> English

> Français

El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
 
Tus Favoritos   |   Página de Inicio   |   Recomiéndanos   |   Opiniones   |   Suscríbete
Tema controvertido | sección
La Iglesia católica | categoría
Historia de la Iglesia católica | tema
Autor: José Barros Guede | Fuente: www.revistaecclesia.com
¿Qué es la tradición oral?
En aquel tiempo, la tradición oral era el medio tradicional y popular de recoger y trasmitir los hechos y dichos de un personaje a los demás
 
¿Qué es la tradición oral?
¿Qué es la tradición oral?
Jesús Nazareno no escribió nada, solo habló, predicó, hizo el bien y fundó el Reino de Dios o de la Vida Eterna en los Cielos, de carácter escatológico, que se incoa aquí, en la Tierra, para aquellos que le siguen creyendo, esperando y amando a Dios y a las personas humanas como hermanos. Este Reino de Dios en esta vida se llama Iglesia Cristiana.

Jesús habló y predicó utilizando un lenguaje concreto, sencillo y popular en su conversación y en su predicación. Se valía de parábolas y comparaciones de gran encanto natural y de palabras y frases de gran contenido moral y espiritual dichas con autoridad; de forma que el personal del Templo de Jerusalén mandado por sus jefes judíos para prenderle no se atrevieron hacerlo, porque, decían, “nunca nadie habló como este hombre” ( Jn.7, 46).


Cómo surgió la tradición oral

En aquel tiempo, la tradición oral era el medio tradicional y popular de recoger y trasmitir los hechos y dichos de un personaje a los demás. Los alumnos rabínicos que escuchaban dichos y hechos a sus maestros, los trasmitían de memoria y de palabra a los demás sin escribir nada. De esta manera, oralmente, los discípulos, testigos directos de Jesús Nazareno, transmitieron sus dichos y hechos a los demás cristianos de la primitiva comunidad, que más tarde recogen por escrito llamándoles Evangelios. De este modo, también más tarde, nacen el libro judío Talmud y el libro Corán islamista.


Contenido de la tradición oral

La tradición oral evangélica comprende un tiempo de veinte a treinta años, que van desde la venida del Espíritu Santo sobre los apóstoles hasta la redacción escrita de los Evangelios. Recoge los hechos y dichos de Jesús relatados por los apóstoles, por sus familiares, particularmente, por su madre, María, y por los demás discípulos que los transmiten a otros fieles.

Los hechos de Jesús Nazareno de dar de comer al pueblo de Israel, perdonarle sus pecados, curar a los enfermos y resucitar a los muertos y sus discursos y sentencias quedaron grabados fuertemente en la memoria y el corazón de todos ellos; de tal modo, que los recordaban personalmente y los relataban públicamente en sus reuniones y celebraciones eucarísticas sin necesidad de ponerlos por escrito.


Importancia de la tradición oral

Esta transmisión oral de los relatos de dichos y hechos de la vida de Jesús sigue el esquema siguiente que, más tarde, seguirán los autores de los Evangelios escritos: la preparación de su ministerio, la predicación del Reino de Dios en Galilea, su sermón de la montaña, sus sentencias, sus milagros, sus comparaciones y consejos, su estancia y muerte en Jerusalén, su resurrección, su vida de resucitado, su ascensión a los cielos y la venida del Espíritu Santo.

La primitiva comunidad cristiana de Jerusalén fue creciendo en número de fieles y creyentes. Sintió la necesidad de extenderse su fe a los ámbitos griegos y judíos de la diáspora. Para esta misión, provee a sus misioneros de unos pequeños recordatorios evangélicos, escritos en griego, sin ser los actuales Evangelio, que relatan y sostienen la tradición oral básica de los dichos y hechos de Jesús Nazareno. En estos primeros tiempos, los discípulos de Jesús se llamaban, al principio, nazarenos o hermanos, pasando a llamarse cristianos, más tarde, y por primera vez en Antioquia.

Papías, obispo de Frigia, hacía el año 130, confesaba, que prefería la tradición oral al contenido de los libros. Séneca ponía la palabra viva por encima de la palabra escrita. De ahí, la importancia de la tradición oral de la primitiva comunidad cristiana de Jerusalén como fuente primaria de la fe cristiana y origen de los Evangelios. De ahí, su gran valor histórico y dogmático.


La tradición oral: orígen de los Evangelios

Los Evangelios, palabra griega que significa buena noticia, relatan por escrito los hechos y dichos de Jesús Nazareno. Tienen partes comunes y partes propias. Los escritores evangelistas tomaron las partes comunes de la tradición oral cristiana de la primera comunidad de Jerusalén, y añadieron a la parte común la parte propia. De este modo, nacen cada uno de los cuatro Evangelios.

Así, Mateo, discípulo directo de Jesús, añade a la parte común evangélica, su parte propia que es lo él vio y oyó y que no recoge la parte común. Marcos, que no es testigo directo, le añade a la parte común evangélica, lo que Pedro, testigo directo de Jesús, le relató. Lucas, que no es testigo directo, añade a la parte común, lo que vieron y oyeron los familiares de Jesús Nazareno, tales como María, madre de Jesús, y Juana, esposa de Cuza e intendente de la casa de Herodes Antipas, y lo que oyó decir a Pablo de Tarso. Juan, testigo directo, añade a la parte común evangélica, lo que vio y oyó a Jesús y que no recoge la parte común.

