Menu




Autor: | Editorial:



Jesús da vida a la comunidad por su Espíritu









UNIDAD 4 Jesús da vida a la comunidad eclesial por el Espíritu Santo

TEMA 15 Formamos la Iglesia de Jesús, comunidad de vida y armonía
TEMA 16El Espíritu Santo nos enriquece con sus dones en la construcción de la comunidad
TEMA 17 Somos la Iglesia de Jesús servidora en el mundo por el Espíritu Santo
TEMA 18 María, nuestro modelo siempre fiel al Espíritu Santo

TEMA 19 Nuestros mártires, testigos vivos del Espíritu Santo, ejemplos a seguir
TEMA 20Los frutos del Espíritu Santo nos impulsan a crecer
TEMA 21 El Espíritu Santo nos invita a compartir la fe y los bienes con los más necesitados
TEMA 22El Espíritu Santo nos compromete a construir la civilización del amor
TEMA 23Respondemos al Espíritu Santo integrados a la vida parroquial


TEMA 15 Formamos la Iglesia de Jesús, comunidad de vida y armonía

OBJETIVO

Favorecer una consciencia de pertenencia y amor a la Iglesia como cuerpo de Cristo y obra del Espíritu Santo en orden a vivir la unidad.

NOTAS PEDAGÓGICAS

La principal imagen de la Iglesia como unidad de vida y armonía que se usará en este texto será la imagen usada por San Pablo del cuerpo, por lo cual se sugiere hacer alusiones (si el catequista lo tiene a bien) a las funciones de los miembros de este cuerpo que formamos todos los bautizados.

Para la dinámica de la formación del cuerpo, es necesario tener preparado el material pertinente desde antes, como sería: tijeras, papel de colores, pegamento, etc. Se sugiere motivar al adolescente a que la dinámica implica seriedad, por lo que se solicita su mayor disposición en participar en ella señalando que con cinco minutos para la elaboración de los muñecos basta.

VEAMOS

Dinámica de la formación de un cuerpo
Se pide que pasen seis personas que se acomoden por parejas. Se entregará el material a cada pareja para que elabore un muñeco. Uno de ellos será el muñeco sobre el cual se vayan colocando las diversas partes y el otro será el que realice la obra. Al terminar, se revisan los muñecos y se contestan las siguientes preguntas:

¿Qué fue lo primero que acomodaste del muñeco y por qué? ¿Qué te motivó a que te saliera bien el muñeco?
¿Cuál miembro del cuerpo del muñeco podríamos eliminar sin que éste se muriera?
¿Cuáles son los miembros más importantes y cuáles son los menos?

PENSEMOS

Estamos llamados a ser Iglesia y a vivir en comunidad. Es una verdad que no podemos negar y que nos debe de estar cuestionando constantemente. Al ser parte de una comunidad de vida, desde el primer momento es indispensable la armonía con que se viva, pues no olvidemos que todos necesitamos de todos. Tú en tu casa necesitas de tus padres y hermanos, así como ellos necesitan de ti; y si las cosas deben salir bien, es indispensable que cada quien cumpla sus obligaciones armónicamente. Para ello es indispensable la presencia de Cristo, quien desde un principio asoció a sus discípulos a su vida y al Misterio del Reino compartiendo alegrías y sufrimientos, ofreciendo una comunión más íntima para los que lo seguían de cerca: "Yo soy la vid y vosotros los sarmientos" (Jn 15,5).

Al ascender Jesús a los cielos no los deja solos, sino que les promete quedarse con ellos hasta el fin de los tiempos y les envía su Espíritu, por lo que se hace más intensa esa comunión y constituye a su Iglesia en su cuerpo. La Iglesia es, pues, una comunidad de vida y armonía en Jesucristo. Todos los miembros de este cuerpo (adultos, jóvenes, adolescentes, niños> se unen estrechamente a Cristo en virtud de los sacramentos, pero esta unidad del cuerpo supone la armonía de sus miembros, los cuales son diversos y con funciones distintas. El mismo Espíritu Santo distribuye sus dones para el bien de la vida de la Iglesia, estimulando entre los fieles la caridad, donde si un miembro sufre o goza, los demás sufren o gozan con él. Con esto vemos que la armonía de los miembros de la Iglesia es indispensable para formar una verdadera comunidad de vida en la que no haya divisiones humanas y todos sean iguales ante Dios (ver CIC 787-791).

ACTUEMOS

Ofrecer mi comunión más próxima por la unidad de mi comunidad. Cumplir mis obligaciones para favorecer a la armonía.

Memorizar:

"Hemos sido bautizados todos en un sólo Espíritu, para no formar mas que un solo cuerpo"(1 Co 12, 13).

CELEBREMOS

Hacer una rueda y entonar el canto "Somos uno en el Espíritu".
Orar espontáneamente por la Iglesia como nuestra comunidad.
Finalizar con el Padre Nuestro.


Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!