Menu




Autor: | Editorial:



U9. La información


UNIDAD IX


La información


Contenidos

I. Terminología y nociones. 1) El término. 2) Nociones: a) Los cuatro elementos. b) Información y medios de comunicación social. c) Noticia y enseñanza. d) Las agencias de información. II. Del hecho al derecho. 1) El hecho. 2) El derecho: a) En las Cartas internacionales y europea. b) En los documentos del Magisterio. III. La doctrina. 1) Razones y naturaleza del derecho. 2) Calidad del contenido: a) por parte de los informadores. b) Por parte de los receptores. c ) Por parte de las autoridades públicas

.

Objetivos: ¿ Cómo puedes estar cada día informado? Analiza si la información que te llega es real, veraz y auténtica. ¿Cuál es la información que te llega directamente? Tienes que ser una persona bien informada en esta sociedad.




Sin duda alguna, cualquier persona está invadida por múltiples informaciones, temas de propaganda, publicidad y opiniones públicas que recibe a diario mediante los medios de comunicación social.
Verás a gente que está problematizada porque, en realidad, no puede digerir tanta información, sea porque no tiene cultura o porque no hay tiempo material para estar al loro de tanto como sucede actualmente en la “aldea global” en la que se ha convertido el mundo.

Otras personas, sin embargo, se sienten tranquilas porque han hecho de un solo medio su única fuente de información, sobre todo la TV. Hoy no se puede vivir tranquilo, cultural, humana, política, social y religiosamente si no tienes acceso a la información.
Te interesa, ya que has optado por estos estudios, buscar la información en sus diversos aspectos, para no experimentar la soledad y la incomunicación en esta sociedad que se precia de saber mucho, a nivel superficial, ya que sin el estudio y la técnica de los medios es difícil tener un acceso inteligente a los mismos.

Sucede, por otra parte, que, a medida que crece la tecnología comunicativa, hay personas que se comunican menos, o si lo hacen, es normalmente a niveles superficiales. Ni siquiera se conocen a los vecinos de un mismo bloque. Se ven, se saludan, se piden cosas que les faltan para la comida. Pero para de contar. En muchos casos.
Vamos a abordar el tema de la información partiendo de sus nociones, agencias de información, hechos y derechos, y documentos de la Iglesia sobre la información., acceso a la fuente de la información.
También en esta amplia unidad abarcaremos el mundo de la Propaganda y Publicidad.

I - Terminología y nociones


1) La Información tiene en el lenguaje corriente diversas acepciones. Puede significar el acto mediante el cual se dan y se reciben noticias; o la condición de quien está al corriente de los acontecimientos, circunstancias y situaciones particulares; y puede significar también la misma noticia cuando se escuche o comunique dentro del ámbito de una utilidad y funcionalidad práctica e inmediata, prestando atención a las fuentes de información, a las agencias de información...

Teniendo en cuenta la publicidad, diremos que la información es “el conjunto de formas, condiciones y efectos de difusión, regular y continua, al público de elementos de conocimiento, de opinión, juicio y diversión mediante las técnicas concebidas especialmente con vistas a su difusión”.

Para algunos la información es la operación de “codificarla” para dar forma a los hechos y sucesos en noticias periodísticas, radiofónicas, televisivas.

Para los teóricos de la comunicación, Shannon y Weaver, información es simplemente transmisión de datos, prescindiendo del contenido(significado) de los mensajes. De aquí podemos deducir que la Inform(ation) es la disciplina que se dedica al estudio de los fenómenos relativos a la transmisión de la información y de los medios con los que se efectúa este proceso, utilizando las técnicas electrónicas más avanzadas.

Según el Vaticano II, en el decreto “Inter Mirifica” sobre los medios de comunicación social, en el n. 5 afirma: El objeto de la información es la noticia de la actualidad, comunicada al público a través de los medios de comunicación social. La información es también la actividad social que busca y difunde las noticias.

