> English

> Français

El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
 
Tus Favoritos   |   Página de Inicio   |   Recomiéndanos   |   Opiniones   |   Suscríbete
Sexualidad y Bioética | sección
Anticoncepción | categoría
Métodos anticonceptivos | tema
Autor: Provida
Métodos anticonceptivos abortivos
Artículo con explicación sencilla de los métodos anticonceptivos y algunos que producen abortos.
 
Cuando comienza la vida humana

La concepción se produce en el instante mismo en que el espermatozoide penetra el óvulo, denominándose fecundación, la cual tiene lugar en las trompas de Falopio del aparato reproductor femenino. Es el preciso instante en que comienza una nueva vida humana, única, con caracteres particulares perfectamente definidos desde el punto de vista biológico y genético.

Trompas de Falopio

Las trompas de Falopio son dos conductos que se extienden desde cada ovario hasta el útero y son el escenario donde se produce la fertilización.
Los óvulos liberados por los ovarios ingresan a las trompas al encuentro de los espermatozoides, que arriban tras atravesar la vagina, el cuello del útero y el útero.
Según la enciclopedia/diccionario de la medicina Enciclopedia and Dictionary of Medicine, Nursing and Allied Health, un abortivo “es un fármaco o cualquier otra cosa que provoque el aborto”. De hecho, es un aborto químico.

La Iglesia Católica prohíbe el uso de abortivos por el mismo motivo que se opone al aborto quirúrgico. Como enseña el Catecismo de la Iglesia Católica: “La vida humana debe ser respetada y protegida desde el momento mismo de la concepción” (número 2270). Algunos abortivos también son contraceptivos en la forma en que actúan, lo cual también es gravemente inmortal. Como afirma la constante enseñanza de la Iglesia: “Es intrínsecamente mala ‘toda acción que, o en previsión del acto conyugal, o en su realización, o en el desarrollo de sus consecuencias naturales, se proponga como fin o como medio, hacer imposible la procreación! (Catecismo de la Iglesia Católica, número 2370, cf. Encíclica Humanae vitae, número 14).

Métodos Contraceptivos

1. Los dispositivos intrauterinos (DIUs)

Los DIUs, tales como el ASA, la T de cobre y el anillo, son artefactos de diferentes materiales que se introducen en el útero para evitar la procreación. Actúan química y mecánicamente, impidiendo a veces la anidación del óvulo ya fecundo en el útero, lo cual es un efecto abortivo.
Este efecto es producido de varias maneras. Los DIUs aceleran el transporte del óvulo fecundado a través de la trompa, por lo que al llegar al útero éste no está capacitado para recibirlo y lo aborta. También producen destrucción del ser humano en sus primeras etapas de desarrollo; desplazan mecánicamente del útero al embrión implantado en él; impiden la implantación debido a la respuesta inflamatoria al cuerpo extraño que se produce en el útero; y alteran el proceso de maduración y proliferación del endometrio afectando la implantación.

Consecuencias físicas: Infecciones con posibilidad de shock séptico y muerte, heridas y perforación del útero, esterilidad, sangrados abundantes, embarazos ectópicos (fuera del útero).

2. “Anticoncepción de emergencia”

Los “anticonceptivos de emergencia” constituyen una forma de “evitar” la procreación basada en la falsa teoría de que el embarazo comienza con la implantación del óvulo ya fecundado (o sea, de la nueva vida humana) en el útero, en vez de la fecundación. Basándose en esta idea errónea se les dan el nombre de “anticoncepción de emergencia”, cuando en realidad se trata de un aborto.
La llamada píldora del día después es una píldora abortiva llamada “anticonceptivo de emergencia” o “píldora para la mañana siguiente”. Contiene estrógeno y progestina. Una mujer que desee abortar químicamente toma una dosis de estas píldoras dentro de las 72 horas después de haber tenido relaciones sexuales. Este “cocktail abortivo” impide que el óvulo fecundado se implante en la membrana del útero. El diminuto ser humano muere de hambre y de asfixia, y es expulsado del útero.

El Dr. Raiph Miech M.D., Ph.D., profesor asociado de medicina de la Universidad Brown, describe a Preven en el Providence Journal (8-3-98) del siguiente modo: “Este tipo de píldora provoca un aborto … desde el punto de vista farmacológico, a este fármaco se le debe llamar “abortion-after pill”  [porque hace abortar después de ser tomada, nota de la traductora]. Lo mismo se puede decir sobre todas las ”píldoras para la mañana siguiente”.

