Menu

¿Servir a dos señores?
El amor a Dios, y el amor al dinero, no pueden darse juntos
Las bienaventuranzas
Los Evangelistas las entienden como el núcleo de la felicidad que Cristo promete a los que le siguen.

¿Por qué Jesús vino a traer fuego a la tierra?
Cuando el fuego del amor de Dios arde en el corazón del hombre, la vida no siempre se ve como la ve el resto del mundo

Jesucristo, perfecto Dios
Desde San Pedro (Mt 16:16) hasta el último concilio, la Iglesia siempre ha confesado esta verdad como de fe

Cristo, Mediador entre Dios y los hombres
Por ser Cristo una Persona divina con dos naturalezas; se constituye en "puente perfecto" entre Dios y los hombres

Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote
El sacrificio de Cristo en la cruz supera todos los sacrificios del Antiguo Testamento por el sacerdote que lo ofrece, la víctima ofrecida y la unión entre el sacerdote y la víctima.

Jesús y los niños
Jesús siente una gran predilección por los niños, y los pone como ejemplo de inocencia

Jesús ante la mujer
Jesús supo tratar a la mujer con respeto y dignidad

Jesús y la amistad
Para ser amigos de Jesús no es suficiente un amor de sentimientos, de emociones. Hay que amar a Jesús con un amor de entrega, de fidelidad. Con un amor hecho obras.

Jesús ante la opinión pública
Las convicciones de Jesús eran la gloria del Padre, cumplir su voluntad santísima y la salvación de los hombres

El Cristianismo es la aceptación de la divinidad de Cristo en la Encarnación
«El que en Mí cree, no solamente tiene fe en Mí, sino que ésta se remonta hasta el Padre que me envió» (Jn 12,44)

Jesús y los apóstoles
Ellos, para seguir a Jesús, dejaron todo, y se lanzaron a este mundo, confiados en este Jefe y Maestro

Cristo exige la fe como condición previa de la unión con él
«no hizo muchos milagros por razón de la incredulidad de sus moradores» (Mt 13,58)



Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!