2) Nociones


Vas a ver los cuatro elementos que comporta la información:

a)

1) El informador busca los sucesos y hechos con su documentación oportuna: de forma directa mediante corresponsalías, enviados especiales, reporteros...; o mediante las instituciones que las recogen y distribuyen (archivos, agencias de información)...
2) El informador da al acontecimiento la forma de noticia para su medio de difusión.
3) El informador la difunde al público mediante un medio apropiado ( periódico, radio, TV)...
4) El receptor decodifica las noticias, es decir, las analiza e interpreta, si es , claro está, un receptor inteligente y crítico. Los pasivos no hacen nada. Se tragan todo. Y así concluye el proceso informativo.

b) Información y medios de comunicación social.


Como sabes, en la información moderna, los medios de comunicación social desarrollan un papel fundamental, pero no se agota en ellos. De hecho, los medios desarrollan también las funciones de formación y de diversión y, por otra parte, existen otros factores que influyen en la información como pueden ser los avances de las técnicas de comunicación que intensifican las relaciones interpersonales (viajes, turismo) y la correspondencia epistolar; el perfeccionamiento de otros medios de comunicación interpersonal, como el telégrafo, el teléfono(selección automática, telefoto...potenciados por vía satélite)...

c) Noticia y doctrina


Especialmente en la información de tradición anglosajona, se distingue la “noticia” propiamente dicha(los datos objetivos-factuales) de la del “comentario”( la opinión del informador).
Las coordenadas necesarias y suficientes de la “noticia”(periodística) se indican con cinco palabras inglesas: Who (quién), What (qué cosa),Where (dónde), When (cuándo), Why ( por qué). Lo mismo indica el antiguo hexámetro escolástico: Quis (quién), Quid ( qué cosa), Ubi (dónde), Quibus auxiliis (con qué medios), Cur (por qué), Quomodo ( de qué manera), Quando (cuándo).

Como se ha dicho, “noticias” propiamente dichas en la información sociológica moderna, son las de la actualidad (“los hechos del día”), que son de interés para los miembros del grupo social. Por eso la información es una actividad totalmente distinta de la enseñanza tradicional propiamente dicha. Además de los contenidos, la diferencia está también en los medios de transmisión.

Los vehículos y los símbolos privilegiados de la enseñanza tradicional, además de la escuela y del púlpito (lugar de predicación en las iglesias), eran los libros: Ellos constituían el lugar más apropiado para saber, a solas, difundir noticias; el símbolo privilegiado de la información era el periódico que apenas tiene una hora de interés, y la información radiofónica y televisiva que te da una información en no más de un minuto.

Esto no significa que la información no “forme” a los receptores. ¡Los forma y cómo! Pero, eso sí, a su modo, es decir,”informándoles”.

d) Las Agencias de información



Son empresas para la recogida, la transmisión rápida, la selección y la distribución de noticias, sobre todo crónicas, políticas y económicas, para el uso de periódicos y de estaciones radiotelevisivas. Las proporcionan mediante noticiarios logrados a través de telégrafo, el teléfono y la telefoto. Pueden ser privadas - y en tal caso- están organizadas por grupos de periódicos, o estatales que difunden noticias oficiales.

Pueden ser nacionales o internacionales. Las más grandes son las que abastecen a todo el mercado mundial (el 98%). Son cinco: una inglesa, otra francesa, dos americanas y una rusa.

- La Reuter, nacida en Alemania y después en Inglaterra (1849 y 1851) es la más antigua. Tiene su sede en Londres. Es muy apreciada por su prontitud y por la calidad de sus noticias. Es la oficial para el gobierno inglés.

- La Agencia France Presse sustituyó después de la II Guerra Mundial a la anterior Agence (Bureau en 1832) y Havas en 1835. Tiene su sede en París Se le considera oficiosa.

- La Associated Press ( =AP) es la más grande de Estados Unidos y del mundo con más de 10.000 abonados entre periódicos y emisoras de radio- televisión. Tiene su sede en Nueva York.

- La United Press International (= U.P.I.) es también americana con más de 7.000 abonados.

- la Telegràfnoie Aghèntstvo Soviètskavo Sojùza ( =T.A.S.S.) es la agencia oficial soviética que sucedió a la bolchevica ROSTA. El director era designado por el Comité Central del PCUS y era miembro del Consejo de Ministros. En muchos países de Asia la ha suplantado la china “Nueva China”. En España tenemos la agencia EFE. española.
Con este oligopolio es difícil que la información sea plenamente objetiva.