3. Las píldoras anticonceptivas

Los anticonceptivos orales o píldoras actúan impidiendo la ovulación o cambiando el moco cervical de modo tal que éste impide el paso de los espermatozoides, teniendo en ambos casos un efecto anticonceptivo. Pero además producen cambios en el endometrio uterino que impiden que el óvulo fecundado (o sea una vida comenzada) se anide, siendo este efecto abortivo.

Consecuencias físicas: embarazos ectópicos, esterilidad por atrofia ovárica, trastornos circulatorios, y de la coagulación de la sangre que pueden causar accidentes cerebro-vasculares, coronarios, y de extremidades, embolias e infartos. Además pueden causar enfermedades tumorales en hígado y mamas.

4. La RU 486

Es una píldora abortiva que se utiliza en las primeras nueve semanas del embarazo. Bloquea la acción de la hormona progesterona, y por tanto, impide que un óvulo fecundado se implante en la membrana uterina. También se le llama mifepristone. Por sí sola, no siempre hace que se complete el aborto. Por ello, después que ha impedido la implantación –o sea, que ha matado de hambre a un embrión- administran una dosis de prostaglandina, la cual produce contracciones del útero y finalmente el embrión es expulsado de éste.

5. El Norplant – (Implante progestacional subdérmico)

Son seis pequeños tubos del tamaño aproximado al de los fósforos que se introducen debajo de la piel en la parte superior del brazo de la mujer. Estos segregan una dosis baja de progestina, un abortivo que impide que el ser humano en desarrollo se implante en el útero materno. El Norplant, por lo tanto, también es abortivo.

6. Depo Provera – (Anticonceptivo inyectable trimestral)

Impide que el ovario expulse un óvulo y hace más grueso el moco cervical para obstaculizar el movimiento de los espermatozoides. Funciona también como un abortivo, porque impide la implantación del óvulo fecundado al irritar la membrana del útero. La Depo Provera se administra mediante una inyección de 150 miligramos de depotmedroxyprogesterona.

El Aborto:Sus daños y consecuencias

A. Legrado o Aspiración
1-Laceración del cuello uterino por el uso de los dilatadores
Consecuencias:

Insuficiencia del cuello uterino predisponiendo a otros abortos en el primer y segundo trimestre (10% de las pacientes).
Partos prematuros a las 20 ó 30 semanas de gestación.


2-Perforación del útero
Hecho con la cucharilla del legrado o aspirador, pero más frecuente con el histómetro (instrumento necesario para medir la cavidad uterina). El útero grávido es muy frágil y blando y puede ser atravesado sin que el cirujano se aperciba del hecho. Es una complicación seria.
Consecuencias:
Infección y obstrucción de trompas que produce esterilidad.
Operación necesaria para detener la hemorragia que se ha producido.
Peligro de lesionar el intestino o la vejiga urinaria o las trompas.
La arteria uterina es con frecuencia seccionada en estos casos, por lo que es necesaria la extirpación del útero si no se consigue detener la hemorragia.

3-Hemorragias uterinas

Pérdidas sanguíneas o fuertes hemorragias causadas por la falta de contracción del músculo uterino. Las pérdidas de sangre son más intensas a medida que el embarazo está más avanzado.
Consecuencias:
Necesidad de transfusiones de sangre.
Ablación del útero si la hemorragia no se controla.

4-Endometritis post-aborto (infección uterina secundaria al aborto)
Pese a los antibióticos que se administran antes del aborto, existe todavía gran incidencia de infecciones y obstrucciones de trompas.
Consecuencias:
Esterilidad
Embarazo ectópico

5-Evacuación incompleta de la cavidad uterina. Necesidad de prolongar la succión y de hacer un legrado inmediato.
Daños y consecuencias:
Posibilidad de arrancar el endometrio.
Formación de adherencias ene. Interior del útero y como consecuencia esterilidad y frecuente amenorrea.
Posibilidad de placenta previa en el embarazo siguiente, lo que haría necesaria una cesárea.

B. Solución hipertónica salina (Embarazos de 12 1 20 semanas)
Complicaciones muy altas
Retención placentaria y hemorragia.
Infección uterina.
Hemorragia.
Coagulopatía y severa hemorragia de muy difícil detención.
Intoxicación por retención de agua, efectos secundarios del suero salino que podrían causar fallas del corazón y muerte consecutiva.


