De la oración a la virtud: cómo es el camino
La oración va abriendo nuestros ojos a nuestra maldad