II - Del hecho al derecho


1) El hecho



El hombre moderno vive inmerso en el mundo de la información. Se debe a factores y exigencias de un mundo anterior muy cerrado. A diferencia de los hombres de comunicación simplemente oral con sus alteraciones y tardanza, el hombre de hoy recibe las noticias al instante desde cualquier parte del universo en donde se produzcan.
Hoy la información forma parte de la humanidad, ya que vivimos en una aldea global. La información es el oxígeno sin el cual la sociedad no puede trabajar ni vivir.

A título de ejemplo del adelanto tecnológico de la información: “Pasaron cuatro meses para que España se enterara del descubrimiento de América (1492). San Ignacio de Loyola escribió a san Francisco Javier, y éste hacía ya dos años que había muerto (2 de diciembre de 1552). La muerte de Napoleón en Santa Elena la conocieron los franceses tres meses después. El asesinato de Lincoln (9 de abril de 1865) se conoció en Europa ocho días después, mientras que el del presidente Kennedy se conoció en todo el mundo diez minutos después.



2) El derecho


Si la información, como hecho, es reciente, mucho más lo es su formulación en términos de derechos (y deberes) de las modernas”libertades democráticas”.

a) En las cartas internacionales y europeas

En los Bills of Rights and Liberties desde la Carta Magna de Enrique III (12 de julio de 1215) hasta las primeras del siglo XVIII no han quedado ni huellas. Sí que las hay en los Estados Unidos. No sólo en la Declaración de independencia (4 de julio de 1776), sino también en las Constituciones de cada Estado y, en concreto, en los Bill of Rights de Virginia (12 de julio de 1776: su autor fue Giorgio Mason), que fue el modelo tanto en la sustancia como en la forma para los demás Estados.

El artículo 12 afirma:” La libertad de prensa es uno de los puntales de la libertad, y nunca se puede limitar, salvo por gobiernos despóticos”.
Del 1789 data la Declaración de los derechos del hombre y del ciudadano, formulada en la Constituyente francesa y que pasó en 1791 a ser la Constitución del pueblo francés.. Fue la base para muchos Estados modernos. El artículo 11 dice:”La libre comunicación de pensamientos y de opiniones es uno de los derechos más preciados del hombre; todo ciudadano puede hablar, escribir, imprimir libremente, sabiendo que tiene que responder del abuso de esta libertad en los casos determinados por la ley”.

Como puedes ver, el problema no estaba en el derecho del público a ser informado, sino en el derecho a expresar las propias ideas liberales (“la libertad de opinión y de expresión”); y fíjate que ya entonces había límites tanto para la prensa como para las élites intelectuales, pero se dejaban al antojo de cada nación con tal de que las observaran y respetaran.

Las cosas cambian con la Declaración Universal de los derechos del hombre, aprobada por la ONU el diez de diciembre de 1848, y con el Pacto internacional de la ONU, 16 de diciembre de 1966.

Efectivamente, los dos Documentos tratan explícitamente de la Información referida a la universalidad. Así el artículo 19 de la Declaración dice:”Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión, incluido el derecho a no ser molestado por la propia opinión, y a buscar, recibir y difundir informaciones e ideas mediante cualquier medio sin fronteras”.

La Constitución Española


La Constitución española, en su artículo 20, “defiende y protege los derechos de libertad de expresión en el ejercicio de estas libertades”( 20, 1,d).
“La ley regulará la organización y el control parlamentario de los medios de comunicación social dependientes del Estado o de cualquier público...”(20,3); estas libertades tienen su límite en el respeto a los derechos reconocidos en este Título, en los preceptos de las leyes que lo desarrollan y, especialmente, en el derecho al honor, a la intimidad, a la propia imagen y a la protección de la juventud e infancia”(20,4); sólo podrá acordarse el secuestro de publicaciones, grabaciones y otros medios de información en virtud de resolución judicial”(20,5). Por tanto, como toda libertad, la de información no es ilimitada, tampoco absoluta.


