Curación del paralítico
Ten confianza, hijo, tus pecados te son perdonados.