Comentario a la Liturgia. Domingo XXIII TO C
En nuestra búsqueda de Dios y en nuestra búsqueda de la verdad estamos limitados