La ONU se ha mantenido firme a pesar de los diferentes Proyectos de Convenciones que se refieren a la recogida y transmisión internacional de noticias y, en general, a la libertad de información; esto se decía principalmente por la dificultad de los Países comunistas, para quienes la información” capitalista” se identificaba con la propaganda ideológica.
Para que tu conocimiento sea más profundo acerca de lo que acabas de leer, te traigo dos citas de autores expertos en información.

1) J. Folliet sintetiza las condiciones del derecho a la información así:”El principio del derecho a la información encierra consecuencias morales y jurídicas sancionadas al mismo tiempo por el derecho público y el derecho internacional.
Libertad de búsquedas de informaciones, excepto en los casos del secreto legítimo, justificado por el bien común.
La libertad de circulación de noticias , es decir, que los países y los grupos deben practicar el libre intercambio de las informaciones.
La libertad de comunicación, que afecta a la libertad de expresión, ya sean libertades de palabra, de escrito o de imprenta.
Sin estas tres libertades, el derecho a la información permanecería en puro principio. Ninguna de las tres es absoluta y todas comportan limitaciones eventuales. Si se quedaran en formales, proclamadas por el derecho, pero inaplicables, de hecho, no serían nada más que una hipocresía.


2) E. Gabel, otro buen periodista francés, dice:” Todas las disertaciones sobre la información objetiva y completa, como afirma el periodista soviético Kusmicief, no son otra cosa que hipocresías liberales. El fin de la información es educar a la gran masa de trabajadores y organizarlos bajo la dirección exclusiva del Partido, con vistas a tareas netamente definidas. La libertad y la objetividad son sólo ficciones. La información es el medio de conducir la lucha de clases y no el espejo destinado a reflejar los hechos de forma objetiva”.

En el tratado de Roma, noviembre de 1950, que entró en vigor el año 1953, decía:”Convención” y no la simple Declaración es algo jurídicamente operante. Por eso, la Comisión Europea estableció que se recibieran y resolvieran denuncias cuando existan violaciones contra la Convención. En su artículo 10 dice:” Toda persona tiene derecho a la libertad de expresión. Este derecho comprende la libertad de opinión y la libertad de recibir o de comunicar informaciones o ideas sin que pueda haber injerencia de autoridades públicas y sin limitación de fronteras. El artículo presente no impide que los Estados sometan las empresas de radiodifusión, cine y TV a un régimen de autorizaciones”.

El artículo 2: “El ejercicio de estas libertades que comportan deberes y responsabilidades puede someterse a ciertas formalidades, condiciones, restricciones o sanciones, previstas por la ley, y que constituyen medidas necesarias en una sociedad democrática en la que la seguridad nacional, la integridad territorial o la seguridad pública, la defensa del orden y la prevención del crimen, la protección de la salud o de la moral, la protección de la reputación o de los derechos del otro...pueden impedir la divulgación de informaciones confidenciales, tanto para garantizar la autoridad como para la imparcialidad del poder jurídico” .


b) En los documentos del Magisterio de la Iglesia



Estas ideas acerca de la información, en el sentido actual, tardaron en ponerse de relieve en la Iglesia. La prensa, ya desde los siglos XVII y XIX, se veía casi siempre en sus contenidos doctrinales y morales, más que como vehículo de información.
Las primeras ideas claras sobre este punto de la información de la actualidad datan de León XIII y Pio XI, años 1879 y 1932. En 1957 otro Papa, Pio XII, define claramente el papel de la información:”Característica del periódico es estar ligado a la actualidad y transmitir al público los hechos que le interesan”.

Sin embargo, la primera afirmación sin rodeos acerca de la información se remonta al año 1963, durante la celebración y discusión del decreto del Concilio sobre los medios de comunicación social. Fíjate que lo afirma un Concilio es el resultado de la reunión de más de 2.000 obispos, expertos e invitados de todo el mundo. Y declara esto en los números 5 y 12: “...Existe el derecho a la información sobre aquellas cosas que convienen a los hombres, según las circunstancias de cada cual, tanto particularmente como constituidos en sociedad. Sin embargo, el recto uso de este derecho exige que la información sea siempre objetivamente verdadera y, salvadas la justicia y la caridad, íntegra; en cuanto al modo, ha de ser, además, honesta y conveniente, es decir, que respete las leyes morales del hombre, sus legítimos derechos y dignidad, tanto en la obtención de noticia como en su divulgación; pues no toda la ciencia aprovecha, la caridad es constructiva”.


