Menu

Bueno es el Señor para con todos
Tiempo de Adviento es tiempo de reconocerse necesitado, hambriento de Dios
Vengan a mí, todos los que están fatigados
Adviento es tiempo de encuentro con el único que puede sostenernos en medio de nuestros conflictos y darnos verdadera esperanza.

Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre
El mensaje del Tepeyac sigue siendo actual porque María nos encamina directamente al encuentro con Jesús

Hoy hemos visto maravillas
Dios es un Padre amoroso que siempre sale al encuentro del hombre, que lo busca, lo sana en su interior

Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo
La Inmaculada Concepción de La Virgen María.

Bendito el que viene en nombre del Señor
Dios ha pronunciado su palabra con tanto amor que se torna tierno Niño acurrucado entre pañales.

Comieron todos hasta quedar satisfechos
Adviento es mirar a Cristo que llega para sostener nuestros sueños

Jesús se llenó de júbilo en el Espíritu Santo
¿Abriremos nuestro corazón al Señor en este Adviento?

Vayamos con alegría al encuentro del Señor
Ayer iniciamos el tiempo de adviento: tiempo de espera y de esperanza

Bendito seas para siempre, Señor
Concédenos, Señor, descubrir las señales de tu presencia, no nos dejes indiferentes a tu venida.

Ellos inmediatamente, dejando las redes, lo siguieron
¿Qué será lo más importante para un apóstol?

Bendito seas para siempre, Señor
¿Qué espero yo al final de mi vida?

No quedará piedra sobre piedra
Si hoy fuera para nosotros el último día, ¿cómo lo vivirías?

Vio una viuda pobre que echaba dos moneditas
¿Cuántas veces damos solamente para salir del paso, pero ofreciendo sólo sobras?

Bendito seas, Señor, Dios nuestro
El respeto al templo nos llevará también al respeto de cada una de las personas que son templos del Espíritu Santo.

Si comprendieras lo que puede conducirte a la paz
La paz no se puede encontrar lejos de Dios, sólo quien tiene a Dios en su corazón encuentra la paz.



Reportar anuncio inapropiado |