Menu

La Iglesia Católica
El Espíritu Santo y la Iglesia
La Comunión de los Santos y el Perdón de los Pecados
Fin del camino
Este es el tiempo de la Misericordia
Soy un convencido del inmenso bien que hace la devoción a la Divina Misericordia. Un palpable ejemplo de este tipo de amor misericordioso es el de Dios que siempre está dispuesto a cancelar toda deuda, a olvidar a renovar
La educación consiste en formar personas, en hacer hombres y mujeres auténticos
No hay educación posible sin una base antropológica consistente.
La Iglesia, lugar para vivir la vocación universal de la Santidad
Todo comenzó desde que Jesús en Galilea, en el Monte de las Bienaventuranzas lanzó su “plan programático” para la santidad
El mejor vino
Quien quiera hacer de su vida una fiesta continua; quien quiera que nunca le falte el vino de la alegría, haga siempre lo que Jesús le pida, por insípido o aburrido que parezca. Y hágalo con generosidad.
¿Dónde encontramos la Iglesia?
Notas y Atributos de la Iglesia
La Creación y los ángeles
Sólo los nombres de tres Angeles se nos han dado a conocer: Gabriel (Fortaleza de Dios); Miguel, (¿Quién como Dios?), y Rafael, (Medicina de Dios).
Comunicar el empuje evangelizador a los laicos
El magisterio de la Iglesia ha expresado en los últimos años la imposibilidad de llevar a cabo la tarea de la nueva evangelización sin la ayuda de las almas consagradas, y en especial de las mujeres consagradas
¿Quién es Dios?
Y Dios es todo misericordia. Tantas veces como nos arrepentimos, Dios perdona. Hay un límite a tu paciencia y a la mía, pero no a la infinita misericordia divina. Pero también es infinitamente justo. Dios
¿Qué es el carisma?
Se dan casos de hombres y mujeres que poseen un carisma especial para la predicación, para aconsejar a las personas, para conocer y transmitir a Dios, pero que no necesariamente hayan fundado una congregación religiosa
¿Buscas trabajo?
Ofrecemos la Novena del trabajo para pedir a San Josemaría su intercesión en este tema tan importante para nuestras vidas.
Tres propósitos
Hacer cada día algo que complazca a Dios, aunque no sea más que recordar y agradecerle el hecho de que, sin importar las propias miserias y limitaciones, somos sus hijos muy amados.
La Visión en la planeación
A la vida consagrada se confía la misión de señalar al Hijo de Dios hecho hombre como la meta escatológica a la que todo tiende.
La muerte del alma con el pecado
El pecado actual, sus raíces y los pecados capitales
Vocación de realidad y autoconocimiento (3ª parte).
Para los que somos educadores (y de un modo u otro, lo somos todos), no está de más recordar en primer lugar, que los mensajes que educan y ayudan son solo y siempre los mensajes positivos sobre el valor de la propia persona.
¿Por qué y cómo guardar la castidad?
La castidad y la pureza del corazón tienen un lugar importante en la vida del cristiano. Veamos desde la revelación bíblica por qué guardarla, y cómo practicarla.
El arte de vivir juntos
Sembrando Esperanza I. Libera a la persona que amas para que ella pueda volar con sus propias alas.
¿Es obligatorio ir siempre a misa los días festivos?
La Misa sigue siendo ese portentoso milagro en que el Señor baja cada día a las manos del sacerdote y se entrega a nosotros por amor y para enseñarnos a amar.
La lección de cada fracaso
A veces, los fracasos son un modo de aprender y, en cambio, los éxitos nos hacen acomodarnos en una mediocre complacencia
El inventario de las cosas perdidas
Sembrando Esperanza I. En nuestra sociedad hay muchos sufrimientos y situaciones muy difíciles…, ¿qué hago yo por ellos?
El laico comprometido.
El laico comprometido es aquel que sigue a Jesús incondicionalmente en medio de los avatares del mundo.
Fe
«Dichosa tú, que has creído» (Lc 1, 45), dijo Isabel a María. Y dichosos todos los que, imitando a María, aceptan hoy con corazón de niño este don inestimable que abre las puertas de la auténtica alegría.
Los santos, maestros espirituales de la devoción a la Eucaristía
El desarrollo de la piedad eucarística ha producido en la Iglesia inmensos frutos espirituales.
Cinco nuevas rutas para entender la Navidad
Dios no fue el único que recalculó la ruta. En torno al nacimiento de Jesús, muchas personas tuvieron que recalcular la suya. Quizá sin pretenderlo, esos «cambios de ruta» marcaron, desde entonces, diversas maneras de llegar a la Vía de la Misericordia.
El control de la ira
¿Y por qué unas personas son tan sociables, y ríen y bromean, y otras son malhumoradas, hurañas y tristes; y unas son irritables, violentas e iracundas, mientras que otras son indolentes, irresolutas y apocadas?


Reportar anuncio inapropiado |