
Mateo 9, 27-31. Viernes I de Adviento. Ciclo A. Y se les abrieron sus ojos

Haz en mí lo que quieras.
Mateo 7, 21. 24-27. Jueves. I Adviento. Ciclo A. No todo el que diga ¡Señor, señor!

Saberme mirado, amado y llamado.
Mateo 4, 18-22. Miércoles I Adviento, Ciclo A. Os haré pescadores de hombres

Sólo los sencillos ven la realidad
Lucas 10, 21-24. Martes. I Adviento. Has revelado grandes cosas a los pequeños

Cristo siempre está.
Mateo 8, 5-11. Lunes I. Adviento. Ciclo A. El siervo del centurión

Vivir de cara al encuentro
Mateo 24, 37-44. Domingo I, Adviento. Ciclo A. Vigilad

Verán al Hijo del hombre venir con gran poder y gloria
Adviento. ¡Señor, enséñame a esperar! y entonces recuperaré el aliento y la fuerza para seguir adelante.

El siervo del centurión
Adviento. La fe procede de la confianza y la humildad... ¿Qué no podrá lograr el poder de Dios?

Has revelado grandes cosas a los pequeños
Adviento. Dios devela sus secretos y su misterio sólo a los sencillos de corazón.

Segunda multiplicación de los panes
Adviento. Demos gloria a Dios con la gratitud de auténticos hijos, pues, ¡lo somos!

Edificar la casa sobre roca
Adviento. Nuestra vida, nuestra fe, marca la diferencia cuando están unidas firmemente a la voluntad de Dios.

Y se les abrieron sus ojos
Adviento. Cristo nos regala la luz de la fe. Nos cura de la ceguera del pecado que nos impide verle a Él.

La misión de los discípulos
Adviento. Nosotros tenemos que continuar hoy con la misión que empezaron los apóstoles.

Preparando el Nacimiento
Adviento. Purificar nuestra conciencia y nuestro corazón para que Cristo Niño lo encuentre bien dispuesto el día de Nochebuena.

Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa
Adviento. ¿Somos de los que se presentan gustosos a llevar al enfermo en su camilla, a ayudarle, a dedicarle tiempo?

La oveja descarriada
Adviento. Tal vez depende de nuestra actitud el que otras ovejas regresen al redil de Cristo en este Adviento.

Vengan a mí todos los que están fatigados
Adviento. Nosotros fuimos creados por Dios para amar y ser amados, y nuestro verdadero descanso está precisamente en esto.

Juan Bautista, el precursor
Adviento. El don que Cristo viene a traer, lo trae a través de otras personas, a través de precursores.

Hemos tocado la flauta, y no habéis bailado
Adviento. Quien lucha desde la fe, triunfa, porque no lucha sólo, sino hombro a hombro con Dios.

Les aseguro que no le reconocieron
Adviento. Ha permitido que sus apóstoles más cercanos tengan una experiencia de

Adviento, la espera de la alegría
Adviento. La sonrisa es, muchas veces, el mejor acto de caridad y de cariño que podemos ofrecer a una persona en esta Navidad.

¿Con qué autoridad haces esto?
Adviento. Habrá quien no crea en sus palabras, pero ¿y a los hechos? ¿quién los podía negar?

El cumplimiento de la Voluntad de Dios
Adviento. Nuestro egoísmo hace que no acudamos a la invitación de Cristo de ir a trabajar a su lado.

Anuncien a todos lo que han visto y oído
Adviento. Los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos quedan limpios, los sordos oyen, los muertos resucitan.

Genealogía del Salvador
Adviento. Dios se hace más presente en mi corazón si lo recibo con la mejor disposición.

José hizo como el Angel del Señor le había mandado
Mateo 1, 18-24. Adviento.María y José escriben una historia de amor única e irrepetible porque ambos se fían de Dios.

No temas, Zacarías, tu petición ha sido escuchada
Adviento. El anuncio de este nacimiento se produce en el lugar de la oración. Pongamos todo en manos de Dios.

Envío mi mensajero delante de ti, para prepar tu camino
Adviento. ¿No es Jesús la voz que sigue gritando en el desierto de las conciencias de tantos hombres?

Juan era la lámpara que ardía y brillaba
Adviento. Brillar aunque sea una lucecita en medio de tantos fuegos artificiales, pues recibe su fuerza y su esplendor de Cristo.

La Visita de la Virgen a su prima Isabel
Adviento. Estas dos mujeres viven y comparten el mayor secreto que pueda Dios comunicar a los hombres.

¿Quién soy yo, para la madre de mi Señor venga a verme?
Adviento. Con la audacia generosa de la fe, María cantó la alegría de salir de sí misma y confiar a Dios su vida.

La humildad de su esclava
Adviento. María sabía bien en quién había puesto su confianza y por eso no se derrumbó en su vida a pesar de las pruebas.

Juan es su nombre
Adviento. Isabel concibió a Juan en su seno, mientras Zacarías, en silencio, recobró la fe y confianza en Dios.

Bendito sea el Señor que ha redimido a su pueblo
Adviento. Hoy como hace más de dos mil años, Cristo viene a nacer a nuestro corazón. Cumple su promesa, mostrándonos su misericordia.

Llevaron a Jesús a Jerusalén para presentarle al Señor
Navidad. Simeón y Ana esperaron toda la vida para verte y yo te tengo presente en la Eucaristía.

En el Templo con la profetisa Ana
Navidad. María presenta su hijo a Dios y a nosotros. Es esa la mayor riqueza que la vida en familia encierra.

Y la Palabra se hizo carne
Navidad. Dejar que la luz de la cueva de Belén entre en nuestro entendimiento y sobre todo en nuestro corazón.

Primer Testimonio de Juan
Navidad. Uno de los personajes clave que aparecen en escena antes de la predicación de Jesús es Juan el Bautista.

Jesús proclama la Buena Nueva del Reino
Navidad. Jesús nos invita a convertirnos porque... ¡El Reino de los cielos ya ha llegado!

Esta Escritura, que acabáis de oír, se ha cumplido hoy
Navidad. ¿Cómo vamos recibir este mensaje y qué acogida vamos a darle en nuestras acciones?

Que Él crezca y que yo venga a menos
Navidad. Juan vuelve a insistir a sus discípulos que es Jesús quien tiene que crecer y no él.

Preparad el camino del Señor
Adviento. San Juan Bautista fue enviado al mundo para ser testigo del hecho más extraordinario nunca antes pensado ni imaginado.

Curación de dos ciegos
Adviento. El verdadero milagro es invisible y está en el interior de cada hombre que cree.

El "sí" de María
Adviento. María se dejó guiar por la fe. Sin certezas humanas, supo acoger confiadamente la palabra de Dios.

Segundo testimonio de Juan
Navidad. Con toda alegría Juan nos presenta a Jesús, el Elegido de Dios.

La parábola de los dos hijos
Adviento. Las palabras y promesas que hacemos a Dios y a los demás, estén respaldadas por nuestras obras y comportamientos.

¡Preparad los caminos del Señor!
Adviento. Señor, ayudanos a escuchar tu voz y preparar tu venida.

Y tú ¿Abrirás tu casa al rey?
Adviento.¡Ojalá que le abramos la puerta y le dejemos entrar a nuestra casa esta Navidad!

Preparad los caminos del Señor
Adviento. Prepararse. ¡Esta es la tarea a partir de hoy!¡Que no nos encuentre la Navidad sin estar preparados!



Consultas en línea‏
Hospitalidad católica
Servicio fraterno de acompañamiento espiritual
P. Miguel Ángel Fuentes IVE
Orientación espiritual a matrimonios
P.Pedro Mereu SDB
Acompañamiento, escucha y dirección espiritual
Enrique Santiago Ellena
Especialidad en temas de familia, especialmente en la relación de las personas
P. Carlos Skertchly L.C.
Formaciòn y Espiritualidad del Sacerdote
Susana Barroilhet
Consejería en temas de la Familia y de la Vida
Rosa Gemma Ortiz S�¡nchez
Ayuda en momentos de crisis
[+] Ver más consultores
 
Reportar anuncio inapropiado |