Menu




Autor: | Editorial:



Dios hizo el agua. El agua es buena.(279 ss.)

(click en la imagen para verla más grande)



Si te interesa ver la imagen para imprimirla da un click aquí.

OBJETIVO
Al final de la lección, el niño:
-Sentirá admiración y agradecimiento a Dios.
-Sabrá que Dios ha hecho el agua y nos la ha dado por amor.
-Conocerá la utilidad del agua para la vida del hombre, de los animales y las plantas y para la limpieza
-Podrá contestar correctamente a la pregunta:
*¿Quién hizo el agua?.

HISTORIA PARA CONTAR CON LAS FIGURAS IMANTADAS
Caía una gran tormenta. Ana y Paco contemplaban con la boca abierta a través de la ventana de la sala, cómo el agua mojaba todo y formaba un gran río en la calle.
Hasta la ventana brincaban pequeñas gotitas de lluvia que Ana seguía con su dedo.
A lo lejos, los montes se veían muy verdes.
Cuando acabó de llover, su mamá les dijo:
- Ana y Paco, pónganse su gabardina, los invito a dar un paseo.
Se pusieron su gabardina y unas botas de plástico y salieron a jugar brincando de charco en charco.
- Mamá, ¿nos haces un barquito de papel?
Su mamá les hizo a cada uno un barquito para que navegara en el arroyo que se había formado en la calle.
Ana vio que el agua había mojado a todas las plantas y que ahora se metía en la tierra.
- ¿ Por qué se mete el agua en la tierra, mamá?
- Porque las plantas necesitan agua para crecer, es como su comida y la toman de la tierra.
Cuando terminaron de jugar, entraron corriendo a la cocina porque tenían mucha sed. Ambos se tomaron un vaso de agua muy grande. Después Paco se lavó las manos ya que las tenía llenas de lodo.
-¡Cuántas cosas se pueden hacer con el agua!, dijo Paco.
Jugamos con ella, las plantas crecen y el campo se pone muy verde. Tomamos agua cuando teníamos sed. Nos lavamos y así quedamos muy limpios!
- Sí, dijo mamá, el agua es un gran regalo de Dios.
Esa noche, antes de acostarse, Ana y Paco rezaron y le dieron gracias a Dios por la lluvia, por las plantas muy verdes, por el agua que podían beber y porque estaban muy limpios.


DESARROLLO DEL TEMA
• La catequista invitará a los niños a participar haciéndoles preguntas como:
-¿Quién ha visto llover?
-¿Cómo es el agua?
-¿Para que sirve el agua?
• Hay que darles a los niños la oportunidad de expresarse, dirigiendo la conversación a la idea de que el agua da la vida, la conserva. Sin el agua todos nos moriríamos: las plantas, los animales y nosotros mismos. Ponerles ejemplos claros como las flores en un florero, las plantas del jardín, los peces, etc.
• Todos han visto el agua, ¿Verdad?
- ¿Alguien ha oído el agua?
La lluvia en las ventanas, la fuente del jardín, las cascadas, la llave del baño.
• La catequista puede llevar ese día un vaso con agua y verterla en otro recipiente para que los niños con sus ojos cerrados la escuchen.
- El agua canta! Es que a Dios le gustan mucho las canciones. ¿Por qué no cantamos nosotros una canción del agua?
Se puede cantar cualquier canción sencilla como "El chorrito» (Cri-Cri) "Llueve" (Cri-Cri) "Las gotitas de la regadera» (Popular)

ACTIVIDAD EN EL CUADERNO
La catequista describe el dibujo y luego reparte pedazos de celofán azul para que los niños las peguen en las gotas.

PROPÓSITO PARA CUMPLIR EN LA SEMANA
Que los niños vean con mamá o papá, cómo una planta (en una maceta) necesita de agua y cuando se la riega, ésta da gracias a Dios creciendo.
Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!