C. Histerectomía (a partir de las 16 semanas de embarazo)
Complicaciones:
Hemorragia.
Infección.
Peritonitis.
Lesiones de vejiga o uréteros.

Complicaciones tardías del aborto:
1-Insuficiencia del cuello uterino
2-Daños causados a las trompas por las posibles infecciones post-aborto, causando infertilidad.
3-Placenta previa.
4-Embarazo ectópico (fuera del útero).
5-Aumento de la probabilidad de abortos espontáneos.
Consecuencias sobre el niño que se aborta:
1-Dolores intensos (niño no nacido sensible al dolor).
2-Muerte violenta.
3-Niños vivos que mueren fuera del útero materno.

Síndrome post-aborto

“Me dijeron que era la mejor decisión, pero no me hablaron del vacío emocional y físico que sentiría ni de que me iría destruyendo… ¿Cómo puedo aliviar el dolor que siento?” Nereida Ortiz
Debemos denunciar la mentira que hay detrás del aborto legal, que es la siguiente: el aborto ayuda a las mujeres.
Esta mentira seduce a las personas para que acepten el aborto, omitiendo el conjunto de síntomas patológicos de orden psicológico espiritual que estas mujeres manifiestan. Se lo conoce como SÍNDROME POST-ABORTO.

Recibe su nombre del Síndrome Post-Vietnam, el primero descripto y con similitud en sus síntomas e intensidad.

Consecuencias psicológicas-espirituales

1.Período de negación
La primera reacción psicológica de la mujer que se ha practicado un aborto es LA NEGACIÓN. Algunas lo hacen durante un tiempo, otras unos meses, pero otras lo niegan durante períodos mayores a 10 y 15 años.

2. Depresión-culpabilidad-tendencia al suicidio
Lo más frecuente son cuadros depresivos acompañados de un sentimiento grande de culpabilidad.

La mujer recorre tres estadios:
A) Desasosiego y tristeza: No está en paz consigo misma.
B) Revive continuamente el momento traumático del aborto de un modo muy profundo. Se pregunta a menudo ¿Cómo sería mi niño ahora?
C) Depresión profunda con un gran sentimiento de culpabilidad, perdiendo el interés por las cosas que antes le interesaban en la vida.
D) Depresión del aniversario: Ocurre alrededor de la fecha del posible nacimiento o alrededor de la fecha del aborto.
3. Empeoramiento de problemas psíquicos previos
Las mujeres con alguna señal de trastorno emocional corren mayor riesgo de graves desajustes mentales tras el aborto, mayor todavía si padecía alguna enfermedad psíquica previa.
4. Trastornos de conducta moral
Nunca el aborto es un hecho aislado, casi siempre, va acompañado de trastornos importantes de la conducta, muchas veces patológicos como drogadicción, alcoholismo, perversiones sexuales.
Los siguientes datos estadísticos del estudio de la Dra. Anne Speckhard sobre mujeres que han abortado resumen lo afirmado hasta ahora:
El 35% pensó que había recibido la visita de su hijo abortado.
El 54% tuvo pesadillas relacionadas con el aborto.
El 69% experimentó síntomas de locura.
El 73% le venían a la memoria recuerdos de esta experiencia.
El 81% mostró preocupación por el bebe abortado.
El 61% aumenta el consumo de alcohol.
El 65% tuvo pensamientos suicidas.
El 69% tuvo problemas sexuales.
El 81% lloraba con frecuencia.
El 77% experimenta incapacidad para comunicarse.
Este último dato tan significativo nos lleva a considerar el próximo efecto devastador del aborto en la mujer: la disfunción interpersonal y familiar.

5. Ruptura de relaciones
No se menciona el hecho de que con frecuencia se dañan las relaciones de pareja después del aborto.

6. Maltrato infantil
Cuando hay niños en la familia, el aborto puede tener un efecto negativo sobre ellos, llegando incluso al maltrato infantil.
Si puede maltratarse a un niño en el vientre de su madre, también se le puede maltratar fuera de él. En EEUU, según estudios realizados, luego de la legalización del aborto en ese país  en 1973, dicho maltrato aumentó en un 500%.

La Curación del síndrome post-aborto
“La paz que experimento ahora me ha traído la verdadera alegría y una nueva esperanza para el futuro” Olivia Gans.