El Evangelio de Mateo, escrito primero en arameo entre los años 50 al 53 y dirigido a los judíos, es traducido al griego sobre el año 64. El Evangelio de Marcos, escrito en griego entre los años 55 al 62, está dirigido a la Iglesia Romana de entonces. El Evangelio de Lucas, escrito en griego en el año 63, el más completo y ordenado, está dirigido a todas las comunidades gentiles de lengua griega.

El Evangelio de Juan está escrito entre los años 96 al 104, en Éfeso, para completar los tres Evangelios anteriores y dar respuesta a los ambientes filosóficos helenistas que negaban la divinidad de Jesús Nazareno. Es el más espiritual y más divino de todos. Manifiesta que Jesús Nazareno es la revelación del Verbo e Hijo de Dios Padre, el Cristo (Mesías), camino, verdad, vida, pan de vida eterna y salvador de la humanidad para cuantos le crean, sigan y amen.

Anteriormente, Juan, discípulo predilecto de Jesús junto con Pedro y Santiago, el Mayor, ya habido escrito el Apocalipsis, entre los años 92 al 96, y un poco más tarde, sus tres cartas apostólicas.


  • Preguntas y comentarios al autor de este artículo


  • Consultorios en línea. Dudas personales, asesoría doctrinal y espiritual, vocacional, problemas familiares...

  • Foros de Catholic.net
  •  

     
     
    Publicar un comentario sobre este artículo

     Nombre

     Email (no será publicado)

     País

    Comentario



    Escriba las letras como aparecen



    * Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.
     
     
         Herramientas del Artículo:
    Arriba
    .
    Ver más artículos del tema
    .
    Preguntas o comentarios
    .
    ¿En donde estoy?
    .
    Hacer un donativo
    Envíalo a un amigo
    .
    Formato para imprimir
    .
    Descargar en PDF
    .
      Suscripción canal RSS

    Todos los servicios de Catholic.net son gratuitos. Sólo nos mantenemos gracias a los donativos que, voluntariamente, nos hacen algunos de nuestros visitantes. Necesitamos de tu ayuda para continuar anunciando el mensaje de Cristo a través de la Red. Ayúdanos, Dios te lo recompensará.
    DA CLICK AQUÍ PARA DONAR

    Inicio | Secciones | Comunidades | Servicios | Consultorios | Alianzas | Foros | Contacto
    Servicios por email Servicios por email
    Foros Temas Controvertidos de la fe y la moral
    Mapas Mapa de Tema controvertido
    Opiniones ¿Qué opinas de Catholic.net?
    Comentarios Comentarios al editor de esta sección
    Biblioteca Documentos de apoyo de Tema controvertido
    Preguntas frecuentes Preguntas Frecuentes
    Donativos Hacer un donativo
    Dios: La Santísima Trinidad
    Temas controvertidos de actualidad
    Especial Sede Vacante y Cónclave 2013
    Papa Francisco
    Muerte, juício, infierno y gloria
    Jesucristo
    La Virgen María
    Los Ángeles y los Santos
    La libertad humana y el pecado
    La Vida Cristiana
    Moral y valores
    La Iglesia católica
    Historia de la Iglesia católica
    Críticas a la Iglesia
    La Iglesia católica
    Fiestas y tradiciones de la Iglesia
    Las enseñanzas de la Iglesia
    La misión de los católicos
    La posición doctrinal de la Iglesia
    La gracia y la salvación
    Falsas profecías
    Religión, cultura y sociedad actual
    Esoterismo, supersticiones y satanismo
    Las enseñanzas de la Iglesia
     
    Lista de correo


    Suscribir
    Cancelar suscripción
    Consultores en línea
    Consulta a nuestro grupo de consultores, son más de 300 disponibles para responder todas tus dudas
    Ver todos los consultores
    Apoyan a la sección
    Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María
    Impuestoporlavida.org

    Ver todas las alianzas que apoyan a la sección

    Eventos
    III Congreso Arquidiocesano de Música Litúrgica
    El Ministerio de la Música... un Liderazgo
    Ver todos los eventos

    Encuesta
    ¿Has utilizado alguna vez nuestro servicio de consulta espiritual y doctrinal en línea?
    Sí, y siempre he recibido respuesta
    Sí, pero a veces no me han respondido
    Sí, y nunca me respondieron
    No he tenido necesidad de usarlo
    No sabía que existía ese servicio en http://es.catholic.net/consultorios/
    > Ver resultados
    > Ver todas las encuestas
    Temas Controvertidos de la fe y la moral
    ¡Participa!

    Homenajes  |   Condiciones de uso   |   Donativos   |   Privacidad   |   Transparencia   |   Publicidad   |   Contáctanos   |  RSS
    © 2014 Catholic.net Inc.
    Todos los derechos reservados
    El lugar de encuentro de los católicos en la red