El error de venerar a falsos santos
Los verdaderos santos son ejemplos de fe