Etapa espiritual: pasos para la curación
Ser humilde – Reconocer y aceptar la verdad
Para poder pedir y recibir el perdón divino se necesita ser humilde y reconocer la verdad: que el aborto está mal, aceptar la propia culpabilidad, pero que al mismo tiempo y a pesar de ello hay perdón para el que está arrepentido.
El proceso de autoconocimiento resulta doloroso. Esto no es motivo de desaliento, más bien de esperanza, ya que el proceso de sanación ha comenzado. Mientras más se reconozca el pecado, más fácilmente podrá penetrar el perdón y el amor de Dios en el alma de la persona que sufre el síndrome del Post-Aborto. Las palabras del Salmo 103 son un verdadero consuelo: “EL SEÑOR ES TIERNO Y COMPASIVO, ES PACIENTE Y TODO AMOR, NO NOS REPRENDE EN TODO TIEMPO NI SU RENCOR ES ETERNO, NO NOS CASTIGA COMO MERECEN NUESTRAS MALDADES Y PECADOS, TAN INMENSO ES SU AMOR POR LOS QUE LE HONRAN COMO INMENSO ES EL CIELO SOBRE LA TIERRA. NUESTROS PECADOS HA ALEJADO COMO HA ALEJADO DEL ORIENTE AL OCCIDENTE”.

Pedir y recibir el perdón de Dios y perdonar a los demás
Sacramento de la Reconciliación
Para los católicos es imprescindible la confesión para alcanzar el perdón y la curación de Dios de los pecados graves como el aborto. Hay médicos que fueron abortistas, como el Dr. Bernard Nathanson. (¡QUE FUE RESPONSABLE DE 75.000 ABORTOS!) que se ha arrepentido y se ha convertido en provida y que sabe que Dios le ha perdonado. ¡¡Cómo no va a perdonar Dios a las mujeres que han abortado y que se han arrepentido sinceramente!!
Jesús nos dice a través de Santa Faustina: “que los más grandes pecadores pongan su confianza en Mi Misericordia. Ellos, más que nadie, tienen derecho a abandonarse a Mi Misericordia. Me dan una gran alegría las almas que recurren a Mi Misericordia”. “…No puedo castigar a aquel que, aún siendo gran pecador, y el peor de todos, se confía a mi bondad; lo justificaré en mi insondable e inmensa Misericordia”.
En muchas ocasiones, las mujeres que han abortado y las personas que han causado o permitido abortos, aunque saben que Dios las perdona, no se perdonan a sí mismas. ¡¡PERO SI DIOS NOS PERDONA!!, ¿QUIÉNES SOMOS NOSOTROS PARA NO PERDONARNOS O PARA NO PERDONAR A OTROS?

Reconciliación con los bebes abortados
Para las personas que creen en Dios, la vida no termina con la muerte, sino que continúa en la eternidad. Para experimentar la reconciliación con el bebe abortado se recomienda realizar ciertas acciones concretas.
Esta reconciliación sirve para curar no sólo a las madres que han abortado, sino también a la familia entera. Orar por un bebe que ha fallecido puede curar a los hijos que viven y a familias enteras.
Pasos a seguir frente a Jesús Sacramentado:
Cierre los ojos y respire hondo, recuerde algún momento de su vida en que supo cuánto lo ama Dios. Vuelva a respirar ese amor.
Póngase en contacto con sus sentimientos hacia el bebe que murió (amor-tristeza-pena-curiosidad-etc.).
Vea a Jesús, a María, a Dios Padre, o a alguien que usted ama, de pie frente a Ud. En sus brazos sostiene un bebe que es su hijo o hija. Se lo ofrece a usted. Abra sus brazos y reciba al bebe. Dígale al bebe y haga con él todo lo que su corazón siempre ha querido decir o hacer. Permita que su hijo haga lo mismo con usted.
Mire de qué sexo es el bebe y pregúntele con qué nombre quiere que se lo llame. Si usted es cristiana o cristiano, es probable que quiera bautizarlo. De ser así, haga el signo dela cruz sobre la frente del bebe y diga con Jesús: “Yo te bautizo –su nombre- en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo”. Imagine que derrama agua sobre la cabeza del bebe y sienta cómo el agua limpia hace nuevas todas las cosas.
Hable con el niño sobre cómo pueden seguir dando y recibiendo amor. ¿Cómo quiere que el niño o niña rece por usted y su familia? ¿Cómo quiere el bebe que usted rece por él?
Cuando esté listo, vuelva a poner el bebe en los brazos de Jesús, María, o Dios Padre. Asegúrese de que, en vez de alejarse de usted, venga hacia usted, hasta quedar dentro de su corazón. Sienta su presencia cálida, mientras se alojan en su corazón y permanecen en él. Respire hondo, permitiendo que la tibieza llene todo su cuerpo.
Acciones de sanación para uno mismo
Cierre los ojos y vaya a uno de esos lugares favoritos, donde se sienta más capaz de dar y recibir. En su espíritu, invite al bebe perdido a que lo acompañe. Comparta con él o ella las razones por las que ese lugar es tan significativo para usted.
Pregúntese quiénes quisiera que fueran los padrinos de su bebe. Dígale porqué ha elegido esas personas como padrinos. Visite a esas personas y, en su espíritu lleve al bebe con usted. Pídale a los padrinos que recen por el bebe y que lo bendigan.
Derecho a la vida – Nuestras leyes (República Argentina)
¿Sabe Usted qué dicen nuestras leyes acerca del derecho a la vida?
¿Sabe Usted desde qué momento estas leyes consideran que hay vida?
¿Qué interpretación hace la Argentina respecto de estas cuestiones?
¿Nuestro país cumple con la ley?
En primer lugar debemos decir que la legislación argentina SI protege el derecho a la vida y lo hace sin duda desde el momento en que esta comienza, es decir, desde la concepción en el vientre materno.

