La Palabra de Dios, semilla fecunda y eficaz
Ángelus del Papa, 12 de julio de 2020