“...Es deber de la misma autoridad pública, en su propio ámbito, defender y proteger - especialmente respecto a la prensa -, la verdadera y justa libertad de información, indispensable en la sociedad de hoy...”.

¿ Qué se desprende de estos textos?

1) El progreso de la sociedad y la estrecha interdependencia en las relaciones.
2) Los fines: contribuir al bien común y promover el progreso de la sociedad.
3) La afirmación de los derechos se da desde la ley natural, válida para todos los hombres, según las Declaraciones de los Estados. En este sentido, la información forma parte del bien común.
4) Los sujetos de derecho son tanto los individuos como los grupos sociales. Los periodistas tienen el deber de informar, aunque algunos reivindican el “derecho de informadores”.
5) La extensión del derecho tiene sus limitaciones”extensivo a todo cuanto conviene”.


III - La doctrina



Después del Concilio Vaticano II, la doctrina sobre la información ha tenido un desarrollo amplio y sistemático. Además de Comunión y Progreso, La edad nueva y todos los mensajes emanados cada año con motivo de la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales... más todos los documentos de las Iglesias nacionales, la doctrina de la Iglesia se puede recoger en estos tres apartados:

1) Razones y naturaleza del derecho


a) ...Es evidente que el problema de la información se presenta en el mudo moderno de un modo distinto a como se hacía en los siglos anteriores. Hoy es indispensable seguir los acontecimientos e intercambiar informaciones.
b) El pueblo tiene derecho a conocer para el progreso de todos. Es un hecho que la conducta del hombre depende de las informaciones que le permiten conocer mejor las situaciones y tomar decisiones con mayor conocimiento de causa. De la información depende la dinámica de la opinión pública. Lo decía Juan XXIII a los periodistas franceses en 1961:” Para que se forme la opinión pública hace falta que se reconozca a la sociedad el derecho a las fuentes y a los canales de información y la libertad de opinión. Libertad de pensamiento y derecho a ser informados y a informar son interdependientes”.

La Comunión y Progreso afirma:”Sin libertad de información no puede existir una auténtica democracia”. El mismo documento, en páginas anteriores, dice:”El hombre de hoy debe estar bien informado, con exactitud y fidelidad...para insertarse mejor en las dinámicas económicas, políticas, sociales, culturales y religiosas”.

c) El sujeto del derecho a la información no son los informadores, sino el público: individuos y grupos sociales.
En una Carta de la Secretaría de Estado, Roma 1955, se dice:” La primera exigencia es someterse a la realidad de los hechos, situaciones, mentalidades, sabiendo que todos los hechos no son ciertamente “acontecimientos” y objetos de información. Se debe hacer una elección e interpretación. Los lectores esperan de vosotros una documentación honesta, precisa, tan completa como sea posible y que les permita juzgar responsablemente”.

d) “ El derecho a recibir una información conveniente va estrechamente unida a la libertad de comunicación”. Esta libertad de comunicación comporta para todos la facultad de procurarse las noticias, difundirlas por cualquier parte y tener acceso a los medios de comunicación social”.


2) Calidad del contenido


a) Como toda libertad, incluso la de la información, no es ilimitada, sino que está sujeta a normas morales. El mismo documento antes citado, lo afirma con claridad:”...Pero una libertad de comunicar que no tuviese en cuenta en su ejercicio las condiciones y límites propios del derecho a la información, serviría más para satisfacer al comunicador o informador que para la utilidad del público”.

b) Inspirada por un amor incorruptible por la verdad, la información debe ser siempre “verdadera”. Se puede faltar a la información verdadera con mentiras deliberadas, ocultando la verdad de cualquier modo, con miras tendenciosas de los hechos, sacando las cosas de su contexto, presentándolas deformadas, con comentarios tendenciosos, con la conjura del silencio...