Vamos algunos ejemplos de esto:
1-Nuestro Código Civil dice que desde la concepción en el seno materno comienza la existencia de las personas, y que las mismas ya adquieren derechos como si hubiesen nacido.
2-Nuestro Código Penal reprime a la mujer que causare su propio aborto y también a las personas del arte de curar que intervengan. La ley incluye a médicos, cirujanos, parteras y farmacéuticos aún cuando sólo hubiesen cooperado en el mismo.
3-La Convención Americana sobre los Derechos Humanos, incorporada en su totalidad a nuestra Constitución Nacional, sostiene que toda persona tiene derecho a que se respete su vida y aclara que la ley debe protegerla desde el momento de su concepción.
4-La ley que incorpora a nuestra Constitución Nacional la Convención sobre los Derechos del Niño, dice claramente que la Argentina entiende por niño a todo ser humano desde el momento de su concepción y hasta los 18 años de edad.
¿Por qué entonces la justicia autoriza en algunos casos el aborto?
¿Cuáles son sus fundamentos?
¿Son estos ajustados a derecho?
Nuestro Código Penal autoriza el aborto en dos casos, cuando tiene por fin evitar un peligro para la vida de la madre y cuando proviene de una violación a una persona demente o idiota.
Debemos mencionar que este artículo fue escrito hace más de 80 años y que no considera salvaguardar ambas vidas. Los avances de las ciencias médicas desde entonces hasta nuestros días pueden hacer esto posible. Entonces, porqué matar a una persona que aún en las condiciones descriptas por la norma, puede ser salvada.
Aún así debemos decir sin miedo a equivocarnos que el artículo que autoriza el aborto en los dos casos mencionados precedentemente, es absolutamente inconstitucional y los jueves tienen la obligación de así declararlo ante los pedidos que se hicieren al respecto.

¿Por qué?
La respuesta es muy sencilla. Cuando la Argentina incorpora a nuestra Constitución Nacional, la Convención Americana sobre los Derechos Humanos y la Convención sobre los Derechos del Niño citadas precedentemente, lo hace con jerarquía constitucional, es decir, que las mismas forman parte de los derechos y garantías contenidos en nuestra Ley Suprema.
Todos sabemos que ninguna ley interna de nuestro país, como en este caso el código penal, puede contradecir a la Constitución Nacional, ya que esta es la Ley Suprema de la Argentina.
De ahí que el artículo autoriza el aborto en los casos mencionados CONTRADICE el derecho a la vida desde su concepción, el cual es consagrado por la Constitución Nacional como un derecho fundamental del hombre.
El derecho a la vida desde su concepción tiene superioridad jurídica frente a nuestro código penal, por lo que cabe preguntarse:
¿Qué responsabilidad le cabe entonces a los jueces que autorizan estos abortos?
¿Qué responsabilidad le cabe a los médicos que los practican?
Creemos que la respuesta es clara. Parecería ser que para estos casos nuestra Constitución Nacional es dejada de lado. También creemos que tanto los jueces como los médicos que autorizan y participan en estos abortos tienen responsabilidad en las muertes que ocasionan.
Una última reflexión para los médicos. Ellos son los primeros que tienen que defender la vida, para ello han hecho su juramento y para ellos dedican sus vidas tratando de salvar la vida de las personas enfermas. Esto va más allá de una decisión judicial que además va en contra de nuestra Ley Suprema. Los profesionales del arte de curar saben más que nadie por su sapiencia, que el aborto es matar a una persona. La defensa de la vida va más allá de la pluma que autoriza en un frío papel el asesinato de un inocente.
Son más los niños que mueren por año a causa del aborto que las madres a las cuales –supuestamente- se quiere proteger.
Que Dios nos ilumine para que cada uno en su ámbito pueda difundir estas cuestiones tan simples para el entendimiento humano.
Y par aquellos que no comparten nuestro credo, pero son personas de buena voluntad, contribuyan también en defender la vida desde su concepción hasta su fin natural.

