Vida temporal y vida eterna
Reconocer que existe una vida tras la muerte lleva a valorar más en serio la vida presente.