En una audiencia a los periodistas de la Asociación de Prensa Extranjera, en enero de 1973, decía el Papa:”Os invitamos a que escapéis de una cierta conspiración del silencio entorno a problemas vitales para la humanidad y para la Iglesia...Permitidme que os diga que los llevo en mi corazón...Tened en cuenta a todos aquellos que no pueden expresar libremente su fe, ni disponer de medios normales para transmitírsela a sus hijos”.


c) No es lícito engañar a las masas y mucho menos degradar la información mediante la llamada “acción psicológica”, responsable de tragedias humanas, de guerra y de luchas civiles”.En el discurso: “This audience will not” decía Pio XII en 1950:”...¿Quién no sabe que el periodista puede deliberadamente falsificar los hechos o sacarlos de su contexto o suprimir la verdad que debe ser escuchada?. El resultado crudo es que engañan a las masas”...

d) Además de verdadera , la información tiene que ser “lo más completa posible” salvando siempre la justicia y el amor. Hay que respetar el buen nombre de los otros, la vida privada y el bien común. Los límites de la información afloran cuando no se respeta el derecho a la verdad, cuando no se tutela el buen nombre de cada uno y el de la colectividad; cuando no defiende la intimidad personal, familiar; cuando no se guarda el secreto requerido por las obligaciones o convenciones de la profesión o de la utilidad pública...Ya sabes que esto mismo lo pone nuestra Constitución española.

3) El problema de la objetividad


La Encíclica “Pacem in terris (= Paz en la tierra) de Juan XXIII, en el n. 12 afirma:”Todo ser humano tiene derecho a la objetividad de la información”.
Se requiere un compromiso conjunto y sincero tanto por parte del comunicador como por parte de los receptores para que se lleve a cabo la transmisión de la verdad con garantía para ambos.

a) Por parte del informador


El informador es la persona que transmite siempre una verdad de forma objetiva. En el mensaje al “Hombre moderno”, 22 de abril de 1972, el Papa decía:” El deber del informador consiste no solamente en poner de manifiesto lo que fácilmente se encuentra, sino también en buscar los elementos de enfoque y de explicación acerca de las causas y las circunstancias de cada uno de los hechos que él debe reseñar. Este trabajo puede compararse a “la investigación científica” por la seriedad y el compromiso que exige la valoración y el control de las fuentes, la fidelidad a los datos observados y a su transmisión íntegra.. Su papel es dar elementos de juicio y orientación”.

Este deber del informador no es fácil, sino duro, delicado...,sobre todo cuando se trata de eventos religiosos. No hay en los medios españoles, muchos periodistas especializados en temas cristianos y, por esta razón, las tendencias de los medios españoles- en general- son bastante anticlericales porque distorsionan las noticias, las dan sesgadas y fuera de un verdadero contexto.

Aparte del hecho, “las agencias de prensa no dan siempre garantías de objetividad”. Deben superar muchas dificultades: en parte personales y en parte inherentes a la misma dinámica de la información moderna, y, finalmente, dependientes de factores externos. Entre otras podemos enumerar las siguientes: pasiones humanas, prejuicios intelectuales y profesionalismo, el dominio desmesurado del medio, la abundancia de las noticias y las condiciones técnicas y de tiempo - por ejemplo en la prensa - en las que se eligen, se elaboran y se publican.

Añadamos a todo esto la concurrencia de los grupos de poder y de presión de los gobiernos y partidos; los de la propiedad, la publicidad económica y finalmente los del mismo público “que ponen a dura prueba la preocupación por la objetividad”.
Lo dice el documento Comunión y Progreso, n. 40:” Además de las dificultades provenientes de la misma dinámica de la información y de los medios de comunicación, los informadores se debaten con otro problema: el de explicar los hechos a un público”...

Los documentos exigen al informador una gran profesionalidad y competencia, la oportunidad de los Códigos deontológicos concordados libremente y en los que no falte la norma de “rectificar lealmente los errores en los que se haya incurrido.

b) Por parte de los receptores


También ellos se sienten responsables de la información de hoy. Se les debe advertir que informarse hoy, además de un derecho, es un deber, y que, dada la situación- raramente objetiva - de la información hodierna, se les pide una facultad crítica y la voluntad constante de acceder a fuentes de informaciones varias y diversas.
Lo dice el mismo documento en el n. 34:”...Estrechamente unido al derecho derivado de estas exigencias está el deber de informarse; tal derecho no puede satisfacerse si quien debe ser informado no colabora. Pero esto requiere que el receptor debe disponer de una adecuada variedad de medios y de fuentes, así como poder elegir entre lo que se le ofrece y lo que conviene a sus exigencias individuales y sociales; si falta esa variedad, el ejercicio del derecho se reduce a palabras vacías”.

