¿Qué hacer cuando Dios calla?
El silencio de Dios no es ausencia, es otra forma de estar presente, un lenguaje diferente.