¿Escucha Dios nuestras oraciones?
Cuando pedimos, exigimos ver el resultado. ¿Cuál es entonces la imagen de Dios presente en este modo de orar?