c) Por parte de las autoridades públicas


Evitada toda injerencia indebida, su deber consiste en la tutela de la legítima dinámica de la información. Lo dice claramente el documento antes citado:” Es deber fundamental de los poderes públicos disciplinares establecer las relaciones armónicas entre los seres humanos, de modo que el ejercicio de los derechos no sea un obstáculo para unos o amenaza para otros, sino que todos cumplan con sus respectivos deberes...por su parte, la autoridad pública no hace más que ejercitar su función de promover el bien común...debe vigilar contra todo aquello que atente contra la moralidad pública, la propagación de errores peligrosos, difundir calumnias, difamar a las personas o incentivar las pasiones populares”.

Las agencias de información deben tutelar el pluralismo de las fuentes y el derecho de acceso a las mismas por parte de los distintos grupos sociales y religiosos, interviniendo en la limitación de los monopolios u oligopolios daniños.

“...Promúlguense leyes que tutelen la libertad de comunicar y de informarse, y defiéndanse estos dos derechos de presiones y maniobras económicas, políticas e ideológicas, que tienden a impedir el libre ejercicio. Igualmente, las leyes deben asegurar a los ciudadanos la plena libertad de discutir públicamente la gestión de los medios de comunicación social, sobre todo cuando estos medios trabajen en régimen de monopolio o de modo estatal. Hoy la actividad de estos medios requiere la intervención legislativa que tutela la variedad y la multiplicidad contra la concentración exagerada, provocada por la concurrencia comercial. Ante todo y sobre todo hay que defender la dignidad de los grupos y de las personas”.

En el plano internacional se debe tutelar a los receptores en el libre ejercicio de sus derechos y también a los informadores contra los riesgos de su profesión.
“Los profesionales de la información desarrollan un deber muy grave y difícil, no desprovisto de obstáculos, creados frecuentemente por quienes tienen interés en ocultar la verdad. Este tema les afecta sobre todo a los enviados especiales...con peligro, a veces, de su propia vida”.


CUESTIONES


1. ¿ Cuáles son las acepciones de información en el lenguaje corriente?
2. Qué puesto ocupan los medios en la información moderna?
3. ¿En qué se diferencian la información moderna de la enseñanza tradicional?
4. ¿Qué son las agencias de información?
5: ¿Cuáles son las principales?
6. ¿Cuáles son las características de la “Declaración francesa de 1.789 y la Declaración de la ONU de 1.948 y de la Convención Europea de 1.950?”
7. ¿ Cuándo aparecen los documentos del Magisterio de la Iglesia los términos de actualidad e información?
8. ¿Cómo se plantea el tema de la objetividad en la información?
9. ¿ Qué exigencias supone en el informador?
10. ¿Y en el receptor?


ACTIVIDADES A REALIZAR


1. Aplica la definición de información a una noticia seleccionada de cualquier medio. ¿ Por qué esa noticia se puede considerar información?
2. ¿Responden las noticias de cada día a tus necesidades informativas?
3. Busca en distintas fuentes bibliográficas ejemplos de información de otras épocas.
4. Averigua por qué muchos mayores llaman a cualquier informativo en España "El Parte". Pregunta a familiares mayores cómo era la información en otras épocas. ¿ Qué era el "NODO?"
5. Redacta una noticia sobre un hecho próximo. Fíjate de qué manera se nota tu influencia en el relato de la misma.
6. Haz una rueda de prensa en clase. Al final, elabora una información sobre lo que has escuchado. Se leen varias en clase para ver las visiones de los hechos que se han contado.
7. Fíjate en la estructura de informativos en diversos medios y a la misma hora.
8. Averigua las diferencias y a qué le dan más importancia.
9. Selecciona un periódico y busca las fuentes de información.
10. Observa un informativo radiofónico y otro televisivo. ¿Se citan las fuentes de información?


Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!