Menu

La mano de Dios es nuestra mano
Demos frutos al prójimo, pues la mano de Dios, es nuestra mano.
La mano de Dios es nuestra mano
Demos frutos al prójimo, pues la mano de Dios, es nuestra mano.

Juicio y misericordia
Sí, Dios es bueno, es misericordioso. Pero es justo.

Rechazos y acogidas
Promover acogidas capaces de superar muros.

Vivamos preparados y seamos misericordiosos
Apoyemos a los necesitados.

La Fiesta del Señor de la Divina Misericordia en tiempos del coronavirus
Una oportunidad invaluable para pedir a Dios el cese de la pandemia.

A propósito de la devoción a la Divina Misericordia (I)
La Fiesta fue instituida por indicación del papa San Juan Pablo II.

Vivamos la misericordia en familia
Celebremos por todo lo alto la misericordia de Dios.

Reparar
Reparar es más sencillo de lo que parece.

Esos ancianos por quienes rogar especialmente al Señor
Se sacrifican por quienes vienen detrás de ellos, han aprendido el valor de hacerlo.

Pasos para volver a casa
La ayuda de Dios resulta decisiva.

Heridos por la vida
Esperamos encontrar el apoyo y comprensión de buenos samaritanos

Heridas del pasado
El mal ha sido vencido por la bondad de Jesús.

Protecciones y discriminaciones arbitrarias
Evitar sitaciones que no protejan a todos.

Promotores de acogida y de paz
Habrá siempre valientes que reconocerán la dignidad de cada persona.

Misericordia: visitad a los solitarios
Lo que hagamos o dejemos de hacer por nuestros hermanos, es como si lo hiciéramos o dejáramos de hacer a Él.



Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!