¿Es lícito practicar deportes de alto riesgo?
Hace falta un motivo justificado para desarrollar una actividad que, aunque sea incidentalmente, comporta un mínimo de riesgo