Preguntas o comentarios al autor


 

 
 
Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre

 Email (no será publicado)

 País

Comentario



Escriba las letras como aparecen



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.
     Herramientas del Artículo:
Arriba
.
Ver más artículos del tema
.
Preguntas o comentarios
.
¿En donde estoy?
.
Hacer un donativo
Envíalo a un amigo
.
Formato para imprimir
.
Descargar en PDF
.
Descargarlo a tu Palm
.
  Suscripción canal RSS

Todos los servicios de Catholic.net son gratuitos. Sólo nos mantenemos gracias a los donativos que, voluntariamente, nos hacen algunos de nuestros visitantes. Necesitamos de tu ayuda para continuar anunciando el mensaje de Cristo a través de la Red. Ayúdanos, Dios te lo recompensará.
DA CLICK AQUÍ PARA DONAR

Inicio | Secciones | Comunidades | Servicios | Consultorios | Alianzas | Foros | Contacto
Servicios por email Servicios por email
Foros Foros de discusión
Mapas Mapa de Sexualidad y Bioética
Opiniones ¿Qué opinas de Catholic.net?
Comentarios Comentarios al editor de esta sección
Biblioteca Documentos de apoyo de Sexualidad y Bioética
Preguntas frecuentes Preguntas Frecuentes
Donativos Hacer un donativo
Compendio sobre familia, vida y ética
Curso en línea sobre el amor humano
Cursos en línea
Aborto
Adicciones
Anticoncepción
Métodos anticonceptivos
Anticoncepción de emergencia y aborto
Anticonceptivos y salud reproductiva
Consecuencias de los anticonceptivos
Anticonceptivos y ética
Anticoncepción y demografía
Iglesia y anticonceptivos
Bioética personalista
Células madre o troncales o estaminales
Ciencia
Clonación
Depresión
Eutanasia y cuidados paliativos
Fertilización artificial
Homosexualidad
ONU e ideología de género
Origen de la vida
Paternidad responsable
Pena de muerte
Proyecto genoma humano
Sexualidad
Sida y enfermedades de transmisión sexual
Suicidio
Trasplantes
Bioética.Magisterio de la Iglesia
 
Lista de correo


Suscribir
Cancelar suscripción
Consultores de la seccion
Dudas y asesoría acerca de dilemas en temas de la vida: aspectos científicos, jurídicos, éticos y prácticos
Ver todos los consultores
Apoyan a la sección
Ateneo Pontificio Regina Apostolorum, facultad de bioética
Universidad Católica del Sacro Cuore, Centro de Bioética
Pontificio Consejo para la Pastoral de la Salud
Fundación Jérôme Lejeune, Gènéthique
Conoze.com

Ver todas las alianzas que apoyan a la sección

Eventos
MAESTRIA EN BIOETICA Y BIODERECHO
Maestría en Bioética
Ver todos los eventos

Encuesta
¿Te gustaría mejorar tu comunicación con Dios?
Sí, lo necesito, pero no sé cómo ni tengo quién me enseñe
Sí, hago un poco de oración al día, pero quiero mejorar
Realmente me urge, llevo tiempo buscando eso
Sí, pero creo que no soy capaz
Creo que eso es para sacerdotes y monjas, no para mí
Sé que lo necesito, pero no estaría dispuesto a ir a un curso de oración
Lo he intentado muchas veces y no lo logro, no es para mí
Estoy satisfecho con mi vida de oración
No lo considero importante en mi vida, hay cosas prioritarias
> Ver resultados
> Ver todas las encuestas
Foros de discusión
¡Participa!

Homenajes  |   Condiciones de uso   |   Donativos   |   Privacidad   |   Transparencia   |   Publicidad   |   Contáctanos   |  RSS
© 2014 Catholic.net Inc.
Todos los derechos reservados
El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
Publicidad: