Menu

Certezas Indestructibles
Dos certezas indestructibles dan sentido a toda mi existencia: Dios me ama, y ama a todo ser humano
La confesión como un bautismo continuo
La Sangre de Jesucristo es la que hace deslizar la absolución del sacerdote por el semblante del alma.

Distensiones
Una buena sonrisa serena los corazones y redimensiona los problemas

Zancadillas en la Iglesia
El cristiano ve más allá de los defectos y problemas, reconoce, mas bien, los frutos de aquellos que se dejan guiar por Dios.

Cristo como consuelo humano y divino
Dios mismo desea consolar a quienes ahora lloran por dolores íntimos, únicos, intransferibles

Menos católicos, ¿edulcorar el Evangelio?
Necesitamos aprender testimoniar y ofrecer el Evangelio íntegramente, con alegría y esperanza.

Esas pequeñas venganzas que tanto dañan
La ofensa no debe convertirse en una oportunidad para herir, sino para tender puentes.

Patologías psicológicas y dirección espiritual
El director espiritual, desde el primer momento que entabla el diálogo con el dirigido, hasta que se despide, debe ser consciente que Dios lo utiliza como instrumento para llevar a la plenitud vocacional al dirigido.

Cuando queremos controlar a Dios
Solo nos queda mirar a Cristo crucificado: también Él tuvo que pasar por un cáliz amargo, por una pena que deseaba evitar.

Junto al pecador.
Solo la certeza del amor de Cristo puede aliviarle

No estás sola...
Sé que es fácil decir esto, pero que cuesta mucho que lo comprendamos y más que lo vivamos

Verdad, noticias falsas e Internet
Las discusiones sobre lo que sea adecuado hacer ante las muchas mentiras que se difunden en Internet (sin dejar de lado las que aparecen continuamente en la “prensa tradicional”) no pueden dejar de lado una reflexión seria y profunda sobre lo que sea la verdad y sobre las posibilidades de alcanzarla.

Tener valor para ver la realidad
La verdad, en el fondo, es siempre una aliada y permite pensar y actuar correctamente.

Premisas, conclusiones y comportamientos.
En el mundo actual, tener buenas premisas, es una ganancia para todos.

Reflexiones sobre los anacronismos
El verdadero criterio a la hora de juzgar sobre ideas y sobre comportamientos consiste en evaluar su eficacia y su bondad ética

Comunicar esperanza y confianza en nuestros tiempos.
Una comunicación constructiva que, rechazando los prejuicios contra los demás, fomente una cultura del encuentro.

La posibilidad de cambiar
Si las emociones se apoderan de nuestra persona, nos traicionan; pero que tampoco es solución ser personas sin sentimientos

Claves para una fecunda evangelización
Tratar de saber en cada momento qué es lo que Dios quiere de mí, cuál es el proyecto que soñó para mí cuando me creó

Orgullo intelectual y mundo moderno
El orgullo surge en diversos ámbitos. Uno de los más peligrosos es el ámbito intelectual, que surge en el mundo del espíritu.

Santidad y Carisma
La persona consagrada que quiere aspirar a la perfección, esto es, a la santidad, cuenta con la vida del Fundador como un medio privilegiado.

Santidad y Carisma
La persona consagrada que quiere aspirar a la perfección, esto es, a la santidad, cuenta con la vida del Fundador como un medio privilegiado.

¿Cómo rezar contemplando los ojos de Cristo?
La mirada es una ventana al corazón de la persona. Hay miradas tiernas que acogen. Hay miradas también duras que alejan y que separan.

Reseña del libro: Silencio, de Shusaku Endo
La novela Silencio, se enfoca en la temeraria tentativa de dos jóvenes sacerdotes portugueses de tomar el relevo del padre Ferreira, caso notorio de apostasía.

El análisis de la realidad
Para saber lo que Dios quiere de una obra de apostolado o de la Congregación, es necesario saber en dónde se encuentra

Silencio; una película que no hace bien
Sabía que iba a ver una película dura, con escenas de sufrimiento crudo, pero con eso contaba porque se trata de una película en la que se narra una persecución religiosa.

La inspiración para seguir viviendo como uno debe, siempre viene de Dios.
Un cristiano comprometido por su bautismo tiene que estar dispuesto a vivir el providencialismo.



Reportar anuncio inapropiado |