Menu

Tres dimensiones de la vida ética
El pudor, la compasión y la piedad.
Tres dimensiones de la vida ética
El pudor, la compasión y la piedad.

En el nombre de Dios, ¡dejen de hacer el mal!
En el nombre de Cristo Jesús sigamos pidiendo por la paz del mundo.

Así se genera la buena convivencia
Hay que darse generosamente a los demás sin esperar recibir nada a cambio.

Orden, una virtud esencial para desarrollar en pandemia
Belleza, armonía, tranquilidad y un mejor uso del tiempo son algunos de los múltiples beneficios que nos aporta el orden.

La alegría del cristiano tiene su fundamento en Dios
La alegría está relacionada con la generosidad, la misericordia, la filiación divina.

La paciencia todo lo alcanza
La paciencia no es resignación, inactividad o indiferencia.

"Soñar juntos para llevar la esperanza al mundo"
Mensaje del Papa Francisco a las "Semanas Sociales" de Francia.

Podemos, con la ayuda de Dios
Sin Dios nada podemos, pero con Dios somos invencibles.

Desconfianzas y confianzas
El mundo necesita ser curado con personas íntegras, honestas, dispuestas a apoyar a los cercanos.

Las tres señales que nos ofrece el Papa para caminar en esperanza
Esto es aún más necesario en el contexto de la crisis generada por Covid.

Acciones y virtudes
Vale la pena un esfuerzo inicial para evitar que malas acciones nos lleven a dependencias dañinas.

La austeridad: buena consejera para ser más feliz
"Tened valor para educar en la austeridad si no, no haréis nada".

¿Un cristiano paralizado por el miedo?
"En el amor no hay temor. El amor perfecto echa fuera el temor" (1Jn 4).

Felicidad cuando uno da con cariño
Darse a sí mismo: tiempo, salud, planes personales que aparcamos para atender al otro.

Gestos asequibles
De servicio, de entrega, que me saquen de mí mismo.

Gestos asequibles
De servicio, de entrega, que me saquen de mí mismo.

La mejor seguridad: gente honrada
Presentar la belleza de la honradez y proponerla adecuadamente.

Sólo lo necesario para vivir
Tener lo que necesitamos cada día nos mantiene dependientes y confiados en Dios.

¿Pueden ayudarnos los mártires? ¿Qué podemos aprender de ellos?
¿Qué podemos nosotros, cristianos del siglo XXI, aprender de los primeros mártires de la Iglesia y qué podemos pedirles? ¿En qué pueden ayudarnos?

Seguridades inseguras
A cada día le basta su afán, enseñaba